Ver Suplemento Temático...


Seguridad Colectiva y Defensa Nacional.

 

Revista de Prensa: Noticias

Lunes, 13 de julio de 2009

Al Qaeda en el Magreb pone en práctica el 'know-how' de Irak

El último atentado de la organización supone un salto clave en su capacidad operativa. Acaba de amenazar a Francia por prohibir el uso del burka

 

El pasado 17 de junio, un atentado a 150 kilómetros al este de Argel, en la región de Bordj Bou Arreridj, acabó con la vida de 24 policías argelinos y un ciudadano chino. Los gendarmes escoltaban un convoy de trabajadores asiáticos que participaban en la construcción de una autovía al norte del país. Dos bombas escondidas en la orilla de la carretera sorprendieron a los agentes. Antes de escapar, los terroristas asaltaron los vehículos y robaron armas, uniformes y equipos de comunicación.

Foto: La Gaceta

No hubo ningún detenido. El atentado fue reivindicado pocos días después por la organización terrorista Al Qaeda en el Magreb (AQIM, en sus siglas en inglés), filial de Al Qaeda en la franja norteafricana.   

Se trata del atentado más grave perpetrado en Argelia desde agosto de 2008, cuando un terrorista suicida explotó su vehículo contra la Escuela de Gendarmería de Les Issers, asesinando a 44 personas. Desde entonces, las emboscadas en carreteras se habían intensificado y se habían extendido por diversas zonas del país, pero ninguna de ellas había resultado tan preocupante como la del pasado 17 de junio. Los analistas consideran que puede suponer un salto en la capacidad operativa de AQIM, y ahí radica su importancia.   

La violencia había ido descendiendo progresivamente en Argelia en los últimos meses gracias a la presión policial y la batalla ideológica presentada desde instancias gubernamentales. Pero la agencia de inteligencia estadounidense Stratfor advierte del anormal número de víctimas mortales logrado por los terroristas en este atentado, lo que hace temer que “un comando de operaciones experimentado o un fabricante de bombas haya ingresado en AQIM procedente de algún escenario como Irak o Pakistán”.    

Stratfor concluye, después de analizar los hechos, que “el incremento en la letalidad puede ser el resultado de un diseño superior en los artefactos explosivos improvisados o de una planificación más sofisticada de las emboscadas”, y eso equivaldría a un incremento en la amenaza de las acciones de la organización terrorista.
   
Ceuta y Melilla
AQIM es fruto de la incorporación de la antigua organización terrorista argelina Grupo Salafista para la Predicación y el Combate (GSPC) a la matriz de Al Qaeda, en septiembre de 2006. En su presentación pública, AQIM lanzó una amenaza contra los infieles occidentales y sus intereses estratégicos en el Magreb que incluía menciones especiales para España y Francia. La “liberación” de Ceuta y Melilla figura entre sus objetivos declarados.   

Aunque los tentáculos de AQIM llegan a Mali, Mauritania, Níger, Libia, Túnez y Marruecos, con grupos satélite en cada uno de estos países que actúan bajo su marca, la organización apenas ha logrado traspasar las fronteras del antiguo GSPC, viendo limitada su proyección exterior. Argelia y la franja este de Marruecos son los puntos que concentran la mayor atención de las fuerzas antiterroristas occidentales, aunque cada cierto tiempo ocurren ataques aislados en países como Mauritania. El último, el pasado 23 de junio, acabó con la vida de un cooperante estadounidense.   

AQIM ya había demostrado con anterioridad su capacidad para incorporar técnicas de combate de otros escenarios. En los últimos tres años, los herederos del GSPC habían copiado de Al Qaeda la utilización de vehículos suicidas y el golpeo constante de intereses económicos extranjeros.

Efecto bumerán
Pero el incremento de la letalidad, según Stratfor, puede representar un paso adelante en su capacidad operativa que será necesario seguir de cerca en sus próximas acciones. El riesgo es mayor ahora que Irak y Pakistán se han convertido en escenarios más complicados para la insurgencia. El ocaso de estas contiendas puede devolver a sus países a muchos ex combatientes yihadistas y, en este fenómeno, Argelia afronta los mayores retos.

Diversos estudios han concluido que Argelia fue la nación que más yihadistas aportó a Irak y Afganistán en la cima de estas guerras, y algunos de esos argelinos podrían haber retornado ya a su país con los conocimientos adquiridos entre las filas de la insurgencia.

Amenaza a Francia
La última amenaza de AQIM ha ido dirigida hacia Francia por su intención de prohibir el uso del niqab (pañuelo que sólo deja al descubierto los ojos de las mujeres) y el burka (prenda que cubre por completo el rostro y el cuerpo) en todo su territorio nacional.

El líder de la organización, Abu Musab Abdul Wadoud, emitió un comunicado el 28 de junio titulado “Francia, la madre de todos los males”, en el que promete atacar intereses galos por “este ataque contra el islam”. “Hace unos años, Francia inició una guerra feroz contra nuestras hijas que llevaban el velo, y ahora de nuevo está utilizando todas sus fuerzas de forma flagrante contra nuestra hermanas que llevan el niqab. Esta es la mayor forma de terrorismo religioso e incitación al odio”, denuncia el jeque en el comunicado. Después, asegura que Francia y sus intereses serán atacados “de todos los modos posibles, todo el tiempo y en todos los lugares” hasta que cese la opresión al islam.    

Marruecos se ha tomado en serio las amenazas antes que su vecina Argelia. Los principales responsables de la seguridad en el reino alauí se reunieron en la sede del Ministerio del Interior la pasada semana para adoptar medidas de protección de los posibles objetivos franceses.

 

Fuente: La Gaceta
07/07/09

Especial: 11-S. Operación global contra el terrorismo: El análisis de los profesionales

Esta noticia ha sido vista por 1643 personas.