Belt Ibérica S.A. Analistas de Prevención

- Menú -

HOME

Noticias...
Se busca...
Eventos...
Legislación...
Bibliografía...
Artículos...

> MAPA del WEB <

Su opinión...

Envíenos la noticia o el comentario que desee.

 

 

Noticias Profesionales

  

Noticias

Viernes, 15 de julio de 2005


Seguridad Pública y Protección Civil

Últimos datos de la investigación: explosivos de fabricación casera empleados por la red Al Qaeda

Scotland Yard busca al 'cerebro' de los atentados, que visitó a los suicidas en Leeds

 

Los últimos datos apuntan a que los explosivos encontrados en una de las viviendas registradas en Leeds, norte de Inglaterra, como parte de la investigación sobre los atentados de Londres, podrían ser similares a los utilizados por la red Al Qaeda, según la BBC. La Policía centra sus pesquisas en tratar de localizar al cerebro de la matanza.

LOS AUTORES MATERIALES

El director de la Policía Metropolitana, Ian Blair, ha confirmado que los atentados de Londres fueron obra de 'kamikazes'. Esta constatación oficial convierte al 7-J en el primer ataque suicida llevado a cabo por terroristas en suelo europeo.

Los responsables directos de la matanza del 7-J tienen nombre y apellidos: Mohammed Sidique Khan, de 30 años, Hasib Hussain, de 18, Shehzad Tanweer, de 22, y Lindsey Germail, cuya identidad ha sido revelada por la BBC y Sky News aunque la policía no ha citado ningún nombre. Todos británicos de origen paquistaní, -excepto el último, que era de procedencia jamaicana- son los supuestos autores materiales de la masacre. Los cuatro vivían en el condado de West Yorkshire.

En unas imágenes tomadas por las cámaras de seguridad de la estación de Luton también aparece un quinto hombre cerca de los cuatro 'kamikazes' y se investiga si pertenecía a la célula suicida. Este hombre podría estar fugado en la zona de Londres.

EL SUPUESTO CEREBRO

Los investigadores sospechan que detrás de los cuatro supuestos autores materiales de la masacre del 7-J hay un 'cerebro' que continúa vivo. Dada la juventud de los autores de los ataques, de edades comprendidas entre los 19 y 30 años, la policía considera que otra persona pudo coordinarles y darles instrucciones sobre cómo tenían que colocar las bombas.

Los investigadores creen haber identificado al cerebro de la operación. Se trata de un ciudadano británico de origen paquistaní, vinculado con los seguidores de la red de Al Qaeda en Estados Unidos, y de unos treinta y tantos años, que llegó por vía marítima al Reino Unido el mes pasado y que pudo salir del país un día antes del 7-J o ser el llamado 'quinto terrorista' que aparece junto a los suicidas en la grabación de la estación de Luton, según The Times.

El presunto cerebro de los atentados visitó a los terroristas en Leeds y se teme que haya podido reclutar a un segundo equipo para llevar a cabo nuevos atentados.

La investigación apunta a que hay al menos un sexto individuo que podría estar también implicado, Magdi El-Nashar. Este químico egipcio de 33 años, que dio clases en la Universidad de Leeds, podría haber puesto a disposición de la banda el piso que tiene en el barrio de Burley. Desapareció de su domicilio algunos días antes de los atentados tras explicarles a sus vecinos que tenía problemas con el visado, sin que se conozca su paradero actual, ni su papel en las acciones terroristas.

Según informa The Times, un clérigo residente en Edmonton (al norte de Londres) sobre el que pesa la sospecha de haber instruido a terroristas implicados en atentados fuera del Reino Unido, Omar Bakri Mohamed se dio anoche a la fuga.

LOS EXPLOSIVOS

Los últimos datos apuntan a que los explosivos encontrados en una de las viviendas registradas en Leeds, norte de Inglaterra, como parte de la investigación sobre los atentados de Londres, podrían ser similares a los utilizados por la red Al Qaeda, según la BBC. Al parecer, los explosivos, hallados en un registro el pasado martes, eran de fabricación casera y serían parecidos a los utilizados en otros ataques de la organización terrorista Al Qaeda, de Osama Bin Laden.

Todo parece indicar que se trata de peróxido de acetona, según la BBC, y no explosivo militar como se pensó en un principio. Según la cadena, el tipo de material es similar al que tenía el británico Richard Reid en un zapato cuando intentó perpetrar un atentado contra un avión que hacía una ruta transatlántica en 2001.

Sobre el origen de los explosivos, será clave el análisis de lo hallado en el coche localizado en la estación de Luton y en algunas viviendas de Leeds. El ministro británico del Interior, Charles Clarke, ha desmentido las informaciones según las cuales los explosivos procedían de algún país de los Balcanes, y expertos en el tema señalan que, aunque en esa región hay un importante mercado negro de ese tipo de material, no pueden descartarse otro origen como Irak o Chechenia.

Los explosivos pueden haber llegado a territorio británico por mar dentro de un contenedor o en el armazón de algún vehículo, lo que hace siempre más difícil su detección. No se descarta de momento, sin embargo, que los terroristas utilizaran explosivos ordinarios como los que se emplean para dinamitar edificios o en las canteras.

DETENCIONES Y REGISTROS

Tras los registros de seis casas en la zona de Leeds, Scotland Yard arrestó el martes posterior a los ataques a un hombre de 29 años. Un tribunal británico ha concedido una prórroga de tres días a la Policía para poder interrogarle hasta el próximo sábado.

La Policía efectuó además el miércoles y el jueves una nueva operación antiterrorista, esta vez en varios locales residenciales de la ciudad de Aylesbury, al noroeste de Londres, sin que de momento se hayan producido detenciones ni se hayan encontrado explosivos.Los agentes siguen recogiendo pruebas en una casa de esta zona.

En la mañana del jueves, además, la Policía procedió a evacuar alrededor de 80 viviendas en el barrio de Beeston en Leeds, donde residía el terrorista suicida Shehzad Tanweer, un diplomado en deportes que hizo estallar una de las bombas en el metro londinense.

La medida ha causado mucho malestar entre los vecinos, que no podrán regresar a sus casas, al menos, en tres días.

EL VIAJE

El miércoles previo a los ataques, Khan, Hussain y Tanweer se subieron en Leeds en coches alquilados rumbo a Luton. El cuarto, Lindsey Germail, procedía del mismo condado. Al día siguiente, sobre las 7.40, los cuatro tomaron en esa ciudad el tren hacia King's Cross, cada uno cargado con 4,5 kilos de explosivos en una mochila. Las cámaras les filmaron a las 8.30 horas.

Veinte minutos más tarde estallaba la primera bomba en Aldgate, la que portaba al parecer Shehzad Tanweer. Cincuenta segundos más tarde, otro terrorista, del que no se tiene nombre, hace estallar otra bomba en la línea Piccadilly y casi simultáneamente, Mohammed Sidique Khan perpetra un tercer atentado en Edgware Road.Cerca de una hora después, el más joven de los terroristas, Hasib Hussain, a bordo de un autobús, hace estallar la última bomba en Tavistock Square.

Fuente: El Mundo
15.07.05

* Especial Atentado 11-M.
*
11-S. Operación global contra el terrorismo: El análisis de los profesionales

Noticias relacionadas:

* Especial: Terror en Londres

© BELT.ES  Copyright. Belt Ibérica, S.A. Madrid - 2004. belt@belt.es