Ver Suplemento Temático...


Comunicación Audiovisual para la Seguridad.

 

Revista de Prensa: Noticias

Martes, 20 de enero de 2015

El Estado Islámico prepara el lanzamiento de una televisión por internet para captar combatientes

Emitirá un informativo diario y un programa titulado 'Tiempo de reclutamiento'. Tiene a su alcance la tecnología de los medios radicados en las zonas que domina

 

Carta de ajuste de KhilafaLive.
Carta de ajuste de KhilafaLive

El autodenominado Estado Islámico está a punto de dar un notable salto en su cuidada y poderosa estrategia comunicativa. La organización, que mantiene el control sobre amplias zonas de Siria e Irak a pesar de los ataques aéreos de la coalición internacional liderada por Estados Unidos, prepara el inminente lanzamiento de un canal de televisión que emitirá su propaganda ininterrumpidamente a través de internet en busca de nuevos adeptos.

Cuentas de Twitter vinculadas con el IS (Estado Islámico, por sus siglas en inglés) y un foro donde el grupo suele publicar sus comunicados han revelado la intención de los yihadistas de contar con una emisora propia que se llamará "KhilafaLive" (El califato en directo) y difundirá información del grupo durante 24 horas al día.

Según el texto, la parrilla incluirá una nueva serie presentada por el fotoperiodista británico John Cantlie, secuestrado en noviembre de 2012 y protagonista desde el pasado septiembre de un espacio que trata de "mostrar la verdad" sobre la organización yihadista. Además, emitirá un informativo diario y un programa titulado "Tiempo de reclutamiento" que cada miércoles abordará el fenómeno de la emigración a los confines del califato. Miles de occidentales se han unido a la yihad (guerra santa) que proclama el líder del IS Abu Bakr al Bagdadi.

La emisora también difundirá el material audiovisual producido hasta ahora por sus productoras. Precisamente una de sus últimas obras, publicada esta semana, es la ejecución de dos supuestos espías rusos a manos de un niño kazajo.

El IS tiene a su alcance la tecnología de los medios de comunicación radicados en las zonas que domina. Se ha hecho con el control de al menos cinco televisiones en Mosul, la segunda ciudad de Irak que cayó en sus manos el pasado junio. Cuenta con una emisora de radio, Al Bayan, desde la que el grupo tildó de "estúpida" la publicación esta semana del nuevo número de "Charlie Hebdo". Este poderío mediático se suma a los dos canales de televisión y las publicaciones que regenta en la ciudad siria de Raqqa, la capital "de facto" del califato.

Con un largo historial de amputaciones, crucifixiones o decapitaciones, el IS ha amenazado y secuestrado a empleados de televisiones como Semá -propiedad del gobierno de la provincia de Nínive cuya capital es Mosul- tras negarse a cooperar con los yihadistas. En los últimos meses ha reunido todos los medios técnicos a su alcance para preparar el lanzamiento del nuevo canal, cuya carta de ajuste se incluye en el comunicado publicado en las últimas horas.

Estrategia de propaganda

El IS ha armado una eficaz estrategia de comunicación a través de revistas cuidadosamente diseñadas y secuencias de vídeo donde, al más puro estilo Hollywood, la guerra contra el "infiel" se vende con el seductor envoltorio de una película de acción. "Han comprendido que el inglés es una lengua franca y la emplean para llegar a una gran audiencia, especialmente a los musulmanes que no hablan o leen árabe. En otras palabras, sus medios de comunicación son una herramienta de reclutamiento", señaló hace unos meses a EL MUNDO el experto en yihadismo Ayman al Tamimi.

A juicio de Raffaello Pantucci, director de estudios de seguridad internacional del Royal United Services Institute de Londres, el objetivo resulta incluso más ambicioso. "Es un intento de destacar su causa; atraer atención, fondos y reclutas; y asegurarse de que son vistos como una entidad capaz de hablar directamente con la única superpotencia del mundo, Estados Unidos", explicó el politólogo en declaraciones a este diario. La misión de vocear a los cuatro vientos las bondades de emigrar al califato o las aterradoras decapitaciones de rehenes occidentales corre a cargo de la división de medios en inglés Al Hayat (Vida, en árabe).

La perfección del inglés hablado y escrito que se halla en sus clips y pliegos delata quien se esconde detrás del departamento cuyas novedades azuzan la conciencia occidental. "Parece estar gestionado por combatientes con una considerable experiencia en Occidente, ya sea por haber nacido o residido allí durante una larga temporada. Por una serie de imágenes publicadas en la red sabemos que son los extranjeros quienes lideran la producción de su material digital", detalló Pantucci. Al Hayat elabora su propio contenido libre de la tutela de Al Furqan, su división hermana en árabe y el decano mediático de la organización.

En apenas unos meses su estética y narrativa han revolucionado la comunicación del yihadismo internacional. Los comunicados en vídeo que Osama Bin Laden ofrecía hace una década o las imágenes de los dirigentes de Al Qaeda en recónditas montañas de Pakistán resultan hoy una obra "amateur". "Inspire" -la moderna revista que Al Qaeda en la Península Arábiga lanzó en otoño de 2010 con llamadas a la "yihad individual contra sionistas y cruzados"- es un precedente remoto.

La propaganda incluye voluminosos informes anuales de las actividades del grupo o boletines provinciales en inglés donde, salpicado de versos coránicos, se retrata la vida diaria a través de la divulgación de las últimas amputaciones de ladrones o la labor de la oficina del consumidor. El material está traducido también al francés, alemán, ruso o hindi reflejando así la procedencia de una comunidad de militantes que, según estimaciones de la CIA, supera los 30.000 hombres.

 

Fuente: El Mundo
17.01.2015

Especial: 11-S. Operación global contra el terrorismo: El análisis de los profesionales

Esta noticia ha sido vista por 438 personas.