Ver Suplemento Temático...


Seguridad Pública y Protección Civil.

 

Revista de Prensa: Noticias

Jueves, 14 de enero de 2010

Líderes tuareg se comprometen a combatir el terrorismo en el norte de Mali

 

Argel (EFE).- La Alianza Democrática del 23 de mayo por el Cambio (ADC), el principal movimiento de la rebelión tuareg del norte de Mali, subrayó hoy en Argel su "compromiso de seguir contribuyendo" a la lucha contra el terrorismo en el país y en la región del Sahel.

Los dirigentes políticos y militares de la alianza se reunieron estos días en la capital argelina para reestructurar su organización y analizar el cumplimiento de los acuerdos de paz de Argel firmados con el Gobierno maliense en el contexto de multiplicación de las actividades terroristas de Al Qaeda en el norte de Mali.

En una declaración final de la reunión difundida hoy, la ADC rechazó "firmemente" el pago de rescates en los casos de secuestro e instó al Gobierno de Bamako a unirse "a los esfuerzos de la comunidad internacional por una paz definitiva y en la lucha contra el terrorismo y el resto de factores de inseguridad" en la región.

Desde 2003 el norte de Mali, y especialmente la región de Kidal, se ha convertido en una base de retaguardia de los grupos terroristas islamistas argelinos, en la que suelen esconder a los ciudadanos occidentales que secuestran y por los que exigen grandes sumas de dinero.

La región de Kidal es al mismo tiempo el territorio histórico de la población tuareg y algunos de sus representantes han sido acusados en los últimos años de colaborar con los activistas de la organización Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI).

Por otra parte, los líderes de la ADC reiteraron su compromiso con los acuerdos de paz entre los rebeldes tuareg y el Gobierno de Bamako firmados en la capital argelina en julio de 2006.

La declaración subrayó que esos acuerdos representan "el único marco, la única base y la única referencia" para la resolución de la crisis en el norte de Mali. Los acuerdos de Argel, alcanzados tras años de enfrentamientos que causaron decenas de muertos, establecieron el cese total de las hostilidades, la integración de los insurgentes tuareg en el Ejército maliense y la creación de un fondo económico para el desarrollo de la depauperada región de Kidal.

Sin embargo, ambas partes se acusaron posteriormente de violar los acuerdos lo que provocó que se reprodujeran los enfrentamientos en el norte del país hasta el pasado año en que se alcanzó un alto el fuego precario. El portavoz de la ADC, Hama Ag Sid Ahmed, instó el pasado jueves a "todos los socios de Mali, especialmente la Unión Europea (EU) y Francia" a velar porque los acuerdos de paz de Argel sean "estrictamente aplicados".


 

Fuente: La Vanguardia
11/01/10

Especial: 11-S. Operación global contra el terrorismo: El análisis de los profesionales

Esta noticia ha sido vista por 949 personas.