Ver Suplemento Temático...


Seguridad Pública y Protección Civil.

 

Revista de Prensa: Noticias

Lunes, 16 de marzo de 2009

El 11-S motivó la reducción de los mandos de emergencias para afrontar la crisis

 

Foto: SoituEl jefe de la Policía de Nueva York, Rafael Piñeiro, explicó hoy en Murcia que tras el 11-S esta ciudad norteamericana decidió reducir el número de mandos tanto de la policía como del resto de unidades de emergencias para facilitar la coordinación en casos de crisis como la ocurrida en 2001.

Piñeiro dio a conocer hoy, con motivo de las jornadas de Nuevas Tecnologías y Gestión de la Comunicación que organiza el 112 murciano, la integración de las diferentes agencias de seguridad en situaciones de riesgo, que se decreto para regular las situaciones de emergencias en la ciudad a partir de los atentados del 11 de septiembre de 2001.

A partir de ese momento se reduce el número de mandos para facilitar la coordinación entre los miembros de diferentes agencias, como policía, bomberos o emergencias, en las situaciones de emergencia más compleja y que entrañan más peligro, agregó.

El jefe de policía de Nueva York comentó también los diferentes niveles de movilización de este cuerpo en las situaciones de emergencia, en las que también se aplica el criterio de un mando único y se gradua en niveles del 1 al 4 que actúan en los cinco distritos en los que se divide la ciudad.

En este sentido, se refirió a la intervención de nivel 3 de la policía de Nueva York en el aterrizaje del vuelo 1549 sobre el río Hudson el pasado 16 de enero, y mostró un vídeo de las cámaras de seguridad en el que se observa el momento de la caída.

Piñeiro indicó que estas cámaras captan imágenes del río desde diferentes ángulos y detectan cuando se produce una anomalía, lo que facilitó el trabajo de la policía portuaria que intervino en el salvamento.

La primera embarcación que asistió a los 155 pasajeros del vuelo fue el ferry que se dirigía a Nueva Jersey, y que el primer barco gubernamental que actuó fue el de la policía de Nueva York, señaló Piñeiro.

Según el jefe de Policía de Nueva York, en esta intervención también fue necesario establecer un puesto de mando en un centro de convenciones próximo al accidente y cerrar la autopista para facilitar el acceso de los diferentes medios de emergencias y evacuar a los pasajeros.

En cuanto a los elementos de mando, distinguió entre el inspector o jefe de la policía, que es el encargado de establecer los objetivos y prioridades de la operación, el personal de mando, y el personal general de intervención y apoyo.

El personal de mando está formado por el oficial de seguimiento público, responsable de trasmitir la información a los diferentes medios, el oficial de enlace, que coordina las operaciones con otras agencias, y el de seguridad, responsable de controlar a las diferentes personas y evacuar a los afectados.

El personal general está dividido en la sección de operaciones, que coordina a las patrullas; la de planificación, encargada de compilar la información táctica; la logística, que provee de los medios necesarios; la financiera, que sigue el curso de los incidentes para calcular los coste de la operación, y la de inteligencia, que investiga los resultados y realiza las funciones de investigación.

Por otra parte, Piñeiro distinguió entre la matriz de mando único, coordinada por una sola agencia de emergencias, y la de mando unificado, en la que se coordinan diferentes instituciones en un control único.

En este sentido, el jefe de policía de Nueva York indicó que existen protocolos y tipificaciones que dividen las actuaciones en los que la policía debe ejercer el mando de forma exclusiva y en las que se coordina con otras entidades, como los bomberos o expertos en accidentes ambientales.

En cuanto al proceso de actuación en situaciones de emergencia, Piñeiro insistió en que el primer objetivo es la seguridad vital de los afectados y los agentes que participan en el operativo y, que a partir de ahí, se coordinan un nivel de prioridades a seguir.

Resaltó también la importancia de causas externas en una intervención de este tipo, como la meteorología, los accesos del lugar, o el día de la semana en el que se produce, es decir, si es laborable o festivo, por el tráfico existente.

Fuente: Soitu
12/03/09

Especial: 11-S. Operación global contra el terrorismo: El análisis de los profesionales

Esta noticia ha sido vista por 1082 personas.