Ver Suplemento Temático...


Seguridad Pública y Protección Civil.
Seguridad Medioambiental y Protección del Entorno.

 

Revista de Prensa: Noticias

Miércoles, 22 de noviembre de 2006

Los presos recibirán formación como guardas forestales de Parques Nacionales

Los presos de las cárceles españolas que se encuentren en situación de acceder a la libertad en un periodo corto de tiempo podrán apuntarse a clases de jardinería y guarda forestal y obtener un título reconocido por el Ministerio de Educación, en función de un acuerdo suscrito por la Dirección General de Instituciones Penitenciarias, la Fundación Biodiversidad y Parques Nacionales, estos dos últimos dependientes de Medio Ambiente

 

Las primeras clases de este programa de reinserción social se imparten desde mediados de octubre en el centro penitenciario de Navalcarnero (Madrid), adonde acudirá hoy la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, para conversar con los reclusos que se han apuntado a esta iniciativa.

La idea surgió de un penado residente en la cárcel de Albolote (Granada) quien tuvo gran éxito entre sus compañeros tras impartirles clases de jardinería. Como no disponía de material idóneo, se dirigió por carta a la Fundación Biodiversidad para solicitar las herramientas que necesitaba. A partir de este intercambio de correspondencia, la Fundación Biodiversidad retomó ideas puestas en marcha por Victoria Kent (primera abogada española, directora de prisiones en la II República y especialmente sensible con los problemas de la reinserción), y entabló contactos con Parques Nacionales y la responsable de Instituciones Penitenciarias, Mercedes Gallizo.

Tras estos contactos se ha llegado a desarrollar un programa llamado Oxígeno y a la firma de un acuerdo de colaboración mediante el cual se han cruzado los datos de la ubicación de las prisiones y las fincas y Parques Nacionales para que los reclusos -ya se han apuntado 19- salgan de prisión a hacer sus prácticas de jardinería y naturaleza, bajo la tutela de funcionarios de Medio Ambiente.

En el acuerdo también participan tres ONG que trabajan en prisiones, una de las cuales, la Fundación Tomillo, será la encargada de impartir las clases durante un año lectivo, de las mismas características que el que se imparte en los centros educativos especializados.

"La idea es que el medio ambiente sirva de inserción social para las personas reclusas. Por las cartas que recibimos, creemos que se ha dado con el camino para conseguirlo", dice un portavoz de la Fundación Biodiversidad. "Es muy bonito que la naturaleza sirva de excusa para salir fuera de la cárcel y que permita soñar con la libertad a los reclusos", añade.

El programa Oxígeno es absolutamente pionero en España y "tanto los reclusos, como las ONG que participan en él están entusiasmados con él", según la Fundación Biodiversidad. Tras la experiencia en marcha en el centro penitenciario de Navalcarnero, tanto la Fundación como el Ministerio de Medio Ambiente y Prisiones tienen la intención de extenderlo al resto de las prisiones.

Además de las clases encaminadas a la reinserción, ya que los docentes saldrán de la cárcel con su título de jardinero o guarda forestal, la Fundación organizará una sesión mensual denominada Aula de Biodiversidad a la que se invita a la cárcel a una persona de renombre en el sector medioambiental.

Fuente: www.elpais.es
20.11.06

Suplemento Temático: Formación y Seguridad

Esta noticia ha sido vista por 2456 personas.