Belt Ibérica S.A. Analistas de Prevención

- Menú -

HOME

Noticias...
Se busca...
Eventos...
Legislación...
Bibliografía...
Artículos...

> MAPA del WEB <

Su opinión...

Envíenos la noticia o el comentario que desee.

 

 

Noticias Profesionales

  

Noticias

Viernes, 21 de octubre de 2005


Seguridad Pública y Protección Civil

112: un teléfono para todas las urgencias

El despliegue de los Mossos en BCN y la continuidad de 2.000 policías nacionales obligan a unificar el servicio del 112. Los agentes autonómicos patrullarán la ciudad y sus colegas investigarán el terrorismo

 

El despliegue definitivo de los Mossos d'Esquadra en Barcelona, el 1 de noviembre, ha despertado gran expectación, pero también ha planteado problemas de coordinación con los otros tres cuerpos policiales con presencia en la ciudad: Cuerpo Nacional de Policía, Guardia Civil y Guardia Urbana.

Para coordinar las llamadas de urgencias --policiales y de cualquier otro tipo-- de la población, la Conselleria d'Interior piensa potenciar el número 112, que hoy es un teléfono muy poco usado.

Un teléfono para cuatro cuerpos policiales

Por el momento, convivirán los teléfonos de urgencias de los distintos cuerpos: 091 (Policía Nacional o CNP), 088 (Mossos), 062 (Guardia Civil) y 092 (policía local). Para evitar confusiones y demoras, las fuentes de Interior y de la Delegación del Gobierno recomiendan memorizar y utilizar el 112. Este número funciona ya con notable éxito en la Unión Europea y en varias ciudades españolas.

El Cuerpo Nacional de Policía mantendrá su servicio de la sala del 091, pese a que las atribuciones en materia de seguridad ciudadana pasarán en exclusiva a manos de los Mossos, que tendrá 2.614 agentes en Barcelona. Sin embargo, responsables policiales aseguran que cuando reciban una llamada que no les corresponda la derivarán sin demora hacia la policía autonómica. "Nadie tendrá que marcar dos veces ni se retrasarán las peticiones de auxilio", afirmó un mando policial.

La policía mantiene ese número porque considera que está muy arraigado entre la población, que a veces lo utiliza para las denuncias y consultas más variopintas. Según fuentes de la Delegación del Gobierno, la razón de peso es que el CNP mantendrá "importantes competencias" en Catalunya, tras el despliegue de los Mossos.
Fuentes de Interior y de la representación del Gobierno expresaron la necesidad de potenciar el 112. El servicio canaliza también las emergencias médicas y de bomberos.

El cuerpo estatal dejará unos 1.600 agentes

La policía cuenta en la actualidad con unos 2.000 inspectores y policías uniformados con base en Barcelona, pero que trabajarán en el ámbito de toda Catalunya. Según las previsiones de la Jefatura Superior de Policía de Via Laietana, la cifra se reducirá a 1.600 agentes en los meses siguientes al despliegue de los Mossos d'Esquadra.

Esos agentes policiales continuarán investigando aquellos delitos que afecten a varias comunidades autónomas. También se encargarán de perseguir a las redes organizadas de ámbito internacional y al terrorismo autóctono y el importado, con especial atención a la red Al Qaeda. En este sentido, cabe destacar que la Policía Nacional se reserva los contactos formales con las otras policías del mundo, a través de Interpol y Europol.

Además de los grupos de investigación, el CNP mantendrá el control de la documentación (DNI y pasaportes), así como los trámites de extranjería. En varias ocasiones, la Generalitat ha reclamado competencias en cuestiones de inmigración. No sólo para controlar los flujos de extranjeros, sino también para dar un tratamiento más global a la problemática.

De todo ese volumen de trabajo depende la velocidad y el alcance del repliegue de la Policía Nacional. Los portavoces policiales destacan que aún tienen competencias en materia de seguridad ciudadana en las comarcas de Tarragona y en algunas del sur de Barcelona.

La Guardia Civil se reserva las fronteras

La Guardia Civil vive una situación muy similar a la de la policía. Fuentes de este cuerpo mantienen unos 2.500 agentes en las comarcas de Barcelona y 4.800 en el conjunto de Catalunya.

El motivo de esta presencia es también la conservación de algunas competencias. Al igual que el CNP, la Guardia Civil actúa en delitos que trascienden el ámbito catalán y tiene grupos especializados en la lucha antiterrorista.

Este aspecto de la actividad policial está siendo también reclamado por los Mossos, que consideran que toda policía integral debe contar con atribuciones para combatir el terrorismo. De hecho, la policía autonómica ya efectuó el pasado año su primer servicio de este tipo contra un grupo de paquistanís integrados en la red de Al Qaeda.

La Guardia Civil también se reserva el control de las armas a organismos y particulares, así como de los explosivos. Tras el uso en el 11-M de material robado en unas minas de Asturias, la Guardia Civil ha incrementado los controles en toda España. En Catalunya, las inspecciones en canteras y obras públicas son muy exhaustivos. Éste cuerpo tiene también el control marítimo y de fronteras, y algunas competencias medioambientales.

El despliegue finalizará en el 2008 en Tarragona

Los 2.614 mossos, al mando de los intendentes Joan Miquel Capell y Antoni Blanco, protagonizarán en Barcelona la prueba definitiva de la policía autonómica, que comenzó a patrullar en 1994 en la comarca de Osona. Una avanzadilla de 600 mossos, que participaron en el Fòrum y zonas turísticas, allanaron el camino.

El próximo año llegarán al Vallès Occidental y el Baix Llobregat, y un año después al Baix Llobregat, Alt Penedès y Garraf.

El crecimiento imparable y poco traumático de los Mossos d'Esquadra ha acuñado el término de modelo policial catalán. Poco a poco, sigilosamente, los planes de sustitución de mossos por policías nacionales se han ejecutando, adelantando incluso las fechas previstas.

En Santa Coloma y L'Hospitalet, con su llegada en octubre del 2004, los índices de delincuencia quedaron reducidos a un tirón y tres robos diarios, y poco más. Su éxito se basa en una mayor presencia en las calles y en una estrategia de mayor prevención en los puntos conflictivos. El Cuerpo Nacional de Policía, ya en franca retirada, llevaba más de cinco años sin apenas cubrir sus vacantes.

En el 2008, el despliegue concluirá en Tarragona. Entonces, 15.300 bobies catalanes patrullarán por toda Catalunya.

Fuente: El Periódico de Catalunya
18.10.05

Noticias relacionadas:

* Los Mossos d´Escuadra colaborarán con la Policía Nacional en materia antiterrorista (22.09.05)
* El 112 de Castilla y León podrá localizar todas las llamadas efectuadas desde teléfonos móviles (27.06.05)
*
El sistema de emergencias 112 de Andalucía atenderá llamadas en árabe para la Operación Paso del Estrecho (20.06.05)
* Los servicios de emergencias municipales de Madrid contarán con un sistema seguro de comunicaciones (13.06.05)
* Dos participantes españolas del Dakar, rescatadas a través del 112 (07.01.05)
* Europa adopta el modelo Madrid 112 para impulsar la coordinación de emergencias (21.10.04)

* Policías de diseño en Cataluña (23.06.04)

© BELT.ES  Copyright. Belt Ibérica, S.A. Madrid - 2004. belt@belt.es