Ver Suplemento Temático...

Seguridad Corporativa y Protección del Patrimonio.
 

Revista de Prensa: Noticias

Jueves, 17 de agosto de 2006

¿Son excesivas las medidas de seguridad en aeropuertos?

Ya no se puede llevar a un avión bebidas, ni pasta de diente, ni maquillaje

 

 Tampoco aparatos electrónicos ni nada afilado. Esas son las intensas medidas de seguridad impuestas tras el descubrimiento de un complot para hacer estallar aeronaves en pleno vuelo desde Gran Bretaña a Estados Unidos.

Pero muchos se preguntan si las medidas no son excesivas, y las quejas vienen principalmente de los pasajeros sometidos a angustiosas esperas, largas demoras e incómodas revisiones de seguridad.

"Es demasiado inconveniente", protestó Gweneth Godowin, una joven que viajaba el jueves desde Antigua a su lugar de origen, la isla caribeña de Dominica.

"Creo que las aerolíneas van a perder un montón de dinero y quedarán en la bancarrota si esto sigue así", añadió.

Muchos expertos en antiterrorismo dudan que las medidas - impuestas debido a indicios de que los terroristas pensaban usar como detonantes sustancias químicas y aparatos eléctricos - se vuelvan permanentes.

Pero aún así las restricciones suscitan importantes preguntas: ¿Cómo determinar si son excesivas las medidas? ¿Cómo hacer para evitar ataques terroristas y al mismo tiempo permitir que la gente pueda viajar o trasladarse de un lugar a otro?

Para los usuarios comunes la pregunta es, ¿cuánto están dispuestos a soportar? Ya no se puede, por ejemplo, llevar en un avión computadoras portátiles, teléfonos celulares, Blackberrys, iPods, gelatina para el cabello, pasta de diente, agua potable, entre otros artículos.

"Hay un intenso deseo por volver a la normalidad", admitió Christopher Langton, un experto en asuntos de terrorismo en el Instituto de Estudios Estratégicos Internacionales en Londres.

Langton dijo que urge la invención de métodos sofisticados de vigilancia y de detección de explosivos "para que podamos viajar libremente de nuevo".

El desafío que encaran los aeropuertos del mundo quedó al descubierto el viernes, cuando el aeropuerto de Viena divulgó un estudio según el cual más de 1,7 millones de personas usaron sus instalaciones sólo el mes pasado - ni hablar de los millones más que pasan por el Heathrow de Londres o el JFK de Nueva York.

Los aeropuertos del mundo seguirán dependiendo principalmente de información sobre amenazas específicas contra algún vuelo particular, dijo Eva Axne, experta en temas de terrorismo de la Agencia de Aviación de Suecia. Eso permite intensificar las medidas de seguridad para esos vuelos, añadió.

Las medidas de seguridad en el transporte aéreo se han endurecido desde los años 1970, cuando cundían los secuestros de aviones. Primero se instalaron detectores de metal y aparatos de inspección de equipaje.

Tras los ataques del 11 de septiembre del 2001, se prohibió entrar en aviones con navajas o cualquier objeto afilado, se colocó compuertas blindadas en las cabinas y se despachó a agentes encubiertos y armados en algunos vuelos. Luego de que un terrorista intentó detonar una bomba oculta en su zapato en un avión, se le exigió a los pasajeros quitarse el calzado para inspeccionarlo.

"Son medidas sumamente estrictas, y eso puede ser un inconveniente para algunos pasajeros, pero la mayoría cooperan porque entienden la necesidad de ello", dijo Masashi Date, funcionario del departamento de tráfico aéreo del Ministerio de Transporte de Japón.

Fuente: www.elnuevoherald.com
11.08.06

 Especial: 11-S. Operación global contra el terrorismo: El análisis de los profesionales

 Especial: Terror en Londres el 7-J 

Suplemento Temático: Seguridad en el Transporte

Esta noticia ha sido vista por 1906 personas.