Ver Suplemento Temático...

Seguridad Corporativa y Protección del Patrimonio.
Seguridad Pública y Protección Civil.

 

Revista de Prensa: Noticias

Viernes, 27 de noviembre de 2015

Cómo reconocer a un yihadista por su equipaje

Este informe es único. El autodenominado Estado Islámico lo publicó en internet y lo retiró a los pocos minutos. Estaba dirigido a todos los musulmanes, hombres y mujeres, que tuvieran previsto viajar a Siria e Irak para llevar a cabo su formación

 

El escrito lleva por título 'Hijrah to the Islamic State', que significa 'Hégira al Estado Islámico'. El nombre de hégira alude a cuando, en el año 622, Mahoma huyó desde La Meca a Medina, escapando de sus enemigos, dando inicio a la cuenta de años de los musulmanes. Este escrito da instrucciones claras y precisas sobre el equipaje que han de llevar estos viajeros, con quién deben contactar y dónde deben ir para conseguir pasar la frontera de Turquía y Siria. De hecho, en la misma portada se puede leer “What to Packup. Who to Contact. Where to Go. Stories & more!” -Lo que debes llevar. Con quién contactar. A dónde ir. ¡Historias y más!-.
El documento contiene testimonios de mujeres y hombres -algunos ya convertidos en 'mártires', es decir, muertos- y sus particulares periplos hasta que consiguieron entrar en Siria o Irak y combatir en las filas del Estado Islámico.

Aquí, no obstante, vamos a centrarnos únicamente en el primero de sus apartados, el que explica el equipaje que han de llevar para conseguir llegar al Estado Islámico.

La introducción

El capítulo, que comienza en la página 7 de dicho documento, se titula “DETALLADAMENTE: Sección de consejos para la peregrinación” y advierte de lo importante que es su lectura. También avisa de que no se debe comprar nada que pueda hacer sospechoso al aspirante a yihadista, ni tampoco facilitar el nombre real a nadie. Esta breve introducción finaliza con esta nota: “Si la cuenta de Twitter del hermano Abdul_Aliy_4 se suspendiera, él dará de alta otra con el nombre Abdul_Aliy_5, Abdul_Aliy_6, Abdul_Aliy_7, etc. con lo cual puedes encontrarlo otra vez fácilmente”.
Hay que decir que el individuo que se esconde tras el usuario de Twitter @Abdul_Aliy_4 se le supone el autor de estos consejos.
La siguiente página, la número 8, tiene como encabezamiento “Organización aconsejada para hacer las maletas”. Bajo este titular, se sugiere llevar una bolsa de mano, una mochila y una maleta, “Esto es. Tres piezas. Nada más”.

La mochila

Las directrices referentes a la mochila también son muy claras. Primero se aconseja averiguar cuántos kilos de equipaje puede llevar un pasajero en cabina en la compañía que se escoja para volar. Tras esta comprobación, se debe optar por una mochila acolchada y resistente que permita correr con ella a la espalda. Si puede tener muchos bolsillos y compartimentos, mejor, ya que así se tendrán

mejor organizadas las pertenencias y se podrá acceder mejor a ellas. Una vez superada la frontera que separa Turquía de Siria, será esta mochila lo que se utilizará para moverse por las tierras del califato.

Seguidamente, el documento muestra en letras mayúsculas un título que indica “Lo que siempre se debe llevar en esta mochila y nunca en la maleta”. A pesar de que se hace la advertencia de que no es necesario comprar todo lo que se detalla en la lista, y de que la marcha del muyahidín a luchar no debe depender de la adquisición de todos estos objetos, sí que se informa de qué cosas pueden ayudar a hacer la estancia más llevadera.
Entre los objetos propuestos se enumeran: una muda de ropa limpia por si se perdiera el equipaje facturado -la maleta, de la que luego se hablará-, y, si es posible, dos; aparatos electrónicos tales como un mp3 para leer el Corán, una tablet, un disco duro, un cargador solar -puesto que la falta de electricidad es un grave problema en Siria e Irak y, a la vez, se trata de un medio ecológico cuyo uso tendrá su recompensa en el paraíso-; dos o tres adaptadores de enchufes; una máquina de cortar el pelo para arreglarse el bigote, a poder ser con baterías recargables y sin cable; un módem wi-fi portátil; tres linteras -una de tipo militar, otra para llevarla en la cabeza y una tercera de camping para iluminar las habitaciones o la comida-; una libreta de tapa dura y bolígrafos; una chaqueta de calidad que permita protegerse del frío y de la lluvia, pero que no sea muy voluminosa; botas de tipo militar y zapatillas deportivas con una buena suela; cuatro pares de calcetines y plantillas; guantes; rodilleras y coderas -muy importante, porque en Siria e Irak no se encuentran-; una gorra o gorro para abrigarse; gafas de repuesto -en caso de que sea necesario-; cantimplora del tipo mochila; monoculares o binoculares; un compás; una cinta métrica de, al menos, tres metros y, en último lugar, algunos mosquetones -utensilio con forma de anilla que puede abrirse, de acero o aleaciones ligeras de aluminio, de formas diversas, que se utiliza en actividades como la escalada, el barranquismo...-.

La bolsa

En cuanto a la bolsa de mano, se puede optar por una de tamaño mediano para llevarla como una pequeña mochila en la parte delantera del cuerpo o bien una riñonera con huecos para todas las pertenencias 'vitales' -aquellas que permitan 'vivir' durante 24 horas, incluso si se pierde el resto del equipaje-. De entre los objetos personales que se aconseja llevar en esta bolsa destacan el pasaporte, los billetes de avión, la cartera y el teléfono móvil, pero también se pide llevar pañuelos de papel, toallitas húmedas, tiritas...

La maleta

Por último, se trata del equipaje que debe llevarse en la maleta. A pesar de que en este bulto se permite llevar todo lo demás que uno crea necesario, se advierte de que debe ser lo más manejable posible, porque si resulta muy pesada dificultaría los desplazamientos -recordemos que el usuario ya cuenta con una bolsa de mano y una mochila a transportar-. Se puede optar por una maleta tipo mochila grande para llevarla en la espalda; así, la mochila referida antes iría en la parte delantera del cuerpo y la riñonera en un lateral -así se llevarían las manos libres,

por si hay que salir corriendo-; una maleta tipo trolley resulta fácil de mover pero dificultaría mucho la movilidad en una huida. En todo caso, los objetos a transportar en este tercer equipaje sería el resto de la ropa imprescindible -ya se llevan dos mudas en la mochila-: pantalones, que han de ser resistentes o 'de tipo militar', con múltiples bolsillos laterales; camisetas, que han de estar confeccionadas con tejidos de fácil secado; ropa interior, que ha de ser térmica; y conviene llevar sudaderas. Finalmente, se indica el resto de cosas para incluir en esta maleta: saco de dormir, cepillo y pasta de dientes, otros elementos para el aseo, corta-uñas, utensilios de camping -por ejemplo, cubiertos y platos de plástico-, un kit de costura, un pequeño botiquín y, por último, algunos cuchillos, siempre teniendo en cuenta los aeropuertos por los cuales se va a transitar y su nivel de seguridad, ya que en algunos -como los de EE.UU. o Reino Unido- si los descubren pueden poner en problemas al viajante que tiene previsto convertirse en un nuevo soldado del Califato.

Según el manual, qué respuestas deben dar para que no les detengan en la frontera

En el documento se pueden leer algunos consejos que dan "hermanos turcos" que ya están luchando en las filas del Estado Islámico y que ayudan a superar las posibles preguntas que la policía turca pueda hacer al viajero antes de dejarle entrar en territorio turco.

  • ¿Cuál es tu propósito en Turquía?

Sólo hay que responder: "Hacer turismo". Se sugiere aprender de antemano algunos lugares turísticos de Turquía o que estén de camino a la frontera con Siria: la Mezquita Azul de Estambul, la tumba de Kemal Ataturk en Ankara o el lugar de nacimiento del profeta Ibrahim en Urfa. Así, se mostrará que el interés es sólo turístico. Se aconseja llevar guías turísticas para reforzar el argumento.

  • ¿Vas a Siria?

Se debe mentir diciendo “NO” e insistir en las ganas de visitar algunas zonas turísticas. También se puede inventar una historia y explicar, por ejemplo, que el viaje se realiza para ayudar a la gente refugiada en Turquía procedente de Siria. Pero, ante todo, no se debe hablar nunca de la intención de cruzar la frontera para entrar en Siria.

  • ¿Eres un terrorista?

O bien, ¿estás vinculado a al-Qaeda? o ¿Quieres ir a Siria para unirte a al-Qaeda? Se debe rechazar cualquier vínculo con ellos e insistir en los planes turísticos. Al mismo tiempo, hay que prestar atención a no llevar ningún material que pueda echar abajo la historia, ya sean armas o instrumentos similares

  • Más consejos del manual

El documento insiste en lo siguiente: el billete que se adquiera debe ser de ida y vuelta; el teléfono móvil debe estar completamente limpio de cualquier evidencia relacionada con el Estado Islámico; se debe haber planeado el itinerario por Turquía; se aconseja viajar siempre de noche -excepto las mujeres, para quienes hay otros consejos prácticos-; y durante todo el viaje nunca debe olvidarse la siguiente aleya -o versículo del Corán- (Ya Sin 36:9) : “Les hemos puesto una barrera por delante y otra por detrás, cubriéndoles de tal modo que no pueden ver”.

Fuente: One Magazine
21.11.2015

Especial: 11-S. Operación global contra el terrorismo: El análisis de los profesionales

Esta noticia ha sido vista por 558 personas.