Ver Suplemento Temático...


Seguridad Colectiva y Defensa Nacional.

 

Revista de Prensa: Noticias

Viernes, 20 de julio de 2007

Al Qaeda podría utilizar las tácticas de Irak para atentar contra EEUU

Un informe de Inteligencia advierte de un "mayor clima de amenaza" por el fortalecimiento de la red

 

Un informe de Inteligencia advierte de un "mayor clima de amenaza" por el fortalecimiento de la redAl Qaeda puede usar las tácticas desarrolladas en Irak para lanzar un ataque terrorista en Estados Unidos. Ésta es la principal conclusión de un informe sobre la amenaza terrorista elaborado por las agencias de Inteligencia que confirma que el grupo de Osama bin Laden "es y seguirá siendo la principal amenaza en el territorio porque sus líderes continúan planeando acciones de gran impacto mientras animan a otros radicales islamistas a imitarles".

Por lo tanto, EEUU padece un "mayor clima de amenaza" terrorista, aunque las autoridades insisten en que en este momento no hay una amenaza contra objetivos específicos.

El denominado Informe Nacional de Inteligencia presenta un análisis de las amenazas "persistentes y en evolución" que puede afrontar EEUU en los próximos tres años, con Al Qaeda a la cabeza, pero sin descartar a otros grupos como Hezbolá.

El documento señala que Al Qaeda "buscará usar los contactos y capacidades de su rama en Irak, su afiliado más visible y poderoso y el único del que se sabe que ha expresado un deseo de atacar nuestra patria".

Según los organismos de espionaje norteamericano, su presencia en Irak le está ayudando además a lograr más apoyo, fondos y militantes entre los suníes.

Refugio en Pakistán
El informe constata que pese a los golpes infringidos desde que el presidente George W. Bush anunciara el inicio de la guerra contra el terrorismo tras los atentados del 11 de septiembre de 2001, la red ha logrado fortalecerse en el "refugio" que ha establecido en las áreas tribales de Pakistán, en la frontera con Afganistán, y está estableciendo un liderazgo estable con savia nueva para reemplazar a los caídos.

Además, Al Qaeda no dudará "si puede" en usar "armas químicas, biológicas o nucleares" en un hipotético ataque contra EEUU y provocar un gran número de víctimas en "importantes objetivos políticos, económicos e infraestructuras".

El texto también alerta de que el islamismo radical se está extendiendo por todo el mundo y que Europa afronta un grave problema con la radicalización de los inmigrantes. "Aunque en EEUU sólo hemos descubierto a un puñado de individuos con vínculos con Al Qaeda, creemos que intensificarán los esfuerzos para instalar operativos", señala.

Pero no todo es negativo, ya que el documento destaca que las medidas de seguridad adoptadas tras el 11-S han entorpecido la capacidad de Al Qaeda de atacar en el país y han persuadido a otros grupos de que un atentado es hoy mucho más difícil que antes.

Sin embargo, la cooperación internacional que ha permitido este clima "puede desvanecerse a medida que el 11-S queda atrás y se hacen más distantes las percepciones de una amenaza".

Estas conclusiones son casi idénticas a las alcanzadas por el Centro Nacional contra el Terrorismo presentado la pasada semana, que advertía también del reforzamiento de Al Qaeda.

El informe coincidió además con el inicio ayer en el Senado de un debate de 48 horas sobre la necesidad de un cambio de estrategia en Irak, a la que Bush sigue resistiéndose. Sin embargo, la Casa Blanca descartó que fuese intencionado.

Hombres armados matan a 29 personas en una aldea iraquí

Una treintena de personas murieron hace unos días a manos de un grupo de hombres armados que asaltó una aldea al noroeste de Bagdad, mientras varios coches bomba sacudieron la capital.

Individuos vestidos con uniformes de las tropas de elite del Ministerio del Interior iraquí atacaron la aldea de Duwailiya matando a cuanto hombre, mujer o niño se encontraban en su camino.

Además, un bebé de tres meses falleció durante la ofensiva lanzada por las tropas estadounidenses contra supuestos miembros de Al Qaeda.

Coincidiendo con el día en que se celebra el aniversario del golpe de Estado que el 17 de julio de 1968 llevó al poder al régimen del partido Baas, en Bagdad estallaron dos coches bomba, dejando un saldo de una veintena de muertos.

Uno de los coches bomba estalló cerca de la embajada de Irán en Bagdad, situada cera de la Zona Verde, causando la muerte de al menos cuatro personas. Otras siete perdieron la vida en otra explosión cerca de una patrulla militar.

Parece que es inminente un nuevo encuentro entre EEUU e Irán. Washington anunció ayer que está dispuesto a volver a sentarse a la mesa próximamente con los representantes del régimen de Teherán, que señaló que no lo descarta. “Dada la situación en Irak y el comportamiento de Irán, que está causando inestabilidad en Bagdad, creemos apropiado mantener otro encuentro directo”, señaló el Departamento de Estado.

Fuente: www.negocios.com
18.07.07

Especial: 11-S. Operación global contra el terrorismo: El análisis de los profesionales

Esta noticia ha sido vista por 1406 personas.