Ver Suplemento Temático...


Seguridad Pública y Protección Civil.

 

Revista de Prensa: Noticias

Miércoles, 20 de agosto de 2014

Guía para detectar una radicalización

Estos son algunos síntomas que generan alarma sobre el reclutamiento de mujeres para el yihadismo

 

1. Cambio de vestimenta

Guía para detectar una radicalización
Una niña con un «Niqab»

Cuando una joven está en un proceso de fanatización una de las primeras señales es el cambio de vestimenta. La afectada deja de utilizar ropa occidental acorde con su edad y entorno social, para pasar, primero, a ponerse el «Hyjab», que solo deja que se vea su cara, y luego el «Niqab», que solo deja a la vista sus ojos (no confundir con el «burka», en el que la mujer solo ve a través de una rejilla). Por supuesto, no usará pintura de ojos ni maquillaje, y su aspecto externo se hará cada vez más parecido al de cualquier país islamista.

2. Contactos más reducidos

Guía para detectar una radicalización
Dos mujeres cogen algunas provisiones

Es otra de las señales que los padres, los hermanos y los amigos de la persona que se está radicalizando pueden detectar. Cuando una joven entra en la órbita de los grupos fanáticos islamistas reduce al mínimo sus relaciones sociales, que prácticamente se limitan al contacto con los individuos encargados de su proceso de adoctrinamiento. Dejan de lado a las amigas y amigos, apenas hablan con sus padres y resto de familiares y, por supuesto, se muestra absolutamente reservada sobre sus actividades y los lugares que frecuenta.

3. Asistencia excesiva a rezos

Guía para detectar una radicalización
Dos jóvenes extremistas

Es otro de los cambios de comportamiento habituales. La joven, que hasta ese momento ha asistido a las ceremonias religiosas regularmente, pero no de forma obsesiva, comienza a hacerlo; y además en alguna mezquita donde se lancen mensajes radicales. La joven está aparentemente contenta, pero rechaza cualquier cosa que la pueda unir a la cultura occidental, y reprocha a sus padres lo que considera un exceso de relajación de las costumbres. Por supuesto, la joven hace lecturas del Corán de forma habitual.

4. Inmersión en Internet

Guía para detectar una radicalización
Un grupo de yihadistas armados

Es otra de las pruebas definitivas de que una persona ha sido captada por alguna red de la órbita islamista. El afectado se pasa las horas muertas viendo vídeos de la yihad, muchos de ellos de un contenido muy violento. Es asiduo asimismo a las páginas y redes utilizadas por los terroristas para su propaganda de muerte que ratifique sus convicciones y, por supuesto, rechaza de forma radical ver cualquier canal de una televisión comercial de Occidente. En resumen, todo un método de captación habitual en sectas.

 

Fuente: ABC
11/08/2014

Especial: 11-S. Operación global contra el terrorismo: El análisis de los profesionales

Esta noticia ha sido vista por 690 personas.