Belt Ibérica S.A. Analistas de Prevención

- Menú -

HOME

Noticias...
Se busca...
Eventos...
Legislación...
Bibliografía...
Artículos...

> MAPA del WEB <

Su opinión...

Envíenos la noticia o el comentario que desee.

 

 

Noticias Profesionales

  

Noticias

Miércoles, 1 de junio de 2005


Seguridad Pública y Protección Civil

Las notas del confidente 'Cartagena' prueban que la Policía controlaba a la cúpula del 11-M

El informador de la Unidad Central de Información Exterior era imam de la mezquita de Villaverde y avisó de las intenciones y reuniones del 'El Egipcio', 'El Tunecino' y Mustapha Maimouni dos años antes de los atentados

 

El marroquí Abdelkader el Farssaoui, más conocido en la Policía y en el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) por el alias de Cartagena, informó a sus controladores con más de un año de antelación de que un grupo de islamistas tenían la intención de hacer la yihad en territorio español y marroquí.

Cartagena también informó a la Unidad Central de Información Exterior (UCIE) de la Policía -de quien dependía y cobraba- de que el grupo de radicales estaba formado, entre otros, por Rabei Osman, El Egipcio (detenido en Italia como autor intelectual del 11-M); Serhane ben Abdelmajid Fakhet, El Tunecino (que se suicidó en el piso de Leganés con el resto del comando); Mohamed Larbi ben Sellam (que huyó a Marruecos), y Mustafá Maimouni, cuñado de El Tunecino y que en la actualidad se encuentra detenido en Marruecos por los atentados de Casablanca.

Todas las informaciones facilitadas por Cartagena durante casi año y medio -desde octubre de 2002 a febrero de 2004- a sus controladores sobre las actividades de los islamistas que atentaron el 11 de Marzo se encuentran reflejadas en unas notas informativas internas de la UCIE que van numeradas desde la uno a la 12, más una complementaria que aparece con la anotación: «Reunión 21/02/2004».

Imagen: El Mundo

Todas esas notas informativas se encuentran en poder de EL MUNDO. La primera, que está fechada el 15 de octubre de 2002, está clasificada como «reservada» e informa de que «el pasado 25 de septiembre, se mantuvo un encuentro con el ciudadano marroquí Abdelkader el Farssaoui, tras solicitarlo él mismo telefónicamente».

En esa misma nota interna también se especifican los datos personales del futuro confidente: «Su verdadera identidad es la de Abdelkader el Farssaoui, N/15-06-73, Kenitra (Marruecos), titular NIE X-02429310-G casado con la española María del Carmen C. A ». Y la actividad que realiza en ese momento: «Actualmente ejerce como imam de la mezquita de Takoua, sita en Villaverde (Madrid), es licenciado en Arabe por la Universidad de Marruecos, también tiene estudios de Islam y ha trabajado como periodista en Marruecos».

Siete días más tarde, el 22 de octubre de 2002, El Farssaoui ya aparece en las notas de la UCIE («Nota Nº: Dos») como confidente de la Policía y con el nombre en clave de Cartagena. Hay que recordar que el comisario jefe de la Unidad Central de Información Exterior (UCIE) era Mariano Rayón, que en la actualidad se encuentra destinado en la embajada española en Roma.

Cartagena, que comenzó su colaboración con la Policía cobrando 300 euros mensuales, también trabajaba para el Centro Nacional de Inteligencia y durante un tiempo facilitó información a la embajada de Marruecos en Madrid sobre todos los ciudadanos de aquel país que iban a orar a su mezquita.

En la segunda nota informativa realizada por la UCIE con los datos aportados por Cartagena ya se recoge la importancia y el liderazgo que ejercían El Egipcio, el marroquí Ben Sellam y El Tunecino dentro del grupo Al Haraka Salafiya Al Yihadia (Movimiento Salafista de la Yihad Combatiente) y los números de los teléfonos móviles que tenían los dos primeros: 653.263... y 646.095....

Con toda esa información que Cartagena facilitó a la UCIE, el comisario Mariano Rayón solicitó al juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón la intervención de los teléfonos de los dos islamistas. En octubre de 2004, con motivo de la operación Nova, el magistrado Garzón concedió a Abdelkader el Farssaoui, Cartagena, la condición de testigo protegido y recogió en ese sumario todas las informaciones que el confidente había aportado.

Cartagena también reveló a la UCIE la importancia y relaciones que tenía El Egipcio con Jamal Zougam, miembro del comando Lavapiés, y Mohamed Chaoui, que trabajaba en el locutorio Nuevo Siglo.

Nota n.º UNO

Localidad y fecha: Madrid, 15 octubre 2002.

Unidad Policial: U.C.I.E. Sec. 3ª. Grupo 1.

Asunto: Entrevista Abdelkader EL FARSSAOUI.

Origen de la información: Investigaciones propias.

Valoración: Información operativa.

Clasificación: Reservada.

Repercusión: Nacional e Internacional.

Difusión: Jefatura de Unidad.

La Policía ficha a un imam como confidente

En la primera nota informativa de la UCIE se recoge el primer encuentro con el imam Abdelkader el Farssaoui, que se ofrece a colaborar con la Policía facilitando información sobre los diferentes grupos de islamistas que están afincados en Madrid y los miembros que lo componen a cambio de protección y dinero.

En esa nota de la UCIE se recoge: «Aparte de facilitarnos cuanta información queramos sobre las actividades y asistentes de la mezquita Takouma [en Villaverde, Madrid], de la que es imam actualmente y que desde que se hizo cargo de la misma casi ha doblado el número de asistentes, lo que a su criterio cree que nos puede interesar más en la organización Al Haraka Salafiya Al Yihadia (Movimiento Salafista de la Yihad Combatiente), organización cuyos miembros en Madrid se le acercaron en la mezquita Takouma solicitándole que asistiese a sus reuniones en Madrid».

De ese grupo de radicales, Cartagena ya avisa de que son peligrosos: «Dicha organización funciona de forma clandestina, sus encuentros no tiene periodicidad, ni lugar prefijado, sino que las citas y los lugares se transmiten oralmente y sin cita previa, sin embargo suelen ser los viernes».

Y como miembros destacados de Al Haraka Salafiya Al Yihadia, señala: «Del grupo que existe en Madrid, puede facilitar los datos de sus miembros, los cuales son unos tres o cuatro marroquíes, un tunecino y un argelino, los lugares de encuentro, los temas tratados, así como los documentos o boletines sobre los que trabajen, en ocasiones se han visionado vídeos con discursos de emires conocidos y con escenas de la yihad, sin embargo éstos siempre son recogidos por ellos y en ninguna ocasión se han prestado, ya que se consideran peligrosos por su contenido en caso de tener problemas con la Policía».

El Farssaoui, incluso, llega a plantear a la Policía que piensa escalar puestos dentro de la organización con el fin de poder introducirse tanto a nivel nacional como europeo.

La UCIE también recoge en su nota el interés económico de Cartagena: «En cuanto a sus pretensiones, está la de una compensación económica por sus informaciones, actualmente sólo ingresa sus haberes como imam de Takouma, aproximadamente unos 400 euros».

La nota de la Policía, por último, recoge el compromiso de El Farssaoui para la próxima reunión: «El próximo día 16 del presente mes se compromete a facilitarnos un dossier sobre dichos extremos».Los agentes se refieren a la organización Al Haraka Salafiya Al Yihadia, donde están El Egipcio y El Tunecino, entre otros.

 

Nota n.º DOS

Localidad y fecha: Madrid, 22 octubre 2002.

'Cartagena' descubre a 'El Egipcio' y 'El Tunecino'

En esta segunda nota informativa la UCIE ya utiliza el nombre en clave de Cartagena cuando se refiere al imam Abdelkader el Farssaoui. Y, además, recoge quién es el cabeza visible de Haraka Salafiya -el marroquí Maimouni-, las actividades de El Egipcio, El Tunecino, Ben Sellam, los móviles que utilizan y la mezquita más radical de Madrid, la de Estrecho.

«En cuanto al grupo de Al Haraka Salafiya Al Yihadia, que se reúne en Madrid, el mismo está dirigido por un marroquí que se hace llamar Mustapha, persona muy cauta utiliza un móvil, en un círculo muy estrecho de personas de su confianza ».

Cartagena fue invitado por los miembros Al Haraka Salafiya a una reunión del grupo porque estaban muy impresionados con sus sermones: «La reunión empezó a las 20.30 horas, se encontraban entre los asistentes Mustapha, El Tunecino, Mohamed el marroquí [se refiere a Ben Sellam], el primo de éste que es el inquilino del piso, aun faltando el argelino, del cual ha averiguado que vive fuera de la provincia de Madrid ».

En esa reunión, según Cartagena, los presentes llegaron a la conclusión de que tenían que hacer la yihad, que era un deber como la oración y el ayuno. El encuentro de los miembros de Al Haraka Salafiya concluyó a las dos de la madrugada del día 20 «cantando los presentes canciones ensalzando la yihad».

En la calle, Cartagena siguió indagando y averiguó: «El marroquí amigo de Mustapha se llama Mohamed el Ouazzani y que su primo, el inquilino del piso donde se celebran las reuniones, se llama Abdelkrim el Ouazzani».

En esa misma nota informativa, la UCIE ya recoge la aparición en escena de El Egipcio: «Pasados unos días le llamó otra persona, la cual le dijo que le llamaba en relación a la cinta de vídeo que le había facilitado Mohamed Larbi [Ben Sellam], que se llamaba Mohamed El Egipcio y que estaba interesado en verle, citándose en la mezquita».

Tras el encuentro, Cartagena facilitó los teléfonos móviles de El Egipcio (653.263.295) y de Mohamed Larbi Ben Sellam (646.095.746).

El imam de Takoua (Villaverde), tras diversos exámenes, fue aceptado plenamente por los radicales islamistas: «El pasado domingo 20 apareció por la mezquita Mohamed Larbi, quien le entregó una cinta de audio de parte de Mohamed El Egipcio, dicha cinta contiene sermones de Abu Qutada (líder espiritual que reside en Londres), concretamente durante la última fiesta del Laid, y diciéndole que sabía que el sábado había participado en una reunión muy interesante, que lo sabía porque uno de los asistentes, concretamente Serham El Tunecino, es amigo suyo, preguntándole su opinión sobre las mismas».

Y el mismo Larbi comunicó a Cartagena el interés de Rabei Osman por su persona: «Pronto le volvería a llamar Mohamed El Egipcio, ya que le había causado una agradable impresión su preparación religiosa y su forma de entender cómo se debe plasmar la misma en la vida diaria».

Por último, el imam de Villaverde recuerda: «Le gustaría añadir que en cuanto a las mezquitas de Madrid es de interés saber que la de Abu Baker, conocida como la de Estrecho, es la utilizada generalmente por los grupos más extremistas...».

 

Nota n.º TRES

Localidad y fecha: Madrid, 13 noviembre 2002.

La 'yihad' se puede hacer en España y Marruecos

En la tercera de las notas informativas que elaboran los miembros de la Unidad de Información Exterior, que se dedican fundamentalmente a los radicales islamistas, ya se refleja que «la yihad se puede hacer en países como Marruecos y España», y se aporta mucha más información sobre El Egipcio y El Tunecino. También aparece un vehículo que será clave en toda la trama del 11-M, el Volkswagen M-0025-WP que después aparecería abandonado en Leganés [ver EL MUNDO del 12 abril de 2003].

Cartagena aporta nuevos miembros del movimiento Al Haraka Salafiya: «Un marroquí al que todos llaman Faisal, este individuo posee un negocio de rótulos en Villaverde Bajo, es la persona encargada de conseguir fondos para el grupo mediante la falsificación de documentos, actividad que hace en su establecimiento Tras Mustapha, motor y dirigente del grupo, se encuentra un marroquí, Idris que vive con otro marroquí, Rachid El Merrakchi ».

Sigue la nota: «Idris es el propietario del vehículo que usa habitualmente Mustapha, se lo presta durante toda la semana a excepción de sábados y domingos, es un coche de matrícula de Madrid M-0025 pero no sabe las dos letras, y probablemente sea un Volkswagen Golf ». Ese vehículo después pasó a ser propiedad de El Egipcio, más tarde de Driss Chebli (procesado por el 11-S) y por último apareció en Leganés, cerca de la casa donde se inmoló el comando Lavapiés.

Cartagena facilita el domicilio donde se llevan a cabo las reuniones: «Está sito en Madrid, calle Moncada número 116 piso 5º D». Y el teléfono móvil del propietario: «Mohamed el Ouzzani usa el terminal móvil con número 600.360.443».

Y va situando y proporcionando información de los miembros que después serán piezas clave en los atentados del 11-M: «En cuanto a Serham El Tunecino, miembro del grupo, sabe que es amigo del joven marroquí Mohamed Larbi Ben Sellam, persona que es utilizada por Mohamed El Egipcio para contactar con él o hacerles llegar las cintas de audio y vídeo que desea que oiga y visione para después darle su opinión».

Pero lo más trascendental del informe de Cartagena radica en la afirmación de uno de los miembros más importantes del grupo: «En cuanto a Mohamed Larbi Ben Sellam, persona de confianza de El Egipcio, comentó que no entiende por qué la mayoría tiene la obsesión de ir a países como Afganistán para hacer la yihad, ya que estas operaciones son posibles en otros países, como Marruecos y España».

El imam de Villaverde también aporta en sus informaciones un dato de gran interés sobre el grupo: «Por el carácter multinacional de sus componentes se podría encuadrar en el movimiento Takfir Wal Hijra».

Por último, Cartagena habla de un exaltado que acaba de salir de la cárcel que se llama Mohamed Boulekdjer: «Le habló de Abu Dahdah, de su actividad relacionada con la falsificación de documentos destinados a facilitar el viaje a muyahidin desde España, falsificación en la que también participaba un marroquí conocido como Said que vive en el barrio de Lavapiés».

 

Nota n.º CUATRO

Localidad y fecha: Madrid, 27 noviembre 2002.

Locutorio en Lavapiés

Esta cuarta nota de la UCIE sirve para que Cartagena avise a la Policía de la importancia de un locutorio de Lavapiés y los contactos que tiene con la mujer de Najib Chaib.

«El día 21 a las 21.30 horas Idris y cuatro jóvenes fueron a verle a la mezquita, llegaron en un Ford Orion, de color blanco, matrícula CU-9763-F y le llevaron a Villaverde, donde le estaban esperando: Mustapha, Med el Ouzzani, Sarhan (se refiere a El Tunecino) y Azeddin, argelino y hermano del conocido como Mohamed por todo el mundo, pero que en realidad se llama Nasreddin, el cual se encontraba de viaje».

El imam de Villaverde también informa de las visitas que ha tenido: «En la mezquita le han visitado dos mujeres que tienen a sus maridos en prisión, una llamada María del Carmen con d/Ronda de las Cooperativas, teléfono y su marido se llama Najib y es de Nador [se refiere a Najib Chaib, en cuya casa se encontraron unos croquis para fabricar bombas con teléfonos móviles. Ver EL MUNDO de 24 de abril de 2004] y la otra es mujer de Nidal, el de Siria».

En la nota informativa de la UCIE también se recogen los movimientos que se están produciendo en un locutorio de Lavapiés: «En relación con el establecimiento de Lavapiés denominado Jawal (significa móvil) [sic], se trata de un locutorio donde además se vende, repara y libera móviles».

 

Nota n.º CINCO

Localidad y fecha: Madrid, 04 diciembre 2002.

La boda de 'El Tunecino'

La UCIE recoge en su quinta nota el casamiento entre una hermana de Mustapha Maimouni (detenido en Marruecos por los atentados de Casablanca) y El Tunecino (líder del comando Lavapiés).

«Lo más importante para él ha sido que el miércoles día 20/11/02, cuando se encontraba en la mezquita de Estrecho, Mustapha le ha dicho que si tenía tarjeta de residencia, contestándole afirmativamente, a lo que le dijo 'vente que vas a ser testigo de la boda de mi hermana'. Esta, llamada Hanan Maimouni o Al Maimouni, se casó con Sarhan Ibn (hijo) Abdelmajib, El Tunecino. A la boda asistió Mustapha El Maimouni. La hermana estuvo acompaña de su padre por ser menor, el padre puede que se llame Lehssen o Lechcen? [sic], hubo un segundo testigo llamado Khalid Ziima o Ziaima de nacionalidad marroquí».

La Policía pide más información sobre el locutorio telefónico: «Que siga nuestras indicaciones, fundamentalmente en lo referido al establecimiento de Lavapiés, al grupo del que no tiene que perder el contacto ».

Los miembros de la UCIE ya han centrado a la familia Maimouni, que acaban de emparentar con El Tunecino: «Se adjuntan diferentes resultados obtenidos mediante gestiones realizadas con los datos facilitados por Cartagena, pudiendo averiguar que la identidad de Mustapha es la de Mustapha Maimouni. n/23-09-71 Marruecos».

 

Nota n.º SEIS

Localidad y fecha: Madrid, 10 diciembre 2002.

Un encuentro con 'El Egipcio'

Esta nota, la sexta, es una de las más flojas que facilita Cartagena.Se limita a facilitar algún dato más de El Egipcio y poco más.

Arranca la información con: «A las 10.30 se inicia la reunión en el sitio habitual con Cartagena, dándole los 300 euros correspondientes al mes».

Después continua: «El viernes en la mezquita de Estrecho se encontró con Mohamed El Egipcio, quiere que le grabe algunas cintas y que él le va a dar otras de Ayman Daouahiri (colega de Osama bin Laden) [sic]. Cuando ha terminado la oración, El Egipcio ha tomado la palabra y le ha reprochado al imam no haber terminado la oración con una frase, que debería repetir tres veces, el imam ha pedido perdón, pero El Egipcio ha mantenido el uso de la palabra, para hacerse notar».

El confidente Cartagena también solicita a la UCIE protección para su hermana: «Desde hace un año, su hermana Jamila El Farssaoui vive en Salamanca, donde se ha casado con un español, del que sólo sabe que se llama Paco, con el que tiene una hija de nacionalidad española, dice que tienen problemas ».

 

Nota n.º SIETE

Localidad y fecha: Madrid, 17 febrero 2003.

Aparecen Jamal Zougam y Mohamed Chaoui

La Policía recoge en esta nota, la séptima, la sensación de inquietud e inseguridad que hay alrededor del grupo de Mustapha y la localización de dos marroquíes, Jamal Zougam y Mohamed Chaoui, que serán piezas fundamentales en el comando Lavapiés. También se reflejan las relaciones y contactos de la abogada Yamila Pardo Candelas, que conversa con los radicales islamistas. Pardo Candelas es cuñada del dirigente socialista Joaquín Almunia.

«El grupo liderado por Mustapha se encuentra desde hace un mes aproximadamente sin actividad alguna, dejando incluso de llevar a cabo los encuentros de los viernes, a causa de la sensación de poder estar bajo el control policial a raíz de las numerosas operaciones policiales que se están efectuando en Europa, sintiéndose en estos momentos aún más obligados a adoptar medidas de autoprotección tras las últimas detenciones del pasado mes de enero en Cataluña [se refieren a la detención del comando Dixán, al que se le encontraron diferentes productos con los que presuntamente podrían fabricar bombas]».

El futuro comando Lavapiés va a la mezquita de Alonso Cano: «Ha confirmado que en los mencionados rezos del viernes también asisten a esa mezquita dos individuos marroquíes, que trabajan ambos en la tienda que tiene en Lavapiés el también marroquí Mohamed Chaoui. En ese momento se le muestran varias fotografías en las que reconoce a ambos individuos, que el pasado lunes coincidieron con él en la fiesta del cordero, que llegaron en un vehículo marca Mitshubisi, 0720 BLX. A dicho vehículo le figura como titular Jamal Zougam, NIE 0842451-F, n/05/10/1973 en Tánger (Marruecos), con antecedentes por lesiones en la ciudad de León, tiene fotografía de reseña».

Cartagena también hace labores sociales y acompaña a las mujeres de los detenidos a los despachos de los abogados: «Se desplazaron al despacho de una segunda abogada llamada Djamila [sic], dice que se convirtió al Islam, tiene el despacho por Gran Vía, por último se puso en contacto con un tercer abogado La abogada Yamila [sic] Pardo Candelas, le dijo que estará en contacto con él, ya que ella se mostró interesada para que le ayudara con el idioma árabe. El teléfono móvil de Camila es el .y tiene el despacho en ».

Cartagena también aporta las actividades de un tal Usama: «Tras su detención, Usama que tenía muchos coches con falsos documentos, le encargó a un amigo llamado Abdelfettah, que se hiciera cargo de éstos, consiguiendo sacarlos del país. Este Abdelfettah está casado con una francesa que se llama Nora».

 

Nota n.º OCHO

Localidad y fecha: Madrid, 25 febrero 2003.

Los nuevos imames

El nivel de información de Cartagena en esta octava nota es algo inferior a las anteriores. Se refiere al tráfico de coches, a los nuevos imames, a una nueva abogada que trabaja con los islamistas y algunos datos sobre el locutorio de Lavapiés.

«En relación a la persona que era el socio de Usama antes de su detención, se trata de Abdelfattah Ghartpoum, que vive en Francia y viene de vez en cuando a Madrid, se dedica probablemente a los coches».

Respecto al emisario de El Egipcio, Larbi Ben Sellam, recuerda que «le pidió 30 cintas de diferentes títulos y él se las ha dado».

También informa de cómo se llama el nuevo responsable de la mezquita de Fuenlabrada: «Se llama Abdelaziz. Tel. 626 ». Y sigue con otros imames: «El de la M-30 Cheik Mounir, tiene el móvil 616 ».

El locutorio de Lavapiés sigue siendo objetivo de Cartagena y de la UCIE: «De la tienda de Lavapiés dice que siguen las dos personas de siempre, que el movimiento de la misma es muy dificultoso, dado que la situación de la misma es en un callejón, es donde acuden a menudo tanto la mujer de Nidal, el sirio, como Najib, el de Nador, para cambiar de número de teléfono».

 

Nota n.º NUEVE

Localidad y fecha: Madrid, 09 junio 2003.

'El Tunecino', líder del grupo

La novena de las notas realizadas por la UCIE con la información facilitada por Cartagena centra muy bien la personalidad y la capacidad de liderazgo de El Tunecino. Y comienza a preparar su traslado a Andalucía.

«Dentro del grupo cree que Mustapha no es el líder, Mustapha sigue a los hermanos argelinos Nasereddine y Azeddin. El se inclina como líder por Sarham El Tunecino, casado con una hermana de Mustapha Maimouni, a cuya boda asistió como testigo. Del que dice: muy culto, tiene una licenciatura por una universidad española, cree que en Física».

También aporta información sobre otro grupo: «Los takfirieen (se refiere al movimiento Takfir Wal Hijra) odian que en Marruecos existan bares, hoteles y mujeres vestidas al estilo occidental, por eso cree que detrás del atentado de Casablanca [16 de mayo de 2003] están los jóvenes takfirieen».

Más sobre Casablanca: «Larbi Ben Sellam, el mensajero de El Egipcio, se ha ido definitivamente a Marruecos, pensó en él cuando se produjo el atentado de Casablanca, ya que recordó que Sellam solía decir que la lucha no estaba sólo en Afganistán, sino en su propio país, Marruecos, donde aseguraba que no había seguridad o había escasa».

Cartagena se ha separado de su mujer y ahora vive con otra, de la que espera un hijo. Reclama dinero y la UCIE le entrega 150 euros.

Por último, aporta una información de un juez de la Audiencia Nacional: «La abogada conversa (se refiere a Candela Pardo) le ha dicho que el abogado G. M. ha hablado con el juez Garzón y éste le ha dicho que si continúan en la cárcel es por el fiscal, que él no ve nada para que sigan en prisión».

Cartagena informa a su controlador policial de que pretende trasladarse a Salobreña (Granada) o Roquetas (Almería).

 

Nota n.º DIEZ

Localidad y fecha: Madrid, 20 junio 2003.

El confidente se traslada a Andalucía

Cartagena se traslada a Salobreña, donde ha encontrado trabajo: «En Salobreña (Granada) ha creado una asociación que agrupa a un gran número de marroquíes y algunas familias conversas españolas, concretamente cuatro médicos, uno venido de Madrid y otro que reside en Motril, procedente de Málaga».

Cartagena pide ayuda económica para irse a Almería: «Su intención es la de trasladarse a la provincia de Almería, ya que de allí es la familia de su actual compañera y sabe que en la misma hay una colonia musulmana que podría ser interesante para nuestra relación».

Y la UCIE «le hace entrega de 150 euros».

 

Nota n.º ONCE

Localidad y fecha: Madrid, 28 julio 2003.

Ben Sellam se queda en Marruecos

En esta nueva nota informativa, Cartagena aporta mucha información sobre sus antiguos contactos y otros nuevos:

«Un tal Rachid, joven marroquí que pertenece a un grupo salafista, dedicado en Tirso de Molina a la venta al por mayor de ropa falsa, recibe frecuentemente a un tal Karim, marroquí, de la misma corriente salafista, quien abastece a Rachid de ropa que trae desde Portugal, pero con él mantiene también contactos no comerciales».

Ben Sellam da señales de vida: «Mohamed Larbi Ben Sellam ha decidido quedarse en Marruecos definitivamente, ya que ha abierto un pequeño negocio. Ha estado en Madrid tres días para renovar su permiso, ya que piensa tener la residencia como un seguro, dice que ha estado vigilado en España, pero que ahora en Marruecos se siente aún más vigilado. Se ha casado en Marruecos y celebrará la boda en septiembre, a la que Cartagena ha sido invitado».

La información del imam continúa: «En la c/Madridejos, número hay una carta de identidad italiana falsa que utiliza un tal Yassin, marroquí, que vende CD religiosos en la mezquita de la M-30. Este Yassin es amigo íntimo de Abu Dahdah, quien le estaba preparando un viaje para Pakistán».

Los marroquíes se infiltran en la sociedad española: «Ha estado en el pueblo murciano de Yecla, donde existe una comunidad de miembros de Justicia y Caridad. Tienen una consigna para conseguir la nacionalidad española: comprar casas y bienes y generar hijos, muchos de ellos están casados con españolas, todo con el fin de ir dominando el pueblo de alguna manera ».

Y ahora habla de un ingeniero nuclear: «En Almuñécar ha conocido a Jaafar Midhat de nacionalidad egipcia, que según él ha trabajado 35 años en USA, de ingeniero, cuya actividad era la de inspeccionar una fábrica nuclear. En España negocia con coches que trae de Alemania».

Cartagena también apunta la existencia de otro confidente: «De Idriss, el famoso y poderoso de la mezquita de Villaverde Bajo, todo el mundo sospecha que trabaja para algún Servicio, bien marroquí o español, toda vez que viaja a menudo a Marruecos y no tiene medios para sufragar el gasto que conllevan tantos viajes, ya que no tiene un trabajo estable».

 

Nota n.º DOCE

Localidad y fecha: Madrid, 24 octubre 2003.

El imam busca trabajo en Almería

Cartagena ya está instalado en Roquetas de Mar: «Se ha introducido en la mezquita [de Roquetas de Mar, Almería], donde va a ser propuesto como imam cuando encuentre el momento propicio, ya que es necesario cesar al actual, un ciudadano mauritano, lo que no impide que sea Cartagena la persona que dirige los rezos y da los sermones».

La UCIE no consigue un trabajo para su confidente: «Todavía está sin resolver el asunto de su trabajo, ya que las perspectivas que existían de poder introducirle en la radio local, aprovechando su titulación en Periodismo, ha resultado infructuosa; actualmente se está tratando de conseguirle un puesto como asistente social en el ayuntamiento, circunstancia que le permitiría acercarse más a las personas de interés, así como la de aumentar su prestigio entre la colonia musulmana».

El imam viaja a Barcelona y tras unos contactos consigue ayuda para su labor en Roquetas: «Boutarbouch, al enterarse de que Cartagena va a vivir en Roquetas del Mar, le ha dicho que Justicia y Caridad tiene una mezquita en esa ciudad y que le facilitaría los contactos necesarios entre los hermanos».

Y se va introduciendo entre los islamistas: «Se está pendiente de que se centre dentro de la colonia residente en la provincia, así como de contactos que se están realizando para poder conocer las diferentes redes de inmigración ilegal y de falsificación de documentos que opera en la zona, sin abandonar las relaciones con personas afines o miembros de movimientos radicales islámicos».

Cartagena monta una reunión con los hermanos de Puche: «Ahmed Hazem insistía en que no hay recompensa si no tenemos preocupación de la palabra de Alá y de que la religión islámica volverá a Europa pronto y empezará por España e Italia y es una visión verdadera del líder espiritual Abdessalam Yassin».

De esas reuniones, Cartagena aporta otros comentarios: «También del valiente Nourrdine, que está dispuesto hasta de atentados, si no colabora con nosotros, lo estará haciendo con Marruecos».

Reunión 21/02/2004

Esta nota informativa, que sería la número 13, no tiene los encabezamientos propios de la Unidad Central de Información Exterior, pero sí el estilo y la forma de las anteriores. También hay que destacar que es del 21 de febrero, unos días antes del atentado del 11-M, y que en ella se hace una relación de los islamistas y ciudades andaluzas donde están actuando.

Todos los islamistas de Andalucía

Comienza con Roquetas: «Abou Jaber, dirigente del grupo de Roquetas; Said Outmani, secundario del grupo; Hamid Mardi, miembro importante en la mezquita ».

Puche: «Idriss, dirigente del grupo de Puche; Abbes, es el segundo órgano activo en Puche; Abdelaziz, licenciado en Derecho; Rachid, es el imam actual de Puche ».

Granada: «Hamid el Khoukhi, es el dirigente máximo (dirigente superior del sur de España); Anas, preguntó a Abou Jaber por el grupo de las mujeres; Abdelkebir Al Mehdaoui, fue el dirigente superior antes de su marcha a Huelva».

Cádiz: «Moukhtar, es el imam actual de Jerez en Cádiz, miembro conocido e importante de Justicia y Paz».

Después, Cartagena sigue con toda una larga relación de miembros islamistas que pueden ser objetivos de la Policía y termina con dos advertencias: «Un aspecto interesante es que recientemente le han contactado Bachir, Idriss y Bahri, miembros de la mezquita de Villaverde Alto para comunicar a Abou Jaber que quiere pertenecer al grupo salafista Adjunta el historial del marroquí que muestra especial interés en como poder acceder a la yihad (Naji)».

Fuente: Antonio Rubio
El Mundo
31.05.05

Noticias relacionadas:

* Especial Atentado 11-M.

© BELT.ES  Copyright. Belt Ibérica, S.A. Madrid - 2004. belt@belt.es