Belt Ibérica S.A. Analistas de Prevención

- Menú -

HOME

Noticias...
Se busca...
Eventos...
Legislación...
Bibliografía...
Artículos...

> MAPA del WEB <

Su opinión...

Envíenos la noticia o el comentario que desee.

 

 

Noticias Profesionales

  

Noticias

Viernes, 16 de septiembre de 2005


Seguridad Pública y Protección Civil

El Ayuntamiento de Madrid rebaja las pruebas físicas de bomberos para que haya mujeres

Las próximas oposiciones serán en el último trimestre de este año

 

El Ayuntamiento de Madrid está decidido a que haya mujeres entre los 1.500 bomberos municipales, pues hasta ahora ninguna ha superado las oposiciones. Por eso, la Concejalía de Seguridad y Servicios a la Comunidad ha rebajado las exigencias en las pruebas físicas de acceso para la próxima convocatoria de oposiciones, que se celebrará en el último trimestre del año. "Esperamos que entren mujeres en forma", afirmó ayer el director general de Emergencias, Alfonso del Álamo.

La reducción de los mínimos exigidos hasta ahora en las pruebas físicas de acceso al cuerpo de bomberos es una medida transitoria para posibilitar la entrada de las mujeres, según Del Álamo. Porque la intención final del Área de Emergencias es remodelar completamente el sistema de acceso al cuerpo, aunque este nuevo sistema todavía tardará en ponerse en marcha.

En la actualidad, los exámenes combinan pruebas físicas con otras teóricas. La intención de Del Álamo es que, en un futuro, el opositor a bombero se enfrente a un circuito con pruebas orientadas a las exigencias de destreza o habilidad que conlleva el día a día. "Será una especie de gincana", explicó, donde se mida la capacidad de resistencia y las aptitudes para desempeñar las actividades en las que consiste el trabajo de bombero. Algo que no miden tan bien las "pruebas estáticas" vigentes en la actualidad, según recalcó.

Para poner en marcha este sistema se ha comenzado ya a hacer un análisis en profundidad, que requiere elaborar previamente varios cuestionarios. "Ya tenemos la gincana definida, aunque hace falta empezar a testarla, y lo haremos de una forma real, midiendo con aparatos las frecuencias cardiacas [de los opositores]", continuó.

Mientras tanto, el Área de Emergencias ha optado por una medida de transición: reducir las exigencias en las pruebas físicas. De las ocho pruebas que se evalúan, han sido modificadas seis. Sólo las dominadas sobre escala (ejercicios pectorales) se mantienen en 15 repeticiones, y el salto en vertical permanece en un mínimo de 60 centímetros de distancia entre el techo y la mano extendida tras el salto, con tres intentos. "Son pruebas en las que la mayoría de las personas hacen mejores marcas que las que fijamos", precisó el director de Emergencias.

Los mayores cambios se producen en la prueba de trepar una cuerda, que suele ser donde más fallan las mujeres, y en la denominada press de banca. Del tiempo mínimo exigido en la primera (10,5 segundos) se pasa a 13 segundos. En la segunda, que consiste en el levantamiento de 45 kilos de peso a la altura del pecho y tumbados de espaldas, el mínimo para ser apto queda fijado en 20 elevaciones en 30 segundos, cuando antes eran necesarias 25 subidas.

También varía la prueba de banco sueco -saltos con los pies juntos a ambos lados de un banco-, de 55 en 30 segundos a 50 en el mismo tiempo. Además, la carrera de 1.000 metros queda reducida en 10 segundos (antes se exigía un tiempo de 2,55 minutos), y la de 100 metros queda fijada en 15 segundos (frente a los 12,5 anteriores).

Por último, la prueba de 100 metros en natación queda fijada en un tiempo de 1,45 minutos: sube en 15 segundos.

"Además, los sindicatos nos han pedido que fijemos una nota máxima para los que rebasen las marcas exigidas", explica Del Álamo. Eso elimina la fórmula anterior: las oposiciones se adjudicaban en función de la marca más alta obtenida en las pruebas entre todos los participantes, sumando todas las pruebas. A partir de ahora, quien supere el mínimo obtendrá un 10, que le servirá para la puntuación final. Así, quien haga los 100 metros en menos de 15 segundos obtiene la máxima puntuación, haga 13 segundos o menos.

Seis en la Comunidad de Madrid
No hay mujeres entre los bomberos municipales de la capital, pero sí las hay en el cuerpo de la Comunidad de Madrid: exactamente seis (dos de ellas, oficiales), entre una plantilla de 1.300 miembros. De las bomberas regionales, dos están actualmente de baja por maternidad, según explicó ayer un portavoz regional. Éste agregó que ninguna mujer consiguió superar la última convocatoria, de 66 plazas.

Las bomberas de la Comunidad ejercen su labor en los parques de Las Rozas, San Martín de Valdeiglesias, Collado-Villalba y Parla. Paradójicamente, la primera mujer que accedió a un cuerpo de bomberos de toda España lo hizo en el servicio de extinción de la capital. Fue Esperanza Vicente, aparejadora y oficial de la Policía Municipal, que se convirtió en bombera del Ayuntamiento de Madrid en enero de 1985. Murió tras una enfermedad.

Fuente: El País
08.09.05

* Experto: Aportación de la mujer a la seguridad, por José Luis Gómez (31.05.05)

Noticias relacionadas:

* Policías más bajitas (13.09.05)
* Las mujeres marcan el paso (22.08.05)
* Primera mujer al mando de un buque de guerra (16.05.05
* Mujer y Ejército, una relación sin complejos (10.03.05)
* El servicio secreto de Israel: Las mujeres del Mosad (19.02.05)

© BELT.ES  Copyright. Belt Ibérica, S.A. Madrid - 2004. belt@belt.es