Ver Suplemento Temático...

Seguridad Corporativa y Protección del Patrimonio.
 

Revista de Prensa: Noticias

Viernes, 18 de abril de 2008

Israel, escuela de seguridad para escoltas españoles

Cada vez son más los escoltas privados y de cuerpos de seguridad españoles que acuden a Israel en busca de adiestramiento para completar una formación que la legislación del uso de armas les impide realizar en España

 

'En Israel hay buenos instructores y, sobre todo, se puede hacer las cosas que en otro país no', dice a Efe José Félix Ramajo, quien coordina un curso de defensa personal que concluye hoy en Herzeliya, al norte de Tel Aviv y en el que han participado dos alemanes y doce españoles, entre ellos agentes de la Guardia Civil que acuden a título particular.

Ramajo, el único español hasta ahora que cuenta con el título de instructor de una de las exigentes academias israelíes de alta seguridad, explicó que, en Israel, sus alumnos pueden disparar libremente munición real, cuando en España están limitados a 19 tiros por trimestre.

'Aquí disparan entre 1.200 y 1.500 balas en una semana', indica este donostiarra cuyas aptitudes le acreditan con uno de los diez únicos títulos de instructor que la International Security Academy (ISA) ha concedido en sus 15 años de existencia.

En el curso de defensa personal que ha dirigido figuraba incluso una mujer, la mallorquina Diana Lucero, que a sus 33 años aspira a dejar su actual trabajo en una televisión local para convertirse en escolta.

'Esto es la cuna de la seguridad, el lugar donde mejor se aprende', declaró a Efe después de una de las sesiones de tiro.

A diferencia de España, donde sólo se puede emplear munición real en una galería con líneas de tiro rectas y siempre en presencia de la Guardia Civil, en Israel los escoltas pueden practicar el disparo en movimiento, desde coches y en escenarios combinados.

'Aquí -subraya Ramajo- se puede disparar con gente avanzando, o con un compañero a tu lado', es decir, practicar el tiro de combate.

Entre los participantes hubo algunos escoltas de empresarios, pero la mayoría acompañan a políticos y jueces en el País Vasco.

Todos buscan lo que en España no está permitido: la práctica con armas y el entrenamiento en situaciones límite, como por ejemplo prácticas de tiro después de largas carreras.

Entre las instrucciones que reciben figura la de evitar correr con el dedo en el gatillo, que por falta de práctica es algo común entre los profesionales del sector en España, según Ramajo.

'Cuando llegan aquí todos lo hacen y eso es muy peligroso, porque se traduce en errores; uno se puede caer mientras corre, o apretar el gatillo sin querer por un golpe', explica el instructor.

Para cualquier escolta israelí, que pasa primero por tres años de servicio militar y después, en muchos casos, por los servicios secretos, se trata de nociones básicas.

'Un español no tiene práctica, no está acostumbrado a este tipo de tiro, pero es indispensable que lo sepa porque lo va a necesitar', agrega Ramajo.

Más allá de disparar con pistolas Jericó o subfusiles Uzi y mini-Uzi, el adiestramiento está orientado a la lucha cuerpo a cuerpo, según una técnica desarrollada hace ya décadas por las fuerzas de seguridad israelíes, el 'krav maga'.

Literalmente 'lucha de contacto', el 'krav maga' se trata de una de las artes marciales más recurridas en todo el mundo de la seguridad personal por sus eficientes técnicas para desarmar y reducir a un atacante, y aprovechar cualquier recurso a su alcance para salir airoso de un asalto, incluso cuando vaya desarmado.

Arnón Maor tiene el titulo de 'dan 8' en este tipo de lucha e imparte al grupo español un tipo de 'krav maga' que él ha desarrollado y al que le ha puesto su propio nombre, 'KM Maor'.

'Yo sólo creo en una estrategia defensiva como técnica de trabajo porque si adoptas la estrategia ofensiva te conviertes en un escolta o policía violento', dice a Efe.

Maor piensa que un escolta no debe desenfundar el arma más que como último recurso, 'cuando su vida y la de su protegido corren realmente peligro'.

Hasta ese momento, sostiene, el escolta debe aplicar y pasar por todas y cada una de las fases de la defensa personal.

'El 'krav maga' es patente israelí, así le llamo yo', declara Ramajo sobre este arte marcial, dando a entender que en el campo de la seguridad el sello de 'Made in Israel' es símbolo de garantía.

Fuente: www.terra.es
11.04.08

Suplemento Temático: Escoltas

Esta noticia ha sido vista por 10672 personas.