Ver Suplemento Temático...


Seguridad Pública y Protección Civil.

 

Revista de Prensa: Noticias

Miércoles, 19 de julio de 2006

La falta de medios impidió alertar a los habitantes de Java sobre la llegada del 'tsunami'

Ninguna de las dos boyas de detección instaladas en la costa se encontraba en el mar

 

Un nuevo balance del Ministerio de Asuntos Sociales cifra las víctimas mortales en al menos 396.

Foto: BBCLa falta de fondos impidió la creación de un sistema de megafonía capaz de alertar sobre el riesgo de 'tsunami', según afirmó Edi Prihantoro, un funcionario del Ministerio indonesio de Investigación y Tecnología, un día después de que el maremoto matara a más de 500 personas en la isla de Java.

Ninguna sirena advirtió a los habitantes de Pangandaran -la zona más golpeada por el 'tsunami' del lunes- tras el seísmo de 7,7 grados de magnitud en la escala de Richter cuyo epicentro sacudió el Océano Índico a unos 48,6 kilómetros de profundidad a unos 180 km de las costas indonesias.

Según Prihantoro, a pesar de los esfuerzos regionales para establecer sistemas de advertencia rápida después del maremoto que en 2004 mató a 230.000 personas en el sureste asiático, ninguna de las dos boyas de detección instaladas en la costa occidental de Sumatra se encontraba en el mar en el momento del 'tsunami'.

Sin embargo, muchos residentes y turistas reconocieron las señales y huyeron a lugares mas altos mientras el mar retrocedía antes de que volviera con olas enormes. "Cuando las olas llegaron, escuché gente gritando y luego oí algo como un avión que estaba por estrellarse cerca y sólo corrí", cuenta un trabajador de una plantación que estaba en Pangandaran.

"Necesitaríamos al menos 22 boyas para cubrir toda Indonesia", declaró el mencionado funcionario ministerial, añadiendo que las dos proporcionadas por Alemania se encuentran actualmente dañadas. Prihantoro aseguró que su país no puede hacer frente a eventuales amenazas en el futuro sin la ayuda internacional, que ha ido disminuyendo considerablemente tras los primeros días de la tragedia de 2004, que causó la muerte de más de 226.000 personas.

525 muertos

Foto: BBCPese al pesimismo de Yakarta, la ONU afirmó que el sistema de alerta temprana instalado en la isla de Sumatra para avisar de cualquier riesgo de maremoto a la población no falló el lunes.

Una portavoz de la Oficina de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA), Elisabeth Byrs, explicó que los habitantes fueron avisados "a tiempo", al igual que los habitantes de Australia, de la posible llegada de una ola gigante. Además, explicó que la población indonesia está ahora más concienciada y preparada ante el peligro que supone la llegada de esos fenómenos naturales.

Según un nuevo balance anunciado por el Gobierno, al menos 525 personas han muerto a causa del 'tsunami'. Los equipos de rescate buscando cadáveres atrapados entre los escombros de las poblaciones afectadas por el maremoto.

Familiares desconsolados de las víctimas y voluntarios se han unido a las tareas de rastreo en la playa de Pangandaran con la esperanza de encontrar a los más de 200 desaparecidos, aunque todos asumen que la cifra de muertos aumentará en las próximas horas. Mientras, en distritos como Tasikmalaya, donde se han registrado 51 muertos, los equipos de rescate anunciaron el fin de las operaciones de búsqueda para dar prioridad a la ayuda a los cerca de 50.000 de desplazados.

La mayoría de los equipos enviados por las organizaciones internacionales han sido movilizados desde la cercana ciudad de Yogyakarta, donde sigue su curso la operación humanitaria tras el terremoto que arrasó la región hace menos de dos meses y causó la muerte de más de 5.000 personas.

La Oficina de Cooperación de Ayuda Humanitaria de Naciones Unidas (OCHA) señaló que Indonesia podría hacer frente en solitario a la catástrofe en una reunión celebrada anoche en la capital indonesia. Sin embargo, OCHA dejó abierta la puerta a una intervención internacional si el Gobierno de Yakarta emite una petición en ese sentido.

No se tiene constancia de que haya españoles entre las víctimas
El maremoto que el pasado lunes golpeó la costa sureste de Indonesia segó la vida de al menos 396 personas, según el último balance facilitado por el Ministerio de Sanidad. El maremoto destruyó cerca del 40% de los edificios de la zona turística costera de Pangandaran, en el oeste de Java, según han relevado las imágenes aéreas, ha informado la agencia de noticias indonesia Antara. La mayoría de los edificios destruidos se encontraban en la línea costera. Algunas barcas de pesca han aparecido hasta 200 metros de distancia de la playa, algunas de ellas en los tejados de las casas.

El epicentro del seísmo que causó la tragedia se situó en el Océano Indico, frente a Cilacap y Pangandaran, a unos 48,6 kilómetros de profundidad y tuvo lugar el lunes a las 15.19 hora local (10.19, hora peninsular española). Desde entonces se han registrado más de una veintena de réplicas, en las aguas indonesias, con magnitudes que oscilan entre los cuatro y los 6,3 grados en la escala de Richter.

El tsunami, de dos metros de altura, fue consecuencia del terremoto de 7,7 grados en la escala de Richter que se produjo en medio del mar, frente a las costas de Java. La zona se libró del tsunami que en diciembre de 2004 devastó buena parte del sur de Asia, y muchos habitantes de Java reconocieron que ni siquiera habían sentido el terremoto del lunes. El Ministerio de Asuntos Exteriores español no tiene constancia de que haya españoles entre las víctimas del maremoto, han informado fuentes diplomáticas. Las mismas fuentes han precisado que la Embajada de España en Yakarta no tiene noticias de españoles que se hayan visto afectados por el siniestro.

Fuentes: www.elmundo.es
www.elpais.es
www.belt.es
19.07.06

Especial: Tsunami

Esta noticia ha sido vista por 1848 personas.