Ver Suplemento Temático...


Seguridad Pública y Protección Civil.

 

Revista de Prensa: Noticias

Miércoles, 9 de septiembre de 2009

El islam francés se vuelve menos violento pero más integrista

La fragmentación de los cinco millones de musulmanes que viven en Francia vacía de contenido al Consejo impulsado por París

 

El islam francés se está fragmentado, balcanizando, dividiendo en capillas políticas y religiosas, grupos sociales diversos, sensibilidades religiosas enfrentadas: florece un ultra integrismo no violento, retrocede el islamismo radical, aumentan el agnosticismo y la indiferencia, son mayoritarios los tradicionalistas y los partidarios de una integración no conflictiva.

Foto: ABC

Farhad Khosrokhavar, sociólogo, investigador en la «École des hautes études en sciences sociales», afirma: «Los trabajos de campo han permitido confirmar que el islamismo radical ha retrocedido en tanto que fenómeno social. Por el contrario, estamos asistiendo a la floración de un nuevo movimiento, el híper fundamentalismo: grupos de musulmanes que no están en guerra contra la sociedad francesa pero que quieren practicar un modo de vida que ellos creen que era el de su Profeta. Se trata de musulmanes ultra ortodoxos, que reaccionan contra una sociedad híper secularizada».

¿Cuál es la importancia de los nuevos híper fundamentalistas musulmanes en Francia? Según cifras oficiales del ministerio del Interior, en Francia (65 millones de habitantes), a finales del mes de julio pasado, solo 367 mujeres vestían burka. Korsrokhavar estima que las usuarias del velo islámico integral son ultra minoritarias en el seno de una facción musulmana igualmente minoritaria.

Un Consejo renqueante
Frédéric Lenoir, director de «Le Monde des Religions», estima que los musulmanes franceses se han dividido en cinco grandes grupos sociológicos:

  1. Musulmanes de la primera generación inmigrante desde 1945. Tradicionalistas, relativamente bien integrados.
  2. Musulmanes jóvenes que descubren su identidad religiosa con pasión, y oscilan entre radicales e integrados.
  3. Musulmanes jóvenes que desean «cribar» la religión tradicional a través de la «razón crítica».
  4. Musulmanes que se alejan de la tradición musulmana.
  5. Musulmanes tentados por la subversión salafista.

Esa división y fragmentación cultural y religiosa del Islam francés no oculta otro tipo de divisiones políticas: la Mezquita de París, la Federación nacional de musulmanes de Francia y la Unión de organizaciones islámicas. Estas tres organizaciones cohabitan de manera conflictiva en el Consejo francés de culto musulmán (2003). Aquí culminó un largo y tortuoso proceso de Estado, con el que sucesivos ministros del Interior, Pierre Joxe (1990), Charles Pascua (1995), Jean-Pierre Chev_nement (1999) y Nicolas Sarkozy (2002) intentaron crear una organización que integrase a los musulmanes de Francia y sirviese de interlocutor político y cultural.

El Consejo funciona, mal que bien, pero las diferencias políticas, culturales, incluso teológicas afloran con frecuencia significativa. La libertad de elección y el debate público han favorecido la división y fragmentación de los musulmanes franceses.

Tal realidad política y asociativa, muy diversa, coincide con un aparente estancamiento y fragmentación social. En términos demográficos, el Islam francés también es víctima de su diversidad cultural. Farhard Khosrokhavar subraya que «no hay cifras científicamente probadas sobre la importancia de la población musulmana francesa: unos especialistas hablan de 3.7 millones de musulmanes; otros, de 6 millones. Los investigadores más solventes hablan de una población musulmana de 4 o 4.5 millones, pero, en verdad, nadie tiene pruebas tangibles».

Esa población tiene convicciones religiosas muy diversas: un 15 o un 20 por ciento de los musulmanes franceses han dejado de practicar; entre un 20 un 30 por ciento son practicantes «a título privado», pero participan poco en la vida religiosa. Por el contrario, una minoría híper fundamentalista, difícil de cifrar, intenta hacer proselitismo, «con poco éxito».

Fuente: ABC
05/09/09

Especial: 11-S. Operación global contra el terrorismo: El análisis de los profesionales

Esta noticia ha sido vista por 893 personas.