Ver Suplemento Temático...


Seguridad Colectiva y Defensa Nacional.

 

Revista de Prensa: Noticias

Miércoles, 19 de noviembre de 2008

España, sexto país más amenazado por Al Qaeda

La propaganda del terrorismo yihadista incrementa sus referencias a intereses estratégicos españoles

 

El terrorismo internacional de Al Qaeda y sus organizaciones satélite ha convertido a España en el sexto país del mundo más amenazado a mucha distancia de Estados Unidos e Israel, pero cerca de Reino Unido, Rusia y Francia, según un exhaustivo informe del observatorio español Athena Intelligence. Entre 1994 y septiembre de 2008, España ha aparecido más veces en los vídeos, comunicados, cartas, páginas web y foros de Internet de la propaganda yihadista que potencias mundiales como Italia, Alemania, Japón y Australia, por ejemplo.

El análisis de los comunicados, procedentes de grupos esparcidos por todos los continentes, es clave para aproximarse con fiabilidad al nivel de riesgo al que se enfrenta España. Manuel R. Torres, profesor de la Universidad Pablo de Olavide y autor del estudio, explica que "el terrorismo yihadista, más que una cadena demando, tiene un componente muy fuerte de inspiración estratégica, de ir alentando y facilitando el reclutamiento". Cuando uno de estos grupos lanza un mensaje de amenaza a España, no está anunciando una operación que está en marcha, sino que está invitando a otros simpatizante a que se hagan cargo de este objetivo", asegura Torres.

Las posibilidades de que la invitación triunfe aumentan cuando más elevada es la posición jerárquica de la que parte el mensaje. No tiene el mismo efecto un comunicado anónimo colgado en una página web minoritaria, que una mención a España de Osama Bin Laden, como ya ha ocurrido.

Entre 1994 y 2008, las diferentes organizaciones (desde Al Qaeda a Fatah al-Islam, pasando por los Talibán, Ansar al-Sunna o The Mujahideen Army, entre otras) han producido 2.322 comunicados, de los que 50 han hecho referencia a intereses estratégicos españoles, el 2,2%.

Grafico: www.gaceta.es

El recuerdo de Al Andalus
El informe de Athena Intelligence agrupa las menciones en cinco categorías conceptuales diferentes. El estudio se detiene, en primer lugar, en los comunicados con referencias a Al Andalus. "Dicha rememoración suele tener un carácter de añoranza, de lamento y dolor por la pérdida de un territorio que simbolizó el mayor grado de esplendor de la civilización musulmana". No obstante, las alusiones a Al Andalus tienen el carácter de una agresiva reivindicación, un objetivo fijado a largo plazo que exigirá cumplir antes otros objetivos. El informe subraya que "la obsesión de Al Qaeda por recobrar Al Andalus ha pasado a formar parte del resto de redes que integran la constelación yihadista".

La segunda categoría se centra en los mensajes que han amenazado explícitamente a España con el anuncio de ataques inminentes y específicos o fijando su prioridad estratégica. En los meses anteriores y posteriores al 11-M. Al Qaeda, Información de Ayuda al Pueblo Iraquí (órgano de propaganda) y Global Islamic Media Front señalaron a España por su presencia en Irak y Afganistán y su presunta actitud hostil hacia el Islam.

Los atentados del 11-M se han convertido en otra cuestión recurrente de la propaganda yihadista. La masacre, asegura el profesor Torres, se ha convertido en un ejemplo de lo que la determinación de un pequeño grupo de fieles puede hacer contra el enemigo: derribar a un gobierno contra todo pronóstico y retirar a un país de una zona de conflicto. El 11-M es para el yihadismo la marca del éxito, y lo esgrime cada vez que recuerda a un tercer país cuáles pueden ser los efectos de su desobediencia.

Las referencias a Ceuta y Melilla constituyen otra categoría por sí solas. "Quizás son las menciones que exigen mayor cautela. Se trata de una cuestión novedosa, de la que no se ha hablado durante muchos años pero que ahora interesa al terrorismo y se ha convertido en un símbolo. Ayman Al-Zawahiri, número dos de Al Qaeda, y el líder de Al Qaeda en el Magreb ya se han referido a Ceuta y Melilla", comenta el autor del informe.

En una quinta categoría entrarían las apariciones de España en reflexiones estratégicas de consumo interno, desmentidos o rectificaciones de los grupos y autocríticas.

La estadística refleja un aumento significativo en la aparición de intereses españoles entre 2001 y 2007, pero la proyección de 2008 refleja un relajamiento de la actividad propagandística. No obstante, el profesor pido no bajar  la guardia. "No se trata de vivir continuamente preocupados, pero debe existir una concienciación sobre la amenaza, que sigue ahí. La gente aún no hace la relación entre las menciones y el nivel de amenaza, no entiende que somos un objetivo permanente del terrorismo. El riesgo no ha terminado por que las tropas españolas hayan salido de Irak".

Fuente: www.gaceta.es
13.11.08

Especial: 11-S. Operación global contra el terrorismo: El análisis de los profesionales

Esta noticia ha sido vista por 2126 personas.