Ver Suplemento Temático de Seguridad Portuaria...


Seguridad Pública y Protección Civil.

 

Revista de Prensa: Noticias

Miércoles, 8 de julio de 2009

Al Qaeda amenaza con vengarse de Francia por su postura sobre el burka

 

La rama magrebí de Al Qaeda ha amenazado a Francia con vengarse por su postura sobre el burka después de que el presidente francés, Nicolas Sarkozy, dijera que esta prenda no era "bienvenida" en Francia. Además, precisamente mañana arrancará una   comisión parlamentaria encargada de analizar el fenómeno del burka en el Hexágono para ver si recomienda prohibir su uso.   

Foto: La Razón

"Aquí está Francia mostrando toda su capacidad, movilizando a todas sus instituciones y organizando sus filas para hacer una pérfida nueva guerra contra nuestras hermanas que llevan el niqab," dice la declaración colgada en una Web utilizada por los simpatizantes de Al Qaeda. El texto explica que la campaña de Francia contra el burka equivale a un "terrorismo religioso" y es una incitación a "un odio   que sólo puede aumentar". "Por eso, llamamos a los musulmanes a responder a este odio con otro que es más devastador, llamamos a   hacer frente a esta obstinación francesa", indica. "Nos vengaremos de Francia y de sus intereses por todos los medios a nuestro alcance, por el honor de nuestras hijas y nuestras hermanas", agrega la   declaración.   

El pasado 22 de junio, durante un simbólico discurso pronunciado ante el Parlamento reunido en Versalles, el presidente francés, Nicolas Sarkozy, aseguró que el burka no es un "signo religioso" sino un "signo de esclavitud y sumisión" que atenta contra "la dignidad de   la mujer" y advirtió de que esta prenda que usan las mujeres afganas para cubrirse de pies a cabeza "no será bienvenida" en Francia.  "El problema del burka no es un problema religioso, es un problema de libertad, de dignidad de la mujer", lanzó Sarkozy entre aplausos. 
A su modo de ver, el burka no es un signo religioso sino "de esclavitud y de sumisión". "Lo quiero decir solemnemente: no será bienvenido en el territorio de la República francesa", abundó.   

En la misma línea, subrayó que no se puede aceptar en Francia "mujeres prisioneras tras una rejilla, alejadas de toda vida social y   privadas de toda identidad". "No es la idea que la República francesa   tiene de la dignidad de la mujer", dijo. Además, una comisión parlamentaria formada por 32 diputados analizará a partir de mañana 1 de julio el fenómeno del burka en Francia y propondrá, en su caso, si conviene legislar para prohibir su uso.La comisión tendrá seis meses para abordar los trabajos y en ellos participarán diputados procedentes de cuatro grupos políticos de la Asamblea: diecisiete de la UMP; once del Partido Socialista; dos de Nuevo Centro y otros dos de la Izquierda Democrática y Republicana. Fue el diputado comunista André Gerin el promotor de la idea de abrir una comisión parlamentaria sobre el burka lanzando así el debate sobre la oportunidad de legislar en un país de fuerte tradición laica y donde los signos religiosos están ausentes de la   vida pública.   

El tema provoca una gran controversia y genera división en el senomismo del Gobierno entre los partidarios de una ley y los que temen estigmatizar a los musulmanes, que se calcula que en Francia son unos cinco millones. El Consejo Francés de Culto Musulmán (CFCM) insiste en el aspecto "marginal" de este fenómeno, ligado a una minoría de musulmanes que   se reivindican salafistas y defienden una visión puritana del Islam.

Fuente: La Razón
30/06/09

Especial: 11-S. Operación global contra el terrorismo: El análisis de los profesionales

Esta noticia ha sido vista por 999 personas.