Ver Suplemento Temático...


Seguridad Colectiva y Defensa Nacional.

 

Revista de Prensa: Noticias

Viernes, 20 de octubre de 2006

El Mosad alerta a España del rearme del terrorismo islamista

Los servicios de inteligencia israelíes advierten de que los 'yihadistas' disponen de sustancias explosivas más potentes e indetectables

 

 Las autoridades españolas están recibiendo informes procedentes de los servicios de inteligencia israelíes (Mosad) que advierten de un avance continuo y significativo del terrorismo islamista en el campo de la fabricación de explosivos. Según ha podido saber LA GACETA, los radicales islámicos han conseguido confeccionar nuevas sustancias explosivas, con un poder destructor más elevado y con una apariencia prácticamente imposible de detectar, a partir de productos químicos que podrían conseguirse en una droguería o una farmacia.

Las autoridades españolas están preocupadas por la más que posible importación a España de estas nuevas técnicas de fabricación, cada vez más sofisticadas, a través de ex combatientes de Irak o Afganistán que decidan instalar en la Península su base de operaciones. Se desconoce el número de muyahidines que habrían regresado a España después de pasar por las guerras de Irak o Afganistán.

Los informes enviados por el Mosad hablan, sobre todo, de variaciones del triperóxido de triacetona, un explosivo de la familia de los peróxidos, utilizados para atentar por el terrorismo yihadista casi en exclusiva. Según estas informaciones, los químicos de las organizaciones terroristas habrían conseguido dotar al triperóxido de triacetona de un poder destructor muy cercano al de la dinamita industrial que se utiliza en la minería.

Los expertos creen que las guerras de Irak y Afganistán se han convertido en excelentes campos de entrenamiento, en los que los radicales musulmanes reciben instrucción militar en tiempo real. “Los terroristas islámicos son expertos en la fabricación de explosivos a partir de las municiones que se encuentran, como obuses, por ejemplo. Pero han mejorado sus armas de fabricación casera y ahora éstas son más potentes”, reconoce Javier Jordán, profesor de la Universidad de Granada, experto en terrorismo islamista.

El triperóxido de triacetona acumula ya un largo historial de destrucción. En los últimos años se ha convertido en la sustancia más utilizada por los suicidas palestinos por su fácil obtención. En grandes atentados, el triperóxido se empleó en los atentados de Casablanca contra la Casa de España (16 de mayo de 2003) y, más recientemente, en los ataques de Londres (7 de julio de 2005), entre otros.

Los servicios de la lucha antiterrorista españoles han estudiado con detenimiento los atentados abortados en Londres el pasado mes de agosto. Los terroristas planeaban derribar nueve aviones en pleno vuelo, utilizando la versión húmeda del triperóxido de triacetona, una bomba líquida conocida en los círculos yihadistas como la “madre de Satán”.

El explosivo puede pasar, hoy por hoy, todos los controles de seguridad de un aeropuerto sin levantar sospechas. Los terroristas tenían previsto introducir el explosivo en los aviones, ocultándolo en simples botellas de refresco. Los atentados, desarticulados en su fase final, cuando la célula se había hecho con todas las sustancias que necesitaba, podrían haber causado la muerte de 2.700 personas.

La utilización de este tipo de explosivos plantea un nuevo reto a las autoridades españolas. Un reproductor de MP3, una agenda electrónica o un teléfono móvil, como ya ocurrió en los atentados del 11-M en Madrid, permitiría accionar este tipo de bombas.

Los informes del Mosad también constatan el empleo de tecnologías más avanzadas, que servirían para aumentar la precisión de las detonaciones. Estas nuevas sustancias y técnicas de fabricación, unidas al factor suicida, suponen un importante desafío para los servicios antiterroristas españoles.

Formación militar
Los expertos en terrorismo islamista también advierten de que las células de radicales están mejorando su adiestramiento militar. Informes de los servicios de inteligencia enviados a España demuestran que la insurgencia iraquí ha tenido contactos con el ejército iraní y con Hezbolá, de quienes ha recibido importante formación militar, que los yihadistas están aplicando en las situaciones de combate de Irak y Afganistán.

“Durante los primeros meses de la guerra de Irak, el ejército estadounidense se dio cuenta de que la insurgencia iraquí realizaba el mismo tipo de emboscadas que hacía Hezbolá al ejército israelí”, explica Jordán. En las explosiones al paso de vehículos blindados o en el secuestro de militares, por ejemplo, las organizaciones terroristas utilizan ahora estrategias más sofisticadas, que podrían ejecutar también en suelo español. Su equivalencia en Europa sería una detonación al paso de un vehículo oficial o un tren, o el secuestro de autoridades.

Y el riesgo es real. "Actuar en Europa siempre ha sido para ellos muy importante. Es un gran objetivo y además se mueven fácilmente, gracias al sistema de libertades europeo. Para ellos es más fácil cruzar la frontera de Francia y España que pasar de Argelia a Marruecos", subraya Carlos Echeverría, profesor de la UNED.

Los vínculos entre los yihadistas y Hezbolá, según los informes de la inteligencia estadounidense, se han estrechado y los radicales cuentan cada vez con mayor formación y operatividad.

Fuente: www.negocios.com
12.09.06

 Especial: Atentado en Madrid 11-M.

Especial: 11-S. Operación global contra el terrorismo: El análisis de los profesionales

Esta noticia ha sido vista por 2786 personas.