Ver Suplemento Temático...


Seguridad Pública y Protección Civil.

 

Revista de Prensa: Noticias

Miércoles, 22 de agosto de 2007

El Ejército pone orden: "El objetivo es mantener el orden, ya que hay algunos que se quieren pasar de vivos"

Se han establecido patrullas las 24 horas del día en las ciudades más afectadas Según la policía, la mayor parte de los saqueos tienen lugar en mercados y tiendas

 

 Foto: www.elmundo.esLas denuncias de robos y asaltos en la zona más afectada por el terremoto de Perú han llevado a la Policía y a las Fuerzas Armadas a establecer patrullas que vigilan la ciudad durante las 24 horas del día para evitar desmanes.

"El objetivo es mantener el orden, ya que hay algunos que se quieren pasar de vivos", ha explicado un soldado de los casi 300 que la Infantería de Marina ha desplazado a la costa central peruana, epicentro del cataclismo. Junto a ellos están miembros del Ejército, unos 400, y de la Policía Nacional, que también ha multiplicado sus efectivos en el área.

Estas patrullas recorren a pie y en camiones la ciudad de Pisco y cada una tiene asignada un área de varias manzanas, con relevos cada seis horas.

"Los saqueos están disminuyendo, pero aún en la noche ocurren algunos hechos delictivos", explicó un miembro de un grupo especial de la Policía, que precisó que, "sobre todo, ocurre en mercados y tiendas, donde utilizan hierros y todo lo que tienen a mano para abrirlas".

Sin embargo, el mismo policía argumentó que se trata de gente que "tiene necesidades y, a lo mejor, no está muy informada de cómo está funcionando la ayuda, por lo que ha tomado esta opción".

Ese motivo es el que lleva a las Fuerzas Armadas, según declaró el comandante del Ejército José Antonio Muñoz Rodríguez, a "no atacar de frente, porque son personas que se encuentran en una situación complicada". "Cuando los encontramos realizando algún acto ilegal, primero les convidamos a dejar lo que están haciendo y, si no lo hacen, actuamos", agregó.

Un infante de Marina asegura que sus instrucciones son "realizar disparos al aire cuando una de estas situaciones se presente", pero utilizando "munición de salva, que no entraña peligro".

'¡El mar se sale, tsunami!'
En el calabozo y el patio de la Comisaría de Pisco, situada en la misma Plaza de Armas donde el miércoles se desplomó la iglesia de San Clemente, en la que murieron un centenar de personas, se encuentran detenidos una treintena de hombres acusados de robos y asaltos.

Un miembro de la Policía local explicó que uno de los métodos empleados es el de sembrar el pánico en la población al grito de "¡el mar se sale, tsunami!", lo que provoca la huida de una población ya aterrorizada y "permite a los ladrones entrar a robar a las casas".

Además, muchos de los presos que aprovecharon el terremoto para huir de la prisión de Tambo de Mora aún no han sido aún capturados y se teme que puedan cometer hechos delictivos. Otra de las actividades que preocupa a las Fuerzas Armadas es el robo de materiales de los escombros.

Sergio Ríos, encargado de una gasolinera en la ciudad de Pisco, comenta que en las chatarrerías de la ciudad algunos tipos de cables que se están saqueando pueden alcanzar un precio de 25 soles (unos 6 euros). Para Ríos, las Fuerzas Armadas están realizando una labor "correcta y necesaria", porque "ha habido saqueos en los mercados y también problemas en los repartos de alimentos".

En los albergues levantados en Pisco para acoger a los damnificados del terremoto también se valora favorablemente el trabajo de las fuerzas de seguridad. "El Ejército es importante. Sin ellos, en los albergues no hay control", ha declarado el Ministro de Salud, Carlos Vallejo.

En medio del caos, una funcionaria peruana de Defensa Civil fue descubierta en posesión de media tonelada de ayuda humanitaria destinada a los damnificados y que, al parecer, se había apropiado. Ésta, cuyo cargo es subgerente de la Defensa Civil de La Victoria, María Teresa Rosas García, ha sido denunciada por el fiscal Miguel Narro, junto a otras cinco personas, por un delito de peculado agravado en perjuicio del Estado.

Según la denuncia, cinco colabores descargaron 76 bolsas con donaciones seleccionadas en la casa de Rosas García, lo que ha hecho que la fiscalía ponga a todos los implicados a disposición del Juzgado Penal de Turno Permanente. El fiscal remarcó que el delito del que se les acusa tiene una condena de entre 2 y 8 años de prisión.

Además, las últimas cifras oficiales del Instituto Nacional de Defensa Civil elevan el número de muertos a 513, los heridos a 1.042 y las viviendas destruidas a 35.568. En Chincha han sido encontrados 10 nuevos cadáveres, y entre esta ciudad, Ica, Pisco y Nazca, suman un total de 491 fallecidos del total.

Fuente: www.elmundo.es
22.08.07

 

Experto: La Logística en la catástrofe del Perú, por Rafael Vidal (21/08/2007)
Experto: Mayor cooperación internacional destinada a la formación de equipos de emergencia para desastres, por David Rodríguez (21/08/2007)

Noticias relacionadas:

* Unos 8.000 afectados por el terremoto limpian las calles pagados por el Gobierno (22/08/2007)
*
Entrevista: Leire Pajín, Secretaria de Estado de Cooperación. "Ahora nos hacen falta todas las manos para ayudar a Perú" (21.08.07)
La economía peruana aguanta en pie y activa las labores de reconstrucción (21.08.07)
* La población de Pisco (Perú), bajo el estrés postraumático (20.08.07)
* Con ayuda de perros expertos, la dotación española de Bomberos Unidos sin Fronteras desplazada a Perú busca, por ahora sin éxito, a supervivientes entre los escombros (20/08/2007)
* Informe de situación pocos días después del terremoto de Perú (20.08.07)
* Perú busca víctimas del terremoto entre los escombros (17.08.07)

Esta noticia ha sido vista por 1170 personas.