- Menú -

HOME

Noticias...
Se busca...
Eventos...
Legislación...
Bibliografía...
Artículos...

> MAPA del WEB <

Su opinión...

Envíenos la noticia o el comentario que desee.

 

 

Noticias Profesionales

  

Noticias

Miércoles, 7 de diciembre de 2005


Seguridad Medio Ambiental y Protección del Entorno

Seguridad Pública y Protección Civil

El desmantelamiento de la central nuclear de Zorita costará 170 millones de euros y 10 años de trabajo

Unión Fenosa quiere mantener la catalogación de uso nuclear del terreno de la central

 

España cierra su primera central nuclear. El 30 de abril de 2006 se apaga la central de Zorita, en Guadalajara, y comienza un complejo y costoso procedimiento para desmontarla. Hasta 2009 la tarea será extraer con robots las barras de uranio gastado, radiactivas durante decenas de miles de años, y dejarlas en bidones junto a la planta. Entre 2009 y 2015 la Empresa Nacional de Residuos descontaminará y demolerá la central. Al final, y tras una inversión de 170 millones, el terreno quedará limpio. Unión Fenosa, propietaria de la central, dijo en un documento en octubre que quería mantener la calificación nuclear del suelo "para el uso futuro de instalaciones nucleares de generación". Pero matiza que no tiene planes para construir otra central.

Foot: El País

La central nuclear de Zorita, la más antigua de España, tiene los días contados. Desde que se puso en marcha, el 11 de octubre de 1968, ha producido 35.550 millones de kilovatios hora, la electricidad que gasta España en dos meses . Su diseño ha quedado anticuado y las plantas que se construyeron después en España, entre 1971 y 1988, producen ocho veces más electricidad. Su cierre, decidido en 2002 tras una polémica entre los consejeros del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), no es un problema para el sistema eléctrico (al año sólo produce un 0,5% de la electricidad que consume España). Es un reto tecnológico.

El 30 de abril de 2006 será desconectada de la red. Los ingenieros dejarán de bombardear con neutrones el uranio y la central se apagará. Quedarán 292 barras de combustibles gastado, con actividad durante decenas de miles de años, un núcleo que enfriar y que descontaminar, 60.000 kilos de chatarra y un trozo la historia de la energía nuclear en España.

Gráfico: El País
Para ampliar, por favor, pulse sobre la imagen

"Lo primero será extraer el combustible gastado de las piscinas en las que se están enfriando y almacenarlos en bidones de hormigón junto al central", explica el responsable del desmantelamiento en el CSN, José María Balmisa. Las barras de combustible contienen el uranio a partir del cual se obtiene la energía tras bombardearlo con neutrones. El almacén lo construirá Unión Fenosa y costará unos 35 millones de euros.

Una vez almacenado el combustible en bidones, ya en 2009, la empresa pública que gestiona los residuos, Enresa, tomará las llaves de la central. Lo primero será descontaminar las zonas del reactor con radiación. El subdirector de Protección Radiológica del desmantelamiento del CSN (que supervisa y aprueba las acciones de Enresa), José Luis Revilla, explica que en ese momento "entrarán los técnicos con la escoba". La radiación es como una mancha de grasa, se elimina frotando, rascando el material, sea un tubo, una pared o un suelo, y almacenando el residuo. En algunas zonas hay que usar productos químicos que absorben la radiación y que luego se pueden tratar como un residuo.

En 2015, Enresa dejará el terreno limpio, como un solar, sin un resto de la central y sin radiación. Se trata del primer desmantelamiento completo que se realiza en España. En Vandellòs I, cerrada tras un incendio en 1989, Enresa optó por cubrir el reactor con un sarcófago y esperar a que decayera la radiación. Aún sigue cubierta. La descontaminación y demolición de la central de Zorita costará unos 135 millones de euros, según Fenosa, que Enresa pagará con dinero público almacenado desde 1984 de un porcentaje de la factura de la luz.

Lo que ocurra después con el terreno es lo que más preocupa en la zona. Unión Fenosa lanzó la piedra: "La idea de Unión Fenosa Generación es que el emplazamiento de la central debe seguir siendo mantenido para el uso futuro de instalaciones nucleares de generación". Así lo anunció por escrito en la Comisión de Explotación del 3 de octubre pasado.

En una presentación posterior del director de Unión Fenosa Nuclear, David Sola, detalla su intención. Su presentación, titulada Central Nuclear José Cabrera: el final de una etapa y el inicio de una nueva, afirma: "Todos los emplazamientos nucleares en el mundo se están manteniendo como un activo valioso, dado el actual entorno energético de elevados precios de la energía, de preocupación por el calentamiento producido por los gases de efecto invernadero y de la necesidad de garantizar el suministro". Esta es la primera vez en 20 años que una eléctrica plasma por escrito, aunque sea a medio plazo, su intención de abrir una central.

Posteriormente, fuentes de Unión Fenosa han matizado que "no hay ningún plan de inversiones para construir una nuclear" e insisten en que la intención de mantener el suelo con carácter nuclear servirá para que el pueblo mantenga los ingresos que Enresa paga por almacenar residuos.

El presidente del Foro Nuclear, Eduardo González, afirma que los emplazamientos nucleares "son un activo para el país más que para la eléctrica y así hay que mantenerlos". Fuentes del sector explican que el suelo calificado nuclear es mucho más caro porque ha superado infinidad de trámites y si en algún momento alguien decide construir una central, ese terreno será de los pocos disponibles.

Aunque la intención de Unión Fenosa no reabra el debate nuclear, lo cierto es que si una eléctrica quiere abrir una central en España, no encontrará un lugar menos problemático que Almonacid de Zorita, en Guadalajara. El alcalde del pueblo, Gabriel Ruiz del Olmo, del PP, afirma que la zona perderá empleo sin la central. El pueblo tiene 800 habitantes y la central emplea a 271 personas (121 fijos y 150 pertenecen a empresas subcontratadas). El 27% de los 800 habitantes de Almonacid de Zorita trabajan en el sector industrial (en la central o en la estación hidroeléctrica de Bolarque, de la que parte el trasvase Tajo-Segura).

Aunque el desmantelamiento dará trabajo hasta 2015, en abril de 2006 abandonará la central unos 100 empleados, según el alcalde, que gobierna por una cómoda mayoría (cinco concejales contra dos del PSOE) y que es empleado de la central. Ruiz del Olmo afirma que "estaría encantado con la idea de abrir una central" que sustituya a la de Zorita

Un rompecabezas de tecnología punta
Un robot extraerá 292 barras de uranio del núcleo y las introducirá en bidones blindados

El desmantelamiento de la central nuclear de Zorita (llamada oficialmente José Cabrera en honor del ingeniero que la diseñó) tiene dos fases. La primera, que durará hasta 2009, es la extracción del combustible gastado. Actualmente, las 292 barras de combustible se encuentran en la piscina del reactor enfriándose. Son residuos de alta actividad que seguirán emitiendo radiación durante decenas de miles de años.

El diseño del desmantelamiento que la empresa pública de residuos radiactivos, Enresa, ha presentado al Ministerio de Industria prevé el uso de contenedores de la empresa estadounidense Holtec, una especie de muñeca rusa con tres contenedores, uno dentro de otro, que empezarán a fabricarse en España en abril de 2006.

El contenedor definitivo es el mayor y se encuentra fuera de la central, al aire libre. El menor de los tres (conocido como la cápsula) se introduce en la piscina. Allí, un robot lo rellena con las barras de combustible (32 en cada cápsula). Esta operación comenzará en septiembre de 2006 y durará más de un año y medio. Cuando la cápsula está llena, un robot la introduce en el contenedor de transferencia, el segundo de los tres contenedores. Un operario realiza una soldadura en la tapa y una especie de oruga lo saca al exterior de la central. Ya al aire libre, los técnicos han colocado el contenedor grande bajo tierra, con la tapa hacia arriba. Se coloca el contenedor intermedio encima y se abre la tapa. Así, en un rompecabezas de tecnología punta, la cápsula con el combustible gastado queda dentro del contenedor definitivo.

Como explica el jefe de desmantelamiento del Consejo de Seguridad Nuclear, José María Balmisa, una vez llenos y cerrados, los combustibles se situarán sobre una losa de hormigón de un metro de alto, 11 metros de ancho y 45 de largo, construida a prueba de terremotos. La losa y las vallas que la rodean se construirán entre marzo y julio de 2006.

En total, habrá 12 contenedores con combustible gastado y seis con otro tipo de residuos de la central. Estarán rodeados por una valla y al aire libre formando un almacén temporal independiente de residuos radiactivos. La central de Trillo tiene uno con otra tecnología, desde que en 2001 se saturó su piscina de combustible.

Enresa busca un único lugar para almacenar los residuos de las siete centrales españolas, aunque el Ayuntamiento de Almonacid de Zorita no quiere que allí vayan todos los residuos. El Consistorio que finalmente acoja todos los desechos radiactivos, tras un proceso de selección con las comunidades autónomas y los municipios, obtendrá 18 millones de euros al año y un centro de investigación sobre la desintegración de residuos, según el presidente de Enresa, Alejandro Pina.

Una vez construido el almacén, comenzará la descontaminación y demolición de la central. Enresa presentará el proyecto de esta segunda fase a principios de 2006 al CSN, para comenzar en 2009 el trabajo de limpieza. En 2015, el terreno volverá a Unión Fenosa.

Fuente: El País
02.12.05

Noticias relacionadas:

* Vandellós reabre el debate nuclear (13.05.05)
* El Consejo de Seguridad Nuclear expedienta a Vandellòs por el mayor incidente en 13 años (13.04.05)
*
Lituania apaga su reactor nuclear (05.01.05)
* El Congreso pide al Gobierno un único depósito para todos los residuos nucleares (30.12.04)
*
La peligrosa odisea del plutonio (02.11.04)
* Argelia amplía su programa nuclear secreto con ayuda de China (01.03.04)
*
La ONU descubre una centrifugadora que ocultó Irán para fabricar uranio de uso militar (27.02.04)
*
La mafia rusa del plutonio opera desde España (27.02.04)
*
El director del OIEA quiere un «nuevo sistema de control internacional» para frenar una amenaza nuclear «que nunca fue tan grande como hoy»  (28.01.04)
*
El desmantelamiento de la central nuclear de Zorita se adelantará en dos años y medio (31.10.03)
*
El Consejo de Seguridad Nuclear detecta nuevas grietas en tubos del reactor de Garoña (Burgos) (16.07.03)

© BELT.ES  Copyright. Belt Ibérica, S.A. Madrid - 2004. belt@belt.es