Ver Suplemento Temático...


Seguridad Colectiva y Defensa Nacional.

 

Revista de Prensa: Noticias

Martes, 4 de septiembre de 2012

Morenés aborda con su homólogo francés una intervención militar en Malí

Ambos se han mostrado favorables a medidas que acaben con el control del norte del país por parte de grupos islamistas ligados a Al Qaeda

 

El ministro de Defensa, Pedro Morenés, tiene previsto reunirse hoy con su homólogo francés, Jean-Yves Le Drian, en un pueblo de la sierra de Gredos, aprovechando que el segundo pasa unos días de vacaciones en España. La intervención militar internacional en Malí, el conflicto de Siria y la retirada de las tropas de la OTAN de Afganistán estarán sobre la mesa del encuentro de los dos ministros, que tendrá carácter privado.

Tanto Morenés como Le Drian se han mostrado favorables a una intervención militar que acabe con el control del norte de Malí por parte de grupos islamistas ligados a Al Qaeda, y que el ministro francés ha calificado de “inevitable”. Morenés, por su parte, ya la debatió el 30 de julio en Berlín con su homólogo alemán, Thomas de Maiziere. Todos creen, sin embargo, que el protagonismo debe correr a cargo de tropas africanas, y que los socios de la UE y EE UU presten “apoyo logístico”.

La Comunidad Económica de Estados del África Occidental (CEDEAO), que agrupa a 15 Estados, concluyó ayer en Bamako (Malí) una conferencia para perfilar el despliegue de una fuerza de 3.300 militares que ayudaría al Ejército maliense a recuperar el control del norte del país. La CEDEAO quiere que la intervención militar tenga el aval del Consejo de Seguridad de la ONU.

Amenaza para España

El Consejo de Seguridad espera contar con una petición formal de las autoridades de Malí, lo que requiere que previamente se consolide la inestable situación interna del país. El pasado domingo, el presidente interino del país, Dioncounda Traoré, renovó su confianza en el primer ministro Cheick Modibo Diarra y le encargó la formación de un Gobierno de unidad nacional. El verdadero poder del país sigue, no obstante, en manos de los militares que el pasado 22 de marzo derrocaron al presidente Amani Toumani Toure.

La inestabilidad en Malí es una de las mayores amenazas para la seguridad de España. Es allí donde estuvieron secuestrados nueve meses los cooperantes Ainhoa Fernández y Enric Gonyalons, en manos de una escisión de la rama magrebí de Al Qaeda. Un coronel de la Guardia Civil, Francisco Espinosa Navas, es el jefe de la primera misión de la UE en la región, con base en Níger y formada por 50 agentes, con el objetivo de adiestrar a las fuerzas de seguridad en la lucha contra el crimen y el terrorismo.

Fuente: El País
13/08/12

Especial: 11-S. Operación global contra el terrorismo: El análisis de los profesionales

Esta noticia ha sido vista por 521 personas.