- Menú -

HOME

Noticias...
Se busca...
Eventos...
Legislación...
Bibliografía...
Artículos...

> MAPA del WEB <

Su opinión...

Envíenos la noticia o el comentario que desee.

 

 

Noticias Profesionales

  

Noticias

Martes, 22 de marzo de 2005


Seguridad Pública y Protección Civil

Los piratas vuelven al abordaje tras el 'tsunami'

Los ataques en el estrecho de Malaca y en las costas de Malasia e Indonesia se reanudan con la retirada de las tropas extranjeras

 

Los espectaculares ataques a los cargueros en el estrecho de Malaca, por donde transita la tercera parte del comercio mundial, han vuelto a reanudarse. Se aleja, pues, la esperanza de que los piratas hubiesen perdido su capacidad operativa a causa del tsunami que sacudió la zona el 26 de diciembre.

La calma que se había producido después de la catástrofe en el estrecho de 1.000 kilómetros de largo entre la isla indonesia de Sumatra y la costa occidental de Malasia indujo a algunos a pensar que los salteadores del mar habían quedado afectados e inoperativos por mucho tiempo.

«No habíamos registrado ataque alguno durante estos últimos meses y pensábamos que los piratas habían perdido sus barcos y sus armas en el tsunami», explica Noel Choong de la Oficina marítima internacional, una organización que se dedica a estudiar la piratería internacional.

Pero no era así. El lunes fue atacado un remolcador japonés en el estrecho y los piratas secuestraron a los tres miembros de la tripulación, dos japoneses y un filipino. El viernes, la policía malasia anunció la detención de los cinco tripulantes de un navío de pesca por el ataque de Malaca. Y durante el fin de semana anterior, una banda de piratas se hizo con el control de un barco indonesio, para después abandonarlo y quedarse con dos rehenes.

«Todo esto prueba que los piratas tenían más recursos de lo que pensábamos», estima Graham Gerard Ong, especialista en piratería del Instituto de Estudios del Sureste Asiático de Singapur. A su juicio, la pausa en los ataques después del maremoto se explica no por los daños sufridos por los piratas, sino por la fuerte presencia de fuerzas aeronavales extranjeras en la región para participar en la ayuda humanitaria. «Hasta ahora, lanzar ataques era muy complicado, pero los barcos militares se están retirando y, en estos momentos, hay un déficit de vigilancia en la zona», dice Noel Choong.

Durante los años 2003 y 2004, los ataques habían ido aumentado con regularidad en el estrecho y a lo largo de toda la costa de la provincia indonesia de Aceh. Paso obligado de los barcos, sobre todo de los petroleros que transitan entre Europa, el Golfo y Japón, el estrecho está rodeado de multitud de islas indonesias en las que pueden esconderse fácilmente las bandas de piratas.

Según múltiples acusaciones, algunos de ellos son rebeldes separatistas del Movimiento Aceh Libre (GAM), que lucha, desde hace 30 años, por la independencia de Aceh. La policía marítima malasia declaró el miércoles que tiene fundadas sospechas de que los rebeldes de Aceh atacaron al remolcador japonés. «Los piratas proceden de Indonesia. No se excluye que la operación haya sido efectuada por los rebeldes del GAM», dijo Mokhtar Othman, uno de los responsables de las operaciones marítimas del norte de Malasia.

Y añadió que el hecho de que los piratas estuviesen bien armados y en posesión de «varios lanzagranadas» hace sospechar del GAM.La organización independentista negó las acusaciones. «Somos combatientes por la libertad y no piratas», declaró su portavoz, Sofyan Daud. Los expertos esperan un recrudecimiento de los abordajes.«Gran parte del comercio marítimo evita la costa indonesia y opta por bordear la malasia los ataques, pero en estos momentos los piratas se aventuran cada vez más lejos», constata Noel Choong.

'No' a las patrullas internacionales

El Gobierno indonesio ha reiterado su oposición a la hipótesis de que patrullas internacionales vigilen el estrecho de Malaca, donde transita un tercio del comercio mundial y donde los piratas son particularmente activos.

«La posición de Indonesia es clara. Estimamos que la seguridad marítima en el estrecho es una cuestión que sólo atañe a los Estados del litoral, entre los que se encuentra Indonesia», afirmó el portavoz del Ministerio de Exteriores indonesio Yuri Thamrin, según recoge France Presse.

Los guardacostas japoneses se habían ofrecido a enviar una flotilla naval y medios aéreos a la región. Sin embargo, para Yakarta, las patrullas deben ser compartidas tan sólo entre los países limítrofes del estrecho de Malaca: Malasia, Singapur e Indonesia.

Por su parte, Estados Unidos ya sugirió el año pasado el establecimiento de patrullas extranjeras en la zona, antes de batirse en retirada ante la indignación de Yakarta y Kuala Lumpur.

El estrecho de Malaca es paso obligado de navíos, en especial de petroleros que transitan entre Europa, el Golfo y Japón, está rodeado de multitud de islas pertenecientes al archipiélago indonesio, entre las cuales resulta fácil esconderse para las bandas de piratas.

 

Fuente: El Mundo
20.03.05

Noticias relacionadas:

* Suplemento temático: Tsunami

© BELT.ES  Copyright. Belt Ibérica, S.A. Madrid - 2004. belt@belt.es