Ver Suplemento Temático...


Seguridad Colectiva y Defensa Nacional.

 

Revista de Prensa: Noticias

Lunes, 12 de enero de 2009

EEUU mata al líder de Al Qaida en Pakistán, de nacionalidad keniana

Se le imputan los atentados contra las embajadas de EEUU en Kenia y Tanzania

 

Foto: ABCEl jefe de operaciones de Al Qaida en Pakistán, Osama al Kini, y su lugarteniente, Sheij Ahmed Salim Swedan, murieron el pasado 1 de enero tras ser alcanzados por un misil estadounidense en las zonas tribales del noroeste, fronterizas con Afganistán, según confirmaron ayer fuentes estadounidenses y paquistaníes.

Ambos terroristas -de nacionalidad keniana- se encontraban en la lista de personas más buscadas por el FBI debido su implicación en los atentados contra las embajadas estadounidenses en Kenia y Tanzania en 1998. Unos ataques que provocaron la muerte a 223 personas y que supusieron el inicio de la campaña de terror de hasta ese momento una desconocida Al Qaida.

De igual modo, Al Kini está considerado el autor material del atentado contra el hotel Marriott de Islamabad, que el pasado 20 de septiembre provocó la muerte a 60 personas, así como el intento frustrado del asesinato de la ex primera ministra Benazir Bhutto. Una tentativa de magnicidio que finalmente sería consumada tan sólo unos meses después.

Desde septiembre de 2008, EE.UU. habría realizado más de 30 ataques en esa región a pesar de las «protestas» de Pakistán, que exige una mayor información de esas operaciones.

La muerte de Al Kini y Swedan es una clara demostración de los vínculos establecidos entre Al Qaida y el continente africano. En una declaración realizada en 2006, Bin Laden identificaba el conflicto de Darfur como parte de «la cruzada sionista contra los musulmanes». A su vez, la notable pérdida de liderazgo que la organización terrorista ha sufrido en Afganistán y Pakistán ha sido paliada gracias al incremento de poder estratégico que las milicias islamistas experimentan en el Cuerno de África.

Considerado Somalia, junto al sureste asiático, uno de los pocos lugares del mundo donde Al Qaida aún cuenta con simpatizantes, las milicias islamistas de Al Shabab son el perfecto reducto para la formación de nuevos terroristas.

Biden en Islamabad
El vicepresidente electo estadounidense, Joseph Biden, se reunió ayer en Islamabad con las autoridades políticas y militares del país para mediar en la creciente tensión con la India después de los atentados de Bombay. Biden aseguró que el nuevo Gobierno continuará cooperando con Pakistán contra el terrorismo. Mientras, seis explosiones de baja intensidad estallaron junto a céntricos teatros de Lahore, con un saldo de al menos cinco heridos.

Fuente: ABC
10/01/09

Especial: 11-S. Operación global contra el terrorismo: El análisis de los profesionales

Esta noticia ha sido vista por 1096 personas.