Ver Suplemento Temático...


Seguridad Industrial y Prevención de Riesgos Laborales.

 

Revista de Prensa: Noticias

Martes, 9 de mayo de 2006

Las sociedades de Prevención de Riesgos denuncian a las Mutuas

Acuden al Tribunal de Defensa de la Competencia por vulneración del mercado. Afirman que Trabajo no concluye la supervisión de expedientes un mes después del plazo

 

La mejor defensa es un buen ataque. Ese es el principal argumento de la Asociación de Servicios de Prevención Ajenos (ASPA), que engloba a más de 250 empresas privadas de este tipo (la mayoría son pymes) contra las Mutuas de Accidentes de Trabajo, que desde hace algunos años se han convertido en su competencia más directa.

Y como ASPA cree que no ha habido juego limpio, presentó una denuncia el pasado jueves ante el Tribunal de Defensa de la Competencia (TDC) contra las casi 30 Mutuas de Accidentes de Trabajo.

¿El motivo? La competencia desleal. Mantienen que las Mutuas utilizaron hasta el pasado 1 de enero fondos de la Seguridad Social (o sea, dinero público), para fines privados (en concreto, la prevención de riesgos laborales).

La fecha de 1 de enero no es casual. Es el día que entró en vigor con efecto retroactivo el Real Decreto (aprobado el pasado 10 de junio) que escindía la actividad de las Mutuas como entidades colaboradoras de la Seguridad Social como servicios de prevención ajenos.

El presidente de ASPA, Juan Prats, no quiere que se conozca el contenido de la denuncia y sus fundamentos, pero la vincula directamente con las conclusiones de un informe del Tribunal de Cuentas del 26 de mayo de 2005, sobre la fiscalización de las Mutuas en materia de prevención de riesgos laborales durante 2001, 2002 y 2003.

Dicho informe recoge en sus conclusiones que la cantidad “a fondo perdido con cargo al Fondo de Prevención de la Seguridad Social” a favor de los Servicios de Prevención Ajenos de las Mutuas “ha supuesto una ventaja competitiva de la que no han gozado las entidades privadas especializadas”. Fuentes del sector apuntaron la posibilidad de que las entidades privadas de prevención podrían solicitar al propio Tribunal de Cuentas la fiscalización de las Mutuas durante los años 2004 y 2005; e incluso emprender algún tipo de acción penal.

La situación está clara para Prats. “El tribunal puso de manifiesto el uso de servicios públicos para fines privados”, asegura. También advierte de que el futuro “es muy incierto para el negocio de los riesgos laborales si sigue esta competencia desleal”.

La segregación no termina

ASPA viene denunciando una violación de la libre competencia desde antes de la promulgación del Real Decreto. Fuentes del sector consultados por este periódico aseguran que el Ministerio de Trabajo únicamente ha examinado la mitad de los expedientes de escisión de servicios de prevención, aunque el plazo terminó el pasado 31 de marzo.

También dan por supuesto que el plazo se va a prorrogar un mes más como mínimo, y que el proceso está teniendo muchas deficiencias en la supervisión. Este sector duda incluso de que esta escisión sea real, y que continúe el trasvase de fondos de la Seguridad Social a la de prevención de riesgos laborales. La pelea sólo ha empezado.

Contactos periódicos con el Ministerio de Trabajo

El hecho de que el sector privado de prevención de riesgos laborales sea bastante escéptico en cuanto al resultado del proceso de escisión de servicios de las Mutuas no impide que sus representantes estén vigilando de cerca el proceso y mantengan periódicos encuentros con responsables del Ministerio de Trabajo.

Javier Fernández, responsable del Grupo MGO, tiene muy poca fe en los resultados del Real Decreto, a cuya promulgación responsabiliza directamente al informe fiscalizador del Tribunal de Cuentas.

“No creo que vaya a resolver los problemas ni la situación”, apunta Fernández. Incluso pronostica que los directores gerentes de las Mutuas serán también los responsables de los nuevos servicios de prevención que se vayan creando.

“La conclusión es que se seguirán usando recursos públicos de la Seguridad Social para realizar una actividad privada. ¿Qué se va a hacer para evitarlo? Las Mutuas ya tienen mucha agresividad comercial como entidades privadas”.

Fuente: El Economista
24.04.06

Esta noticia ha sido vista por 3195 personas.