Ver Suplemento Temático...


Seguridad Colectiva y Defensa Nacional.

 

Revista de Prensa: Noticias

Jueves, 17 de mayo de 2007

Detenidos en EE UU seis militantes islamistas que planeaban atacar una base militar en Nueva Jersey

Seis "militantes islámicos extranjeros", al menos cuatro de ellos procedentes de la antigua Yugoslavia, fueron detenidos ayer en EE UU acusados de planificar un ataque contra la base militar de Fort Dix, en Nueva Jersey, según informaron fuentes de la fiscalía de ese Estado

 

Mapa: www.elpais.comEl portavoz de la Casa Blanca, Tony Snow, añadió que no existen por el momento pruebas de que este grupo trabajara para Al Qaeda o cualquier otra organización terrorista internacional.

Los detenidos fueron presentados, por tanto, ayer ante el juez bajo la acusación, no de actividad terrorista, sino de conspirar para matar soldados estadounidenses. Estaban considerados, no obstante, como individuos peligrosos, bien entrenados y educados en la doctrina del integrismo islámico. "Esto era un complot muy serio integrado por gente que intentaba hacer un daño grave a ciudadanos norteamericanos", declaró ayer el fiscal federal Christopher Christie.

Todos los sospechosos fueron detenidos el lunes cuando, según la agencia Associated Press, acudieron a comprar fusiles y armas de guerra en una operación que resultó ser una trampa montaba por el FBI. La policía estaba siguiendo a ese grupo desde principios de 2006, después de haberse hecho con la copia de un vídeo que sus integrantes habían dejado en una tienda para convertirlo en DVD.

En ese vídeo, según la fiscalía, había imágenes de 10 hombres, entre ellos los seis detenidos, recibiendo adiestramiento militar en un territorio de las montañas Pocono, en el Estado de Pensilvania.

Desde ese hallazgo, la policía siguió durante 16 meses los pasos de los sospechosos, que consiguieron ser infiltrados por agentes del FBI. En una de las grabaciones que hicieron se escucha a uno de los sospechosos diciendo: "Si quieres hacer algo aquí, tiene que ser Fort Dix, y no exagero; te aseguro que es posible atacar una base norteamericana muy fácilmente". "A mí no me importa que me detengan", dice otro, "o morir, si es necesario, en nombre de Alá".

Las referencias religiosas y alusiones a Osama Bin Laden son abundantes entre las pruebas presentadas ayer por el FBI. En otra grabación se oye decir a uno de los detenidos: "En última instancia, cuando se trata de defender nuestra religión, cuando alguien ataca nuestra religión, nuestro estilo de vida, es legítima la yihad".

Al menos uno de los detenidos tiene nacionalidad estadounidense, otros dos están legalmente en el país y los restantes, ilegalmente. Pero todos llevan mucho tiempo residiendo en EE UU, según los fiscales. Uno de ellos, según el congresista Chris Smith, de Nueva Jersey, repartía habitualmente pizzas en el interior de Fort Dix.

Esta enorme instalación del Ejército, que desde el 11-S se supone que es un fortín inexpugnable, fue en 1999, durante la guerra de Kosovo, el refugio de 4.000 musulmanes albaneses que huían del régimen serbio. Acabada la guerra, se les dio la oportunidad de regresar a su país o bien quedarse en EE UU con permiso de residencia. Una gran parte optaron por esto último y se instalaron en ciudades próximas a Fort Dix. [En la base se entrenan muchos de los soldados que irán a Irak y Afganistán, según una portavoz militar citada por Reuters].

Cinco de los detenidos el lunes vivían en Cherry Hill, un suburbio de Filadelfia situado a unos 30 kilómetros de la base. Tres de los presuntos terroristas comparten el apellido Duka, lo que hace pensar que son hermanos o parientes. Otro, Mohamed Ibrahim Shnewer, parece ser de origen jordano, y uno más, Agron Andullahu, podría ser turco, según los datos sin confirmar facilitados por el juzgado que entiende sobre el caso.

La esquina en la que se juntan los Estados de Nueva York, Pensilvania y Nueva Jersey es, desde hace muchos años, uno de los territorios de mayor presencia islámica en EE UU. Ya antes del 11-S algunas mezquitas de esa zona eran famosas por sus mensajes radicales. Tras esa trágica fecha, la policía sigue de cerca toda la actividad musulmana en aquella área, de la que proceden la mayor parte de los detenidos en los últimos años por actividades terroristas. Uno de los abogados que representa a varios de esos detenidos se quejó ayer de que las autoridades vinculen de nuevo terrorismo e islamismo con el propósito de satanizar a los practicantes de esa religión.

Fuente: www.elpas.com
09.05.07

Especial: 11-S. Operación global contra el terrorismo: El análisis de los profesionales

Esta noticia ha sido vista por 1309 personas.