Ver Suplemento Temático...


Seguridad Colectiva y Defensa Nacional.

 

Revista de Prensa: Noticias

Miércoles, 9 de diciembre de 2015

Más de 27.000 yihadistas extranjeros combaten en Siria e Iraq

Túnez es el país que más combatientes aporta y Francia el país de la Unión Europea con más extremistas en la región

 

Más de 27.000 yihadistas extranjeros combaten en Siria e Iraq
El cerebro de los atentados de París, Abaaoud, en Siria en febrero de 2014

Entre 27.000 y 31.000 personas han viajado Siria e Iraq para unirse a las filas del Estado Islámico y otros grupos yihadistas en los últimos 18 meses. Así lo detalla el último informe sobre combatientes extranjeros elaborado por The Soufan Group.

En junio de 2014 había unos 12.000 milicianos de 81 países luchando en Siria. Desde entonces, el número de extranjeros que viajan a los dos países donde el Estado Islámico controla terreno casi se ha triplicado hasta alcanzar la cifra de más de 27.000 personas de 86 países.

El aumento de estos combatientes evidencia que los esfuerzos para detener este fenómeno han tenido un “impacto limitado”, cita el informe. “El aumento de combatientes no es uniforme en todo el mundo; algunas regiones y países han tenido aumentos más significativos que otros”, señala.

El Estado que tiene más personas luchando en Siria e Iraq es Túnez, con 6.000 combatientes. Le siguen Arabia Saudí, Rusia, Turquía y Jordania, que en ningún caso sobrepasan los 2.500 yihadistas.

Los combatientes de la Unión Europea

El flujo de yihadistas desde la Unión Europea se ha incrementado de forma notable. Ha pasado de 2.500 individuos desde junio de 2014 a unos 5.000 este año. Más de dos tercios de los combatientes procedentes del espacio comunitario viajaron desde Francia, Alemania, Reino Unido y Bélgica.

Hasta octubre de 2015 había 133 combatientes españoles luchando en Siria e Iraq, una cifra que eleva hasta los 250 combatientes de acuerdo con estimaciones “no oficiales”, frente a los 51 que constaban en el estudio publicado en junio de 2014.

El informe de The Soufan Group señala que el reclutamiento de Estado Islámico en los países donde tienen más adeptos se ha vuelto “más localizado y centrado”, lo que ha provocado que ya sean menos personas las que se van solas para unirse al grupo terrorista y más las que lo hacen acompañadas de familiares y amigos.

Los combatientes de Rusia y Asia Central aumentan un 300%

El número de combatientes extranjeros de Rusia y Asia Central ha tenido “un aumento importante”, con algunas estimaciones que apuntan a un incremento cercano al “300%” desde junio de 2014 hasta octubre de 2015.

Por otro lado, el flujo de yihadistas desde el continente americano se ha mantenido estable y es inferior al de otras zonas. Según datos del director del FBI, James Comey, citados por la consultora, un total de 250 estadounidenses viajaron a Siria o lo intentaron hasta septiembre pasado, y sólo 150 lo lograron. Hace dos meses, las autoridades canadienses revelaron que podría haber unos 130 ciudadanos de este país en Siria. TSG añade que hay informaciones de que podría haber combatientes de Estados latinoamericanos, como Argentina y Brasil, pero que su número es muy bajo.

Además, el estudio destaca que el “reclutamiento” de combatientes en Estados Unidos se ha basado “principalmente” en el uso de redes sociales, “especialmente en las fases iniciales del proceso”.

Los retornados, entre un 20% y un 30%

El estudio sitúa en entre el 20% y el 30% el porcentaje de combatientes extranjeros que regresan a su país de origen “representando una amenaza importante” para las fuerzas de seguridad, que deben vigilarlos.

Los combatientes extranjeros son “una amenaza a corto plazo y un desafío a largo plazo”. “La guerra civil siria no terminará pronto y, aunque Estado Islámico tiene más presión que en junio de 2014, es probable que sobreviva de algún modo durante un tiempo considerable”, explica el documento. “Atraerá más reclutas del extranjero pero pueden ser distintos de la primera oleada de esperanzados que llegaron atraídos por la perspectiva de un nuevo estado que les pudiera dar lo que no podían tener en casa”, advierte.

The Soufan Group ha alertado de que, “mientras Estado Islámico cambia su enfoque para pasar de la consolidación del control del territorio a los ataques contra sus enemigos extranjeros en sus países o contra sus intereses”, “el perfil de sus reclutas extranjeros también cambiará”. “El grupo continuará inspirando ataques a aquellos que no quieren viajar sino luchar por el grupo en su propio país de residencia”, concluye.

Otros estudios

Nadie sabe a ciencia cierta el total de yihadistas y el porcentaje de extranjeros que se han unido al Estado Islámico y a otros grupos extremistas en Siria e Iraq. En septiembre, la consultora de seguridad IHS Jane situaba la cifra total de yihadistas luchando en Siria en 10.000, entre los que había extranjeros.

Por su parte, un informe de finales de enero del Centro Internacional para el Estadio de la Radicalización y la Violencia Política indicaba que había unos 20.000 extranjeros en el territorio sirio y el iraquí junto a grupos suníes extremistas, como el EI, de los que una quinta parte eran de la UE.

La ONU estimó en mayo que unos 25.000 ciudadanos de cien países habían viajado a Siria, Iraq, Afganistán, el Yemen y Libia para adherirse a grupos extremistas. EE.UU. apuntó en septiembre que había más de 30.000 de 100 nacionalidades distintas.

 

Fuente: La Vanguardia
08.12.2015

Especial: 11-S. Operación global contra el terrorismo: El análisis de los profesionales

Esta noticia ha sido vista por 388 personas.