Ver Suplemento Temático...


Seguridad Colectiva y Defensa Nacional.

 

Revista de Prensa: Noticias

Miércoles, 30 de abril de 2008

Monumentos y lápidas del Dos de Mayo

Los rincones de Madrid albergan numerosos homenajes al 2 de Mayo

 

Grandes monumentos, como el de la Plaza de la Lealtad, y lápidas conmemorativas recuerdan la gesta de 1808 contra las huestes de Napoleón.

Foto: www.madridiario.esEl monumento que se alza actualmente en la Plaza de la Lealtad había sido propuesto al Ayuntamiento madrileño en el mismo año de 1808 para situarlo en el Prado de San Jerónimo o en la Plaza Mayor. Sin embargo, hasta 1839, previo concurso de adjudicación, el arquitecto real Isidro González Velázquez no empezó a trabajar en la obra. En el conjunto destaca el enorme obelisco, vinculado a lo funerario, que descansa sobre un basamento octogonal de granito de Guadarrama. Un bajorrelieve recoge los rostros de Daoíz y Velarde, mientras que en otra de sus caras aparece un león guardando el escudo de España.

Pueden leerse dos inscripciones en los otros dos laterales: "A los mártires / de la independencia española / la nación agradecida. / Concluido por la M.H. Villa de Madrid / en el año 1848", y "Las cenizas / de las víctimas del 2 de Mayo de 1808 / descansan en este campo de lealtad / regado con su sangre / ¡honor eterno al patriotismo!”. Completan el conjunto cuatro esculturas alegóricas del Patriotismo, la Virtud, la Constancia y el Valor. El conjunto mide casi treinta metros de altura y fue inaugurado el 2 de mayo de 1840.

Foto: www.madridiario.esCerca de la Plaza de España, en los Jardines del General Fanjul, se levanta otro monumento a los héroes del 2 de Mayo, realizado por Aniceto Marinas en Roma en 1891. Tras haber recibido su modelado en yeso una medalla de primera clase en la Exposición Nacional de Bellas Artes de 1892, fue adquirido por el Estado en 1893.

En 1908 se autorizó su paso a bronce, pero no llegó a tiempo para su inauguración por el Rey en la Glorieta de Ruiz Jiménez el 4 de mayo. Así, en secreto, el modelo en yeso había sido pintado en verde, pero el conjunto destiñó a los pocos días como consecuencia de la lluvia, según relata Francisco José Portela en ‘La Guerra de la Independencia y el monumento público: los ejemplos madrileños’.

 

Hasta octubre no se colocó el monumento definitivo en bronce, que en 1966 fue trasladado a su ubicación actual.

Foto: www.madridiario.esEl Parque de Monteleón acogió el monumento más antiguo de España dedicado al levantamiento contra los franceses de 1808, realizado por Antonio Solá en recuerdo de los capitanes Daoíz y Velarde. Este conjunto ha tenido a lo largo de los años diversos emplazamientos: la fachada del Museo del Prado, el cruce de las calles de Carranza y Ruiz, de vuelta a la pinacoteca y después cerca de la Escuela de Ingenieros Navales de la Universidad Politécnica, según Portela. Actualmente, puede visitarse en la Plaza del Dos de Mayo.

Por su parte, el escultor Mariano Benlliure fue el encargado de realizar el Monumento al Teniente Ruiz, que fue situado en la Plaza del Rey con la leyenda ‘El Ejército español a uno de sus héroes del II de mayo de MDCCCXCI”.

Foto: www.madridiario.es

En 5 de mayo de 1908, tres días después de que se cumpliera el primer centenario de los hechos, el rey Alfonso XIII inauguró tres lápidas conmemorativas. Una de ellas fue colocada en la fachada del entonces Ministerio de la Gobernación, actual sede del Gobierno regional; la segunda, en la iglesia de los Santos Justo y Pastor, situada en la Plaza del Dos de Mayo; y la tercera, en los aledaños del Palacio Real.

Otras lápidas relacionadas con el Dos de Mayo son la que señala la casa de Daoiz, en la calle de la Ternera, número 6; la que rinde homenaje a la heroína del 2 de Mayo Clara de Rey, en la Iglesia de la Buena Dicha (Calle de Silva, 25); y la que recuerda a los héroes enterrados en el Cementerio de la Florida, situada a la entrada del camposanto madrileño.

Además, el Museo del Prado conserva el conjunto escultórico de ‘La defensa de Zaragoza’, realizado por José Álvarez Cubero. La obra se convirtió en uno de los máximos exponentes del arte neoclásico español.

Fuente: www.madridiario.es
29.04.08

Esta noticia ha sido vista por 1481 personas.