Ver Informe...


Seguridad Pública y Protección Civil.

 

Revista de Prensa: Noticias

Miércoles, 5 de mayo de 2010

Francia prevé la cárcel y una multa de 15.000 euros a quien imponga el burka

 

El proyecto de ley que deberá prohibir el burka y el niqab en los espacios públicos es el primer paso de un proyecto de reconquista del electorado conservador, sin romper con los votantes musulmanes, que son varios millones. Que una mujer lleve el burka o el niqab podrá castigarse con 150 euros de multa. Por el contrario, la «instigación» a llevar el velo islámico integral podrá castigarse con hasta 15.000 euros y con hasta un año de cárcel, según revelaba ayer «Le Figaro».

François Fillon, primer ministro, recibió a todas las autoridades religiosas musulmanas, antes de iniciar la redacción del proyecto de ley, insistiendo en el que el Gobierno desea defender los derechos y dignidad de la mujer, sin interferir en sus convicciones religiosas.

Sentado tal principio de diálogo con los musulmanes franceses (entre 5 y 6 millones), el legislador desea mostrarse «comprensivo» con las mujeres musulmanas, pero muy severo con los hombres tentados por el rigorismo islamista.

Para julio

Según los primeros capítulos de la ley que debe aprobarse el próximo mes de julio si todo va bien, el Gobierno castigará con más severidad el uso del burka que la «instigación» a su uso, por razones de carácter «pedagógico».

Los anónimos redactores del proyecto de ley presentan de este modo su trabajo: «Hemos decido la prohibición total del uso del burka, en nombre de los principios básicos de la dignidad de la mujer. Pero hemos decidido penas ligeras; ya que las mujeres son víctimas, con frecuencia».

Originalmente, el presidente del grupo parlamentario de la UMP (Unión por un Movimiento Popular), Jean-François Copé, había propuesto penas de 750 euros, para castigar el uso del burka y del niqab, con una intervención policial y judicial expeditiva. El proyecto de Ley se anuncia mucho más «ligero»: las multas de 150 euros podrán pagarse con «sellos multa», que se venden en los estancos.

La gran novedad del proyecto de ley es el castigo muy severo de un delito de nuevo cuño: «La instigación al uso del velo islámico, a través de la violencia, la amenaza o el abuso de poder u autoridad». Los culpables de tal delito podrán ser castigados con penas de cárcel y multas de hasta 15.000 euros.

Los redactores del proyecto de ley advierten: «La severidad del castigo del delito de instigación al uso del burka debe clarificar nuestras intenciones. La nueva ley no estará hecha para proteger a la sociedad francesa contra el islamismo, si no para proteger la dignidad y derechos de las mujeres». Sarkozy espera contentar a sus electores conservadores sin romper con sus potenciales votantes musulmanes.

 

Fuente: ABC
01/05/10

Especial: 11-S. Operación global contra el terrorismo: El análisis de los profesionales

Esta noticia ha sido vista por 853 personas.