Ver Suplemento Temático...

Seguridad Corporativa y Protección del Patrimonio.
 

Revista de Prensa: Noticias

Miércoles, 16 de agosto de 2006

Londres rebaja la alerta para deshacer el caos de Heathrow

Desde hoy se permite subir a los aviones con un bulto de mano, pero no con líquidos o fluidos

 

 Foto: La RazónTras cuatro días en absoluta tensión, los Cuerpos de Seguridad británicos se dieron ayer un pequeño respiro al rebajar un escalón el nivel de alerta antiterrorista, que desde ayer es «severo» en vez de «crítico». Este anuncio significa que los Servicios de Inteligencia consideran que un atentado resulta «altamente probable», pero no «inminente». Aunque el dispositivo de seguridad seguirá siendo abrumador los próximos días, se espera que el país recupere poco a poco la normalidad tras el susto del desmantelamiento de una ambiciosa trama islamista. Por ejemplo, se relajarán las medidas de seguridad en los aeropuertos y los pasajeros podrán llevar equipaje de mano, aunque de menor tamaño de lo acostumbrado y sometido a todo tipo de controles.

Desde las redadas del jueves, el Gobierno ha buscado un difícil equilibrio: mantener a los ciudadanos informados de los últimos acontecimientos sin crear pánico innecesario. De ahí que los británicos se despertaran ayer con la noticia de que, según los Servicios Secretos, lo peor ya ha pasado, aunque siempre quede la posibilidad de que otras células terroristas perpetren una matanza en cualquier momento. «El cambio en el nivel de alerta no significa que la amenaza haya desaparecido», recalcó el ministro del Interior, John Reid, que confirmó que las autoridades estadounidenses ya no consideran que los vuelos británicos representen un «código rojo» de peligro, sino el más moderado «código naranja».

Mientras, los aeropuertos británicos recibieron con alegría la noticia de que ya no tendrán que imponer draconianas medidas de control a sus pasajeros, como la prohibición del equipaje de mano. En muchos aeródromos la normativa entró en vigor ayer, pero otros como Heathrow o Gatwick esperarán hasta hoy por la mañana para permitir que los viajeros embarquen con pequeñas bolsas, del tamaño de una funda de ordenador portátil. Las nuevas normas permiten introducir dispositivos electrónicos en el avión, además de carteras, libros y llaves. Pero, los productos líquidos seguirán prohibidos y las madres deberán dar un trago a los biberones si quieren que sus hijos dispongan de alimentos.

Fuente: www.larazon.es
15.08.06

 Especial: Terror en Londres el 7-J 

Especial: 11-S. Operación global contra el terrorismo: El análisis de los profesionales

Esta noticia ha sido vista por 1349 personas.