- Menú -

HOME

Noticias...
Se busca...
Eventos...
Legislación...
Bibliografía...
Artículos...

> MAPA del WEB <

Su opinión...

Envíenos la noticia o el comentario que desee.

 

 

Noticias Profesionales

  

Noticias

Viernes, 4 de marzo de 2005


Seguridad Colectiva y Defensa Nacional

Muere Peter Malkin, el espía del Mosad que cazó al nazi Eichmann

Fin de una leyenda del servicio secreto israelí. Peter Malkin detuvo al criminal de guerra en Buenos Aires en 1960

 

Foto:www.monmouth.army.milA los 77 años, Peter Malkin, el agente del Mosad que detuvo al criminal nazi Adolf Eichmann, falleció esta semana en un hospital de Nueva York.

Nacido en Polonia, cinturón negro en karate, Maljín fue el encargado de capturarlo. Desde que dejó su carrera en los servicios de inteligencia israelíes, se dedicó a la pintura.

Con su muerte desaparece una figura legendaria del espionaje israelí, protagonista de una operación espectacular que acabó con la ejecución en la horca de Eichmann uno de los ejecutores de la solución final nazi durante la segunda guerra mundial, tras un histórico juicio que tuvo lugar en Israel.

"Lo más inquietante de Eichmann es que no era un monstruo, sino un ser humano", había declarado en alguna entrevista Malkin, que vivía retirado en Nueva York como especialista en contraterrorismo desde 1977, tras 27 años de servicio en el Mosad. El 11 de mayo de 1960, cerca de las 20.30 horas, Malkin se acercó a Eichmann en la calle Garibaldi de Buenos Aires y lo capturó por la fuerza. Tras mantenerlo en cautiverio durante 10 días, Malkin, un especialista en disfraces, logró introducir a Eichmann drogado, como si fuera un ayudante de vuelo ebrio, en un avión de El Al con destino a Tel-Aviv.

Hermana muerta

"Un momentito por favor", le dijo a Eichmann, quien lo miró con desconcierto. El agente israelí le tenía tanta aprensión al criminal nazi que se había comprado unos guantes de cuero para evitar tocarlo. "Yo no iba a taparle la boca con mis manos a quien dio la orden para asesinar a mi hermana, a sus hijos, a tanta gente", confesó Maljín en una entrevita con el diario argentino 'Clarín'.

Acababa así la espectacular operación de un comando de élite del Mosad, de la que él formaba parte gracias a sus conocimientos de alemán. Contaba con una motivación especial, ya que su hermana Fruma y tres de sus sobrinos habían muerto en el Holocausto. Con su muerte, desaparece alguien que el diario israelí Maariv calificó como "una de las grandes figuras de la historia del Mosad".

Israel reconoce que el Mosad secuestró al dirigente nazi Adolf Eichman en Argentina hace 45 años

Después de 45 años desde el secuestro del criminal nazi Adolf Eichman en Argentina, Israel ha reconocido oficialmente que la operación fue llevada a cabo por iniciativa del Gobierno y por agentes de los Servicios Secretos, el Mosad, en 1960.

También ahora, después de 36 años de censura, podrá publicarse un libro escrito sobre el secuestro y el transporte de Eichman a bordo de un avión de la aerolíneas 'El Al' desde el aeropuerto de Ezeiza al de Tel Aviv, escrito por el jefe de esos agentes, Iser Harel.

Eichman, encargado del transporte de centenares de miles de judíos europeos y del norte de África a los campos nazis de trabajos forzados y de exterminio, durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), fue juzgado y condenado a morir en la horca.

Hasta la fecha, la explicación oficial sobre el secuestro era que había sido llevado a cabo por "voluntarios judíos", informa el diario 'Maariv', de Tel Aviv.

Eichman, anestesiado, llegó a Israel a bordo del avión que devolvía al país a una delegación del Gobierno que había participado en la toma de posesión del presidente Arturo Frondizi.

El secuestro y el misterio en torno de la operación dieron pábulo a numerosas novelas y libros de ensayo. Ahora se podrá conocer, mediante el libro del jefe del Mosad entonces, todos los detalles.

Nueve meses de juicio

El secuestro fue interpretado como una violación flagrante de la soberanía argentina, y éste fue, aparentemente, el motivo por el cual Israel no había asumido hasta ahora la responsabilidad. El proceso se prolongó durante nueve meses y el cadáver de Eichman, que trabajaba y residía en las afueras de Buenos Aires con un seudónimo, Clement, fue incinerado.

Las cenizas fueron dispersadas en el Mediterráneo por una nave de la Fuerza Naval en presencia de supervivientes del Holocausto y fuera de las aguas jurisdiccionales de Israel.

Harel, que contó para la operación con un informante local, se hallaba en Buenos Aires y se reunía con los encargados del secuestro en un bar de la capital argentina. Los agentes israelíes poseían un depósito de armas en el apartamento en el que se alojaban y al cual trasladaron a Eichman para identificarlo antes de su traslado.

El argumento esgrimido en defensa de Eicham, que siguió el proceso desde una cabina de vidrio a prueba de balas, fue que se limitó a "cumplir órdenes" de sus superiores durante sus servicios en el Ejército del Tercer Reich de Adolfo Hitler.

Los agentes del Mosad espiaron durante largo tiempo los pasos de Eichman desde un coche alquilado aparcado cerca de su domicilio, que iban cambiando constantemente para no levantar sospechas. Entre otros medios, para identificarlo se valieron de una tarjeta de visita y dos mitades de un billete de moneda argentina.

Fuentes: El Periódico de Catalunya
El Mundo
Belt Ibérica S.A.
03.03.05

© BELT.ES  Copyright. Belt Ibérica, S.A. Madrid - 2004. belt@belt.es