Ver Suplemento Temático...


Seguridad Alimentaria y Protección Biotecnológica.

 

Revista de Prensa: Noticias

Martes, 10 de julio de 2018

¿Qué es el valsartán? La sustancia que ha generado la alerta sanitaria por la tensión

Sanidad ha ordenado retirar un centenar de medicamentos que contienen este activo porque podría resultar cancerígeno

 

Pastillas
Numerosos medicamentos con Valsartán han sido retirados por Sanidad

Alerta sanitaria en España. Otra más. Si llevamos varios meses asistiendo a la retirada o desaparición de diferentes medicamentos en las farmacias españolas, ahora se ha producido un nuevo caso que afecta a numerosas pastillas para tratar la hipertensión. En concreto, este jueves el Ministerio de Sanidad ordenó la retirada de un centenar de medicamentos para tratar es esta patología por contener un principio activo llamado valsartán.

Según el Ministerio, lo que ha sucedido es que se ha detectado una impureza llamada "N-Nitrosodimetilamina (NDMA)" en el valsartán, la cual podría producir cáncer. Por ello, las autoridades han decidido eliminar de forma drástica todos los medicamentos afectados del mercado para evitar que los pacientes corran riesgos. Pero, ¿qué es el valsartán? ¿Y el NMDA? ¿Qué les hace tan peligrosos?

El valsartán es un principio activo antihipertensivo que se caracteriza por ser antagonista de los receptores de angiotensina. Esto supone que tiene propiedades por las que puede bloquear la acción de la angiotensina, dilatando las paredes arteriales y reduciendo así la presión arterial. Por ello se utiliza para tratar la hipertensión y, además, puede reducir la hospitalización en casos de enfermedad cardíaca congestiva. Su empleo es relativamente nuevo en el mundo de la medicina, pues fue aprobado por la FDA (Agencia de Medicamentos de los Estados Unidos) en 1996.

Habitualmente, el valsartán se presenta como un medicamento oral que se toma a través de pastillas que pueden contener 40 mg, 80 mg, 160 mg o 320 mg, que es la dosis máxima que recomiendan tomar los médicos. En algunos mercados se comercializa en cápsulas de gelatina, pero lo normal es que se venda como pastillas. Los efectos empiezan a notarse a las cuatro semanas de tratamiento.

Pero no solamente se podría utilizar para tratar la hipertensión arterial o enfermedades congestivas cardíacas. También puede emplearse como protector de los riñones en caso de padecer diabetes. Normalmente no produce efectos secundarios, si bien en alguna ocasión puede generar mareos, fatiga, náuseas, diarrea o sarpullidos. 

Nitrosamina, el riesgo

Como hemos señalado, el principal problema del valsartán es que se ha detectado en su composición impurezas de Nitrosodimetilamina, y es ahí donde residiría el riesgo para los pacientes. La Nitrosodimetilamina está formada por nitrosamina, un compuesto químico que se genera por las elevadas temperaturas y que, en algunas derivaciones, puede resultar cancerígeno. De hecho, al cocinar se pueden generar nitrosaminas si se mezclan con aminas, sobre todo al freír, de ahí que una dieta con exceso de fritos puede producir cáncer de colón.

Igualmente, las nitrosaminas se encuentran en muchos alimentos, especialmente los cárnicos en los que se han utilizado nitritos como conservantes. Por ello, los gobiernos han establecido un límites en la cantidad de nitritos empleados en estos productos para disminuir el riesgo de cáncer entre la población. Y, por eso, Sanidad ha decidido fulminar las pastillas de la tensión que los contienen.

 

Fuente: España
06.07.2018

Esta noticia ha sido vista por 92 personas.