Belt Ibérica S.A. Analistas de Prevención

- Menú -

HOME

Noticias...
Se busca...
Eventos...
Legislación...
Bibliografía...
Artículos...

> MAPA del WEB <

Su opinión...

Envíenos la noticia o el comentario que desee.

 

 

Noticias Profesionales

  

Noticias

Miércoles, 27 de julio de 2005


Seguridad Pública y Protección Civil

Preguntas y respuestas bajo las cenizas

El incendio que se cobró la vida de 11 agentes forestales en Guadalajara ha dejado tras de sí numerosas incógnitas

 

¿Estuvieron lo suficientemente coordinados el Gobierno y la Junta de Castilla-La Mancha? ¿Quién dice la verdad, el excursionista que prendió la barbacoa o el guardia de la cueva donde se originó el suceso? Estas y otras incógnitas son las otras cenizas que nos deja el fuego de Guadalajara. A la espera de una versión oficial y definitiva, aquí van algunas respuestas.
¿Tardaron en llegar los medios?

Según la Junta, desde que se alertó por primera vez del fuego (a las 14.44 horas del sábado 16) hasta que llegaron un retén, una patrulla y un autobomba pasó media hora. Minutos después acudió el primer medio helitransportado y a las 15.47 actuó un helicóptero Kamov. A las 17.09 se incorporó la maquinaria pesada. Pero el sentir de alcaldes y vecinos de los pueblos cercanos es que «no se pusieron los medios adecuados hasta que se conoció la muerte de los agentes». Ejemplos: «Les llamamos en seguida y sólo nos mandaron un bombero; una máquina vino y pasó de largo» (Lucía Enjuto, primera edil del desalojado Mazarete). «Ni el sábado ni el domingo había gente trabajando» (Javier Muñoz, regidor de Salas, uno de los sitios donde más se cebó el fuego). Hasta el alcalde socialista de Luzón, Andrés Cabada, se ha quejado de que tuvo que contratar él mismo cinco máquinas para ponerse a hacer cortafuegos.

¿El Gobierno actuó desde el primer momento?

La vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega dijo que, desde el sábado, pusieron «todos» los medios necesarios «a pleno rendimiento». La Junta lo ratifica explicando que no es necesario llegar a la alerta 2 para que el Ministerio de Medio Ambiente colabore y que, de hecho, antes de que se activara, aportó dos medios aéreos, luego otros dos y, a lo largo del domingo, hasta un número muy alto (según la Junta, más de 30 aviones y helicópteros han combatido la catástrofe).

¿Fueron suficientes los medios?

Javier Benedit, un voluntario que participó en la extinción en Anquela del Ducado (Guadalajara), indica que eran escasos y que, a poco que se hubiera apoyado a su retén, «habríamos conseguido salvar el avance del fuego hacia Selas y evitar que continuará sin control por el Parque Natural». Otros efectivos se han pronunciado en el mismo sentido.Pero esto está por determinar.

¿Por qué la Junta esperó 28 horas para pasar al nivel 2?

Porque no lo consideró «necesario» durante ese tiempo. «No significa que haya mayor eficacia porque se pase de nivel», explicó la consejera de Medio Ambiente, Rosario Arévalo. Cambiaron de alerta (implica pedir más ayuda al Gobierno) ante «la virulencia del fuego», «el temor de que se extendiera a otras comunidades» y «la posibilidad» de que hubiera desaparecidos.

¿Sabían o no que había víctimas mortales cuando lo decidieron?

Sí.Según el 112, el único superviviente, Jesús Abad, telefoneó a las 17.27 horas del domingo para comunicar el accidente y a las 17.53 volvió a llamar para decir que había encontrado los cadáveres de sus compañeros. La alerta 2 se decretó a las 19.15.

¿Tenían que haber activado antes la alerta 2?

El pasado jueves, la Junta de Castilla y León y la de Extremadura activaron en seguida el nivel 2, aunque sus incendios no habían alcanzado las dimensiones del de Guadalajara. «Pero eso no ha impedido que en Extremadura se hayan quemado ya 8.000 hectáreas y el fuego siguiera sin control», esgrimía, el viernes, un portavoz de Castilla-La Mancha. Los especialistas creen que «con más medios, sobre todo hidroaviones, el fuego se apaga antes», pero no se atreven a aventurar si así se hubieran evitado las muertes.

¿Por qué no estuvo Zapatero en Guadalajara?

Los responsables de la extinción del incendio desaconsejaron su visita hasta que no estuviera apagado. El protocolo de seguridad conlleva desplegar un helicóptero y despejar el espacio aéreo, lo que hubiera obligado a suspender los trabajos para apagar el fuego. El miércoles se barajó un encuentro con el superviviente, pero el presidente del Gobierno lo desestimó, porque el gesto podría ser interpretado como una utilización política de una imagen desgarradora. A cambio, habló con los familiares de todas las víctimas y compareció en rueda de prensa antes de partir para China. Se le ha reprochado que tardara más de 72 horas en referirse al asunto.

¿Se coordinaron bien los ejecutivos central y autonómico?

«No ha habido ninguna descoordinación», aseguró la delegada del Gobierno en Castilla-La Mancha, María del Carmen Valmorisco, y lo repitieron también miembros de la Junta. Pero han llovido las críticas en este sentido. La Ley de Montes dice que las competencias en prevención y extinción son de las comunidades y el Gobierno actúa a petición de éstas aportando medios o efectivos. Pero el problema es que, en la práctica, cada región se organiza con protocolos distintos.En el decreto ley aprobado el viernes por el Gobierno se prevé una mejora de la coordinación entre comunidades.

¿Va a dimitir alguien más?

En la Junta son una tumba. La de Arévalo es la primera dimisión en España de un alto cargo político por una catástrofe ecológica. El PP pide responsabilidades a un nivel superior.

¿Se rechazó la ayuda de Madrid?

En rueda de prensa, Arévalo reconoció que la Comunidad de Madrid les brindó ayuda, pero que no se consideró necesaria. Se expresó con inexactitud. Luego se ha sabido que el sábado por la noche Castilla-La Mancha reclamó un bulldozer a la región vecina, pero lo denegaron. Según el vicepresidente segundo de Madrid, Ignacio González, porque en ese momento había siete incendios más. Según el PSOE (que insiste en que esos fuegos estaban controlados con anterioridad), porque no se localizó a la autoridad competente para tomar tal decisión.También denuncia la actitud «hipócrita» del Gobierno regional «al lanzar la noticia de que fueron ellos los que primero brindaron la ayuda». Sigue sin quedar claro por qué se dijo esto.

¿Dónde y cuándo se originó el incendio?

Según el atestado de la Guardia Civil, sobre las 14.30 horas del sábado, «en una barbacoa de obra ubicada en un merendero preparado al efecto [no en una hoguera en el suelo] y que por posibles causas ajenas a la voluntad del campista se propagó a un campo de labor con cultivo de secano».Descarta la explicación del imputado, M. H. S., que sostiene que «a unos 60 pasos», a sus espaldas», hubo «una pequeña explosión».

¿Tiene fundamento la hipótesis de una explosión?

Salvo en el caso de que hubiera caído un rayo (algo dudoso, porque no había tormenta), lo más probable es que no hubiera tal explosión y que fuera una pavesa procedente de la barbacoa la que quemara los rastrojos.

¿Quién dice la verdad, el excursionista imputado o el guía de la cueva?

Se contradicen sobre todo en que M. H. S. sostiene que en el inicio del incendio «el viento era totalmente nulo», mientras que Emilio Moreno asegura que era «fuerte». El primero -que es de la Asociación de Amigos de la Cueva de los Casares- declaró que días antes telefoneó al guía, al que conocía, para pedirle permiso, y que éste incluso le dio unos troncos. Cuenta también que «nadie le recriminó nada, no había nadie excepto el guarda que le dijo: 'Ten cuidado no vayas a quemar la vega'».«Les dije que no era día para barbacoas y les advertí de que era un riesgo, pero no me hicieron caso» es la versión de Moreno, que nunca admitió que conocía al excursionista.

¿Cabe calificar de imprudencia la ubicación de la barbacoa?

Según el Seprona, puede incumplir varios preceptos de la normativa que regula estas instalaciones por la ubicación de la parrilla y su proximidad a árboles y cultivos de secano. WWF/Adena cree que no estaba bien situada.

¿Hay que prohibir las barbacoas?

«En verano no hay que hacer barbacoas», sentencian los ecologistas. El plan aprobado por el Gobierno ha prohibido hacer fuego en espacios abiertos hasta el 1 de noviembre.

¿Sabían los agentes el peligro que podían correr?

Varios testigos han explicado que los lugareños les dijeron que no se metieran en el barranco, que iban a tener problemas con los vehículos para dar la vuelta, pero la Junta lo niega: asegura que el superviviente ha relatado que no observaron riesgos cuando entraron. Su versión es que estaban a un kilómetro y medio de distancia cuando el viento cambió y el fuego se les acercó a gran velocidad, envolviéndoles y cortándoles la huida.

¿Llevaban las ropas adecuadas?

«Sí», asiente Angel Pinilla, presidente del Comité de Trabajadores (UGT) de Tragsa, la empresa a la que pertenecían nueve miembros del retén. Van ataviados con trajes ignífugos, botas y cascos. Pero el alcalde de Luzón, Andrés Cabada, entre otros, apunta a que los trajes, una vez lavados varias veces, se convertían en simples monos de trabajo.

¿Estaban bien formados?

El retén estaba integrado por veteranos con experiencia de ocho a 34 años y dos agentes primerizos.Recibían cursos de en torno a 30 horas de duración. «La formación siempre es mejorable», reconocen en UGT (que, junto a CCOO, ha pedido una investigación). Se comenta en varios ámbitos que, en realidad, éste era un trabajo para gente que en verano se quiere sacar un dinero extra, más orientado a prevenir que a apagar fuegos.

¿Cuáles son los daños colaterales?

Los ecologistas son rotundos: «Se ha destruido todo un ecosistema que tardará más de 100 años en restaurarse». Cifran las hectáreas devastadas entre 15.000 y 20.000 (11.000 y 13.000, dice la Junta). Se ha perdido también el principal sustento de estos pueblos madereros. Además de los consiguientes daños en la agricultura, ganadería y caza. Según la Asociación de Grupos de Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha, se ha producido una casi total cancelación de reservas en alojamientos de la zona, pese a que sólo cinco casas rurales están en dos municipios cuyo entorno resultó devastado.

¿Se ha hecho bien en declarar zona catastrófica?

Hace más de una década que no se aplica esta medida, que conlleva compensaciones económicas para los afectados. Por una parte, ayuda a volver a empezar, pero los ecologistas temen que pueda contribuir a que se descuide el campo.

¿Por qué el fuego fue tan terrible?

Porque la resina de los pinos es un combustible muy potente. Por las altas temperaturas y la baja humedad del aire. Y por la ayuda del viento, cambiante y de hasta 50 kilómetros por hora, que logró saltar cortafuegos de hasta 80 metros de ancho (lo normal son seis metros).

¿Se podía haber evitado algo así?

Es difícil decirlo. Los ecologistas creen que ha faltado prevención, concienciación, prohibición y protocolos de actuación. Los afectados, medios y capacidad de respuesta. La Junta y el Gobierno sostienen que «en todo momento se actuó de forma correcta». «El fuego es imprevisible», apunta un técnico de Tragsa.

Fuente: El Mundo
24.07.05

* Suplemento Temático: Incendios Forestales

Noticias relacionadas:

* El riesgo de actividad incendiaria afecta a 120 municipios gallegos (26.07.05)
* Navarra prohíbe el uso del fuego ante la «extrema situación meteorológica» (22.07.05) Lea la Orden
* Un millar de personas son evacuadas en Cáceres a causa de un incendio forestal (22.07.05)
* El incendio de Guadalajara queda controlado tras arrasar 12.000 hectáreas (21.07.05)
* La barbacoa donde se originó el incendio de Guadalajara podría incumplir la normativa de seguridad (21.07.05)
*
El Gobierno reforzará la coordinación entre las administraciones contra los incendios (21.07.05)
* Entrevista: Jesús Abad, único superviviente del incendio de Guadalajara y miembro del retén de Cogolludo (20.07.05)
*
El Gobierno manchego da versiones opuestas sobre si pidió ayuda antes o después de conocer las 11 muertes producidas tras el incendio de Guadalajara
* La Comunidad de Madrid prohíbe hacer barbacoas en todas las zonas forestales (20.07.05)
* Retenes, la infantería de la lucha contraincendios en el monte (20.07.05)

*
El Gobierno estudia un cambio legal urgente para prohibir hacer fuego en el monte (19.07.05)
* Mueren al menos 11 personas durante las labores de extinción del incendio de Guadalajara (18.07.05)
* Planes de guerra contra el fuego (13.07.05)
* Los incendios se apagan en invierno (30.06.05

© BELT.ES  Copyright. Belt Ibérica, S.A. Madrid - 2004. belt@belt.es