- Menú -

HOME

Noticias...
Se busca...
Eventos...
Legislación...
Bibliografía...
Artículos...

> MAPA del WEB <

Su opinión...

Envíenos la noticia o el comentario que desee.

 

 

Noticias Profesionales

  

Noticias

Viernes, 28 de enero de 2005


Seguridad Medioambiental y Protección del Entorno

Se anuncian medidas urgentes para ahorrar agua en España tras uno de los otoños más secos en 30 años

Medio Ambiente aplicará acciones incluidas en el Plan Hidrológico derogado por el Gobierno ante el bajo nivel de los embalses

 

España se seca. La ausencia de lluvias durante el otoño ha provocado que los embalses estén en sus cotas más bajas. Los niveles de agua de los pantanos están entre los peores de los últimos ocho años. Medio Ambiente asegura que todavía no se puede hablar de sequía y que hay que esperar a primavera. «De todas maneras –continúan fuentes del ministerio– si la tendencia se confirma, si no hay precipitaciones, habría que adoptar medidas de ahorro». La media de aguas embalsadas es del 56 por ciento. El reparto, como en todo, es desigual. La peor parte se la lleva el sureste, y la mejor, el norte. Narbona, que se reúne mañana con los presidentes de las cuencas hidrográficas, dice que no hay motivo para alarmarse, pero anuncia medidas urgentes.

Si en los próximos meses los pluviómetros siguen marcando cero, el Ministerio de Medio Ambiente deberá marcar las pautas de comportamiento y los consumidores tendrán que acatar una serie de medidas de ahorro de agua. El otoño ha sido seco. Tanto que se podría hablar de precipitaciones nulas en casi todo el territorio nacional. Así, ninguna cuenca ha alcanzado en los últimos meses los niveles de lluvia que se habían logrado durante los últimos diez años. Fuentes del ministerio de Cristina Narbona aseguran que «hablar de sequía ahora es demasiado precipitado y que no hay que crear alarma, pero que si la tendencia perdura, si en primavera sigue sin llover, habrá que tomar cartas en el asunto».

La Cuenca del Segura, semiseca. Los embalses están al 56 por ciento de su capacidad. Dicho así, no parece preocupante. Pero lo cierto es que el dato corresponde a la media nacional. El reparto por cuencas hidrográficas no es equitativo. La del Segura, al 15,2 por ciento de su capacidad, o la del Júcar al 34,9 por ciento, están muy, muy alejados de poder cubrir las necesidades de los consumidores. Esto, traducido al lenguaje estival, significaría restricciones en los grifos.

Gráfico: La Razón

Aunque desde el Ministerio de Medio Ambiente se pide cautela, Cristina Narbona ha anunciado ya una batería de actuaciones que se pondrían en marcha «en caso de...». Entre las medidas contempladas está la instrucción a todas las Confederaciones Hidrográficas para que preparen medidas. «El Gobierno –dijo Narbona– hará los planes de sequía de cada una de las Confederaciones, de acuerdo con la Ley del Plan Hidrológico Nacional que tendrían que haber estado elaborados ya».
La ministra también ha convocado a la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) a una reunión urgente para instar a los alcaldes a que adopten las medidas necesarias ante casos de ausencia de lluvia con repercusiones en aspectos de contaminación.
Según Narbona, la situación en estos momentos «no es preocupante», aunque en el sureste de España algunos sectores sí están sufriendo ya el impacto de la escasez de lluvias.
Aunque desde el ministerio se ha lanzado un mensaje de «tranquilos, hay agua para abastecer a todos», el dato es uno de los peores de los últimos ocho años.
El Instituto Nacional de Meteorología (INM) va más allá. Así, Eduardo González, responsable de Meteorología del INM, asegura que «las precipitaciones acumuladas en la mayor parte del territorio español durante el primer tercio de año hidrológico (del 1 de septiembre al 10 de enero) se situaron por debajo de la media registrada en los últimos 30 años». Desde luego, es preocupante. Más si se tiene en cuenta a finales de la semana, y según previsiones del INM, entrará otro anticiclón en la Península Ibérica.
«No podemos decir qué pasará a largo plazo», aseguran fuentes del INM. «Lo único que podemos afirmar –continúan– es que la sequía va a seguir esta semana prácticamente en toda España. Las únicas zonas en la que habrá precipitaciones serán el tercio norte peninsular y el archipiélago canario. En el resto, nada».
Ante un horizonte tan poco alentador hay quien ha empezado a preparse para lo peor. Una de las medidas que ya se han adoptado es la puesta en marcha de un bombeo de 300 metros de altura en las aguas del río Alberche, explica el subdirector de Recursos Hídricos del Canal. Si las precipitaciones se retrasan, las siguientes actuaciones a seguir pasan por una reducción de los caudales ambientales de los ríos, así como por la utilización de aguas subterráneas.
Teniendo en cuenta que siete de las 15 cuencas hidrográficas de España están por debajo de la mitad de su capacidad, las actuaciones de urgencia y las medidas de ahorro –restricciones– podrían extenderse a casi todas. Ahora, como dicen los regantes, sólo queda esperar. «Si la primavera de la esquina nos quiere regalar lluvias, bien. Si no, tendremos que limitarnos a abrir el grifo cuando nos digan», asegura un regante murciano.

Fuente: La Razón
19.01.04

© BELT.ES  Copyright. Belt Ibérica, S.A. Madrid - 2004. belt@belt.es