- Menú -

HOME

Noticias...
Se busca...
Eventos...
Legislación...
Bibliografía...
Artículos...

> MAPA del WEB <

Su opinión...

Envíenos la noticia o el comentario que desee.

 

 

Noticias Profesionales

  

Noticias

Miércoles, 12 de enero de 2005


Seguridad Pública y Protección Civil

La UE planea crear un cuerpo de reacción rápida ante desastres

Solana coordinará la aportación logística militar que los estados miembros pondrán a disposición de Naciones Unidas

 

La Unión Europea estudiará la creación de una capacidad civil de reacción rápida para hacer frente en el futuro a las catástrofes naturales como el maremoto que destrozó parte de las costas de los países del Océano Indico. La reunión de los ministros de Asuntos Exteriores, Sanidad y Cooperación al desarrollo no concretó sin embargo, en la sesión extraordinaria de ayer, las capacidades de esta nueva fuerza. Pero la Comisión Europea se comprometió a presentar una primera propuesta al respecto antes de finales de mes. Solana también hizo un llamamiento a los estados miembros para que coordinen los medios logísticos de transporte militar que se pondrán a disposición de la ONU.

El ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Angel Moratinos, pidió que se estudie de manera urgente y se acelere la creación de un cuerpo de voluntarios europeos para ayuda humanitaria. Este cuerpo, cuya creación está prevista en la Constitución Europea, se podría integrar en la capacidad civil de reacción rápida que baraja la Unión. Para la comisaria europea responsable de Exteriores, Benita Ferrero-Waldner, los estados miembros deberían identificar los medios que pondrán a disposición de la UE para intervenir en este tipo de catástrofes naturales.

Se trataría, según afirman las conclusiones de la reunión, de crear una «estructura de planificación, coordinación y movilización de medios» nacionales. Estos estarían integrados por médicos, bomberos, enfermeras, ingenieros...

Los ministros también se comprometieron a estudiar cómo mejorar el mecanismo de protección civil que ya existe en la Unión Europea.Este mecanismo actuó desde el primer momento en la actual crisis humanitaria del Océano Indico coordinando las aportaciones nacionales.

Una crisis que ya se ha cobrado cerca de 200.000 muertos, según explicó el ministro luxemburgués de Exteriores y presidente de turno de la Unión, Jean Asselborn. El ministro también explicó que unos cinco millones de personas no disponen en la actualidad de «techo». Por ello es importante «ayudar a la población local en las tareas de reconstrucción», insistió. Para los ministros, son las «autoridades nacionales y regionales de los países afectados las que tienen que identificar los medios» necesarios para las tareas de reconstrucción. La ONU tendrán también que jugar un papel primordial en estos esfuerzos.

Para la Unión es necesario que no se interrumpa el flujo de ayudas entre la actual fase de ayuda urgente y la entrega de aportaciones para la reconstrucción de las zonas devastadas por el maremoto. A nivel sanitario los expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) presentes en la reunión confirmaron que en la actualidad no «hay epidemias», pero que el riesgo es «alto», tal y como explicó el ministro luxemburgués de Sanidad, Mars di Bartolemeo. Por ello es necesario abastecer con alimentos, agua potable, medicamentos y vacunas a las poblaciones afectadas. La Comisión también quedó encargada de elaborar una estrategia para reforzar las medidas de prevención y de alerta precoz de tsunamis en el Océano Indico.

A nivel militar, el alto representante para la Política Exterior y de Seguridad Común, Javier Solana, pidió a los estados miembros que evalúen las posibilidades de ayuda logística y de transporte. A partir de la semana que viene está prevista una reunión en Ginebra de Naciones Unidas al respecto. Solana coordinará las aportaciones nacionales para ponerlas a disposición de la ONU. En la actualidad, EEUU es el país que mayor esfuerzo está realizando en el ámbito militar sobre el terreno, A finales de mes, las tropas estadounidenses se retirarán progresivamente y la Unión debería tomar parcialmente el relevo, explicaron fuentes diplomáticas.

A finales de mes, los ministros de Exteriores volverán a evaluar la situación con el objetivo de elaborar un plan operativo de la Unión para el medio y largo plazo.

Fuente: El Mundo
08/01/2005

© BELT.ES  Copyright. Belt Ibérica, S.A. Madrid - 2004. belt@belt.es