- Menú -

HOME

Noticias...
Se busca...
Eventos...
Legislación...
Bibliografía...
Artículos...

> MAPA del WEB <

Su opinión...

Envíenos la noticia o el comentario que desee.

 

 

Noticias Profesionales

  

Noticias

Martes, 25 de enero de 2005


Nuevas Tecnologías Aplicadas a la Seguridad

El videojuego Darwars Ambush! ayuda a entrenar a soldados de EE.UU.

Un “juego” de vida o muerte

 

El conductor del camión de abastecimiento nunca vio venir la granada que lo golpeó. Pero su escolta, un Humvee fuertemente armado, avistó a los insurgentes casi tan pronto como abrieron fuego.El artillero del Humvee apuntó su ametralladora y disparó, lo que eliminó a los malos con un click del ratón de la computadora.
 

No es Faluya sino Cambridge, Massachusetts, sede de BBN Technologies, la legendaria compañía que ayudó a desarrollar internet y el correo electrónico. Ahora BBN diseña realistas juegos computarizados de combate para salvar la vida de las tropas que patrullan las calles de Iraq.

“No es una fuente de entretenimiento”, explica Bruce Roberts, quien dirige el proyecto Darwars de la BBN. “Es un asunto serio”. Su equipo ensambló su simulador de combate en siete meses y el material ya se utiliza para entrenar a soldados estadounidenses destinados a viajar a Iraq en sitios como el Fuerte Lewis, en el estado de Washington.

Darwars toma su nombre de la Agencia de Proyectos Avanzados de Investigación de Defensa, el organismo del Pentágono que financia tecnologías diferentes que pudieran tener valor militar. Una gran parte de las investigaciones iniciales sobre internet de la BBN fueron financiadas por la agencia y la BBN es desde hace mucho tiempo una gran receptora de los dólares de Defensa.

La agencia del Pentágono invirtió 1.5 millones de dólares en el proyecto de juegos, que hasta ahora ha producido Darwars Ambush!, un juego de simulación de combate para entrenar hasta veinticuatro soldados a la vez en operaciones de caravanas militares. El equipo de la BBN que produjo Ambush! también trabaja en una versión para enseñar las habilidades que se requieren en las patrullas a pie.

La idea Darwars comenzó con Ralph Chatham, ex investigador de sonares que se incorporó a la agencia del Pentágono tres días después de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos. A Chatham lo impresionó el éxito de avanzados programas de entrenamiento militar, como el Centro Nacional de Entrenamiento del Ejército en Fort Irwin, California. Las unidades mayores del Ejército reciben el entrenamiento cada tres años.

“Quería ver si era capaz de crear un programa que nos permitiera captar esto y exportarlo”, indica. Decidió que la mejor manera era capturar la experiencia de veteranos dentro de un juego de computación que cualquier soldado pudiera jugar.

Su objetivo “era entrenar a la voz en la cabeza de cada soldado para que estuviera consciente de lo que podría ocurrir o dónde podría ocurrir una emboscada”.

En enero del año pasado Chatman recibió los fondos para el proyecto. Para marzo ya había contratado a la BBN a fin de que se encargara de supervisar el programa. Para la experiencia en juegos la BBN se puso en contacto con la Total Immersion Software Inc., una compañía de Álamo, California, que fundó Stephen Blankenship, ex oficial público y quien más adelante se convirtió en productor de Electronic Arts, compañía líder en juegos.

Stephen Blankenship fundó Total Immersion con el deseo de ofrecer su experiencia en juegos al Ejército de Estados Unidos. Califica el objetivo como “una forma de contribuir de manera pequeña a la seguridad nacional”.

Otro escenario

BBN y Total Immersion desecharon el escenario original de un juego de la Guerra Fría y crearon nuevos paisajes y ciudades con desiertos y edificios de piedra como los que hay en Iraq. Las calles son ocupadas por milicianos iraquíes que cargan rifles AK-47 y mujeres que lucen largas túnicas y velo. Además, los vehículos que aparecen en el juego son camiones del Ejército y Humvees, y las tropas estadounidenses usan camuflaje del desierto.

Roberts dice que en forma continua pueden agregarse nuevos escenarios y es posible que los soldados reciban entrenamiento para modificar el programa de sus unidades particulares, de modo que desarrollen versiones modificadas que se ajusten a sus retos específicos.

Chatham considera que el tiempo dirá si Darwars Ambush! es capaz de salvar vidas. Pero asegura que ha causado impacto en soldados que lo han jugado. “Sé de un capitán que ahora sabe que es mortal”, expresa. “Lo vi repasando una y otra vez la revisión del desempeño que tuvo durante el juego, sabedor que en la simulación lo habían matado”. Chatham agrega que tiene la esperanza de que la experiencia sirva para mantener a ese capitán y a sus soldados con vida en el campo de batalla real.

Fuente: Diario de Yucatán
15.01.05

Noticias relacionadas:

* Presentación del juego del Ministerio de Defensa "Misión de Paz" (17.12.04)
* Un simulador militar para experimentar las guerras del futuro (06.07.04)

© BELT.ES  Copyright. Belt Ibérica, S.A. Madrid - 2004. belt@belt.es