Ver Suplemento Temático...


Seguridad Pública y Protección Civil.

 

Revista de Prensa: Noticias

Lunes, 9 de abril de 2007

Una nueva ola de atracos obliga a los vecinos de la Sierra Norte de Madrid a convocar movilizaciones

La Comunidad de Madrid no encuentra respuesta de la Delegación de Gobierno para ampliar el número de agentes de la Guardia Civil, que sigue siendo de 1,18 por cada mil habitantes

 

Vuelve la alarma a la zona norte de la región y, en especial, a los 42 municipios de la Sierra Norte. Los atracos de los últimos días a viviendas y locales comerciales han puesto, una vez más, de manifiesto que los 1,18 guardias civiles por cada mil habitantes de media en la zona son insuficientes para paliar los estragos de la delincuencia.

«Así no se puede vivir», dice Antonio Olivares. presidente de la Plataforma Seguridad Norte (Psnorte), que en el último mes ha vivido en sus propias carnes un apaleamiento y dos robos en su local. La plataforma ya prepara movilizaciones para protestar por la falta de agentes policiales «y volveremos a salir a la calle para defender nuestro derecho a una mayor seguridad».

El último atraco se produjo el miércoles, en El Molar. Fue, de nuevo, en el restaurante Olivares. «Vosotros a vuestro trabajo, que nosotros vamos al nuestro», fueron las palabras de los delincuentes que se disponían a robar en un bar de esta localidad a unos trabajadores que estaban pintando pasos de cebra en la vía pública.«Si se mueven, les das un tiro», ordenó el jefe de los cacos a sus compinches si veían que los obreros hacían un ademán para avisar a la fuerza publica.

Delincuentes muy agresivos
La plataforma ya no sabe cómo denunciar la nueva ola de atracos, robos y agresiones. «Es difícil encontrar algún comercio o vivienda que no haya tenido la visita de los que no respetan la propiedad privada». Los delincuentes suelen ser de países del Este de Europa y muy agresivos.

Desde esta organización se exige un mayor número de guardias civiles pero aseguran que la Delegación del Gobierno «sigue dando la callada por respuesta» y que sólo encuentran apoyo en el Gobierno regional, cuyo consejero de Justicia e Interior, Alfredo Prada, se ha referido al «silencio» que guarda la delegación del Gobierno sobre la necesidad de reforzar la seguridad en la zona y Sierra Norte madrileñas.

La Plataforma Seguridad Norte también se ha reunido con la presidenta regional, Esperanza Aguirre, para darle cuenta de sus problemas de inseguridad pero la Comunidad, no tiene competencia en materia de Guardia Civil.

«Hay inseguridad. Los guardias civiles son muy profesionales, pero escasos. No pueden patrullar. Cuando llegan, el delito ya se ha cometido», asegura Rafael Pastor, alcalde de Garganta de los Montes y presidente del Consejo Asesor del Patronato Madrileño de Alta Montaña (Pamam).

«No es de recibo -asegura Pastor- lo que está pasando. Los pueblos de la zona son pequeños o muy pequeños. No tienen presupuesto para una policía local que pueda mancomunarse. Y están desamparados».

En efecto, la Sierra Norte abarca un total de 42 municipios, los cuales ocupan una extensión de 1.198 kilómetros cuadrados, lo que supone el 15 por ciento del total de la región madrileña, que cuenta con 8.028 kilómetros cuadrados en total. Según un estudio realizado por el Pamam, la situación en cuanto a vigilancia policial no ha variado desde hace un año.

Para controlar los 42 pueblos -con una población censada de casi 21.000 habitantes, que aumenta en los periodos vacacionales- sólo hay cuatro puestos de la Guardia Civil:Buitrago, Lozoyuela, Rascafría y Torrelaguna. Existen otros dos que, aunque próximos, quedan fuera de la Sierra Norte como son los de Miraflores de la Sierra y El Molar.

El catálogo total de la plantilla de los cuatro puestos de la Sierra Norte es, aproximadamente, de 50 guardias civiles de todos los empleos, con una ocupación real de unos 40 efectivos, lo que supone cerca del 80 por ciento del total.

Compromiso incumplido
Quienes viven en la zona norte y en la Sierra Norte repiten hasta la saciedad que los efectivos de la Guardia Civil son escasos y recuerdan que la ratio en la zona sigue siendo de 1,18 agentes por cada mil habitantes, la misma de hace un año aproximadamente. Sin embargo, la media en la Comunidad de Madrid es de 3 guardias por cada mil habitantes.

El responsable del Pamam, Rafael Pastor, se queja también de que la delegada del Gobierno, Soledad Mestre, «no nos haya recibido para constituir la Junta de Seguridad de la Sierra Norte, algo a lo que se comprometió con nosotros el anterior delegado del Gobierno, Constantino Méndez».

Fuentes de la Guardia Civil han asegurado a ABC que los últimos meses han sido «tranquilos» en esta zona y que sólo se ha tenido noticias de robos de cableado de cobre

Fuente: www.abc.es
06.04.07

Noticias relacionadas:

* La ola de atracos obliga a las urbanizaciones de la sierra de Madrid a contratar seguridad privada (08.03.06)
* Las empresas de seguridad privada valencianas precisan 4.000 vigilantes de seguridad para frenar los robos (07/03/2006)
* El Ayuntamiento de Navacerrada (sierra norte de Madrid), sin vigilancia, amanece saqueado y con numerosos daños (28/02/2006)
* Juan, el gorrón erótico (19.01.06)
* Un robo a domicilio por minuto: España sufre una oleada de violencia (14.12.05)
* Una de cada seis viviendas en España ha sufrido un robo o un intento de robo (06.07.05)
* La tecnología, una aliada para prevenir los robos (01.07.05)
* La patronal del seguro dice que se roba una casa cada minuto (27.06.05)
*
Los sistemas anticacos se modernizan (30.08.04)
* La presión policial expulsa a la sierra a los atracadores de comercios (16.06.04)
* La demanda de protección aumenta (24.02.04)

Esta noticia ha sido vista por 1648 personas.