Ver Suplemento Temático...


Seguridad Pública y Protección Civil.

 

Revista de Prensa: Noticias

Viernes, 21 de julio de 2006

Indonesia sólo tiene un sistema de alerta de maremotos en el norte

Los medios de vigilancia consisten en dos boyas y tres líneas telefónicas

 

Foto: http://mandatemedia.typepad.comLa lista de muertos y heridos sigue subiendo en la zona de Pangandaran, en la isla indonesia de Java, tras el maremoto del pasado lunes. También aumentan las críticas al Gobierno por la falta de previsión para evitar la catástrofe, pese a las medidas anunciadas tras las olas gigantes que devastaron el país en 2004. El sistema de alertas de la Agencia de Sismología de Yakarta se sustenta en tres líneas de teléfono, sin radio de emergencia.

Tras el devastador maremoto de diciembre de 2004 en el que 226.400 personas perdieron la vida en distintos países a orillas del océano Índico, las autoridades indonesias anunciaron la instalación de un sistema de alerta para avisar a los habitantes de la costa de la llegada de olas gigantes. El lunes se comprobó que el sistema de avisos no era operativo. Al menos 520 personas han muerto, mientras que 275 continúan desaparecidas.

Las autoridades indonesias alegan que el aviso recibido el lunes procedente del Centro de Alerta de Maremotos del Pacífico, situado en Hawai, llegó 14 minutos después de que la primera ola, trasladándose a 900 kilómetros por hora, llegara a la costa suroeste de Java.

Los esfuerzos para construir un sistema único regional de alerta temprana de maremotos en el océano Índico, coordinado por la ONU, están empantanados. Una de las razones además del dinero, es la disputa entre Gobiernos sobre qué país debería albergar el centro de operaciones. Indonesia, Malaisia o Tailandia habían instalado sistemas provisionales, pero tan rudimentarios, además de sin comunicación entre ellos, que los expertos consideraban que sirven de poco.

En noviembre de 2005, Indonesia activó la primera fase de un sistema de detección temprana de maremotos en la costa de Sumatra (norte), lejos de la zona afectada al sur de Java. Científicos indonesios y alemanes instalaron dos boyas de procedencia alemana, y colocaron un sensor de presión en el fondo marino. Las boyas, que el lunes estaban siendo reparadas, transmiten la información sobre movimientos sísmicos bajo el agua. Representan la fase inicial de un plan que está previsto que concluya en 2009, para preparar la vulnerable costa del país.

El sistema de alertas de la Agencia de Sismología de Yakarta se sustenta con tres líneas de teléfono, que se suelen sobrecargar a la mínima alerta y un teléfono móvil. No hay radio de emergencia. "Un sistema de alerta es una infraestructura compleja y muy cara", afirma Émile Okal, especialista francés en olas gigantes. A diferencia de las réplicas de los terremotos, los maremotos tienden a ser mucho menores y localizados, por lo que se necesitan instrumentos de alta sensibilidad para detectarlos. La mejor manera de detectar el peligro es cuando el mar comienza a retraerse a gran velocidad: es una señal de que una ola gigantesca está a punto de formarse.

Fuente: www.elpais.es
20.07.06

Especial: Tsunami

Esta noticia ha sido vista por 1932 personas.