Ver Suplemento Temático...


Nuevas Tecnologías Aplicadas a la Seguridad.

 

Revista de Prensa: Noticias

Viernes, 15 de octubre de 2010

Las posibilidades de los robots serpientes

Son de construcción escalable y por sus sensores y movilidad son idóneos para las operaciones de rescate

 

El U.S. Army Research Laboratory está desarrollando tecnologías de plataformas tipo serpiente, con objeto de disponer de sistemas más autónomos para funciones de búsqueda y rescate, una prioridad en las zonas en que se cumplen las misiones más peligrosas.

Se trata de robots que se mueven como serpientes y que son escalables en cuanto a sus dimensiones, pues se pueden construir de mayor o menor tamaño por adición de sectores o como subsistemas de otras plataformas mayores. Pueden arrastrarse, nadar, trepar o deslizarse por espacios estrechos a la vez que transmiten imágenes al operador. Para propulsarse se apoyan en las rocas, raíces e irregularidades del terreno, tal como hacen las serpientes.


Robotic Tentacle Manipulator

Los investigadores del Ejército los llaman Robotic Tentacle Manipulator. Se trata de un proyecto de desarrollo que amplía la investigación producida por el Carnegie Mellon University`s Robotics Institute.

El robot serpiente es escalable y se puede montar más grande o pequeño como un subsistema de una plataforma mayor como el sistema de robot Warrior que puede moverse por terreno accidentado y subir escaleras. El número de tentáculos o serpientes determina la amplitud y alcance de su capacidad de búsqueda y la de arrastrarse, nadar, trepar o deslizarse por espacios angostos mientras transmite imágenes al operador.

Los subsistemas están equipados con sensores electrónicos muy sofisticados, entre los que se encuentran detectores láser LADAR que proporcionan imágenes en tres dimensiones facilitando así ver la forma y las propiedades físicas como las caras de personas.

Gracias a estas plataformas, las tropas se pueden descargar de muchas tareas peligrosas. La extrema sensibilidad y adaptabilidad del tentáculo manipulador hace que cuando está inspeccionando un explosivo improvisado (IED) le permita removerlo con precisión, además de moverlo y rotarlo. Puede elevarlos para su examen y volver a dejarlos en su sitio suavemente, de forma que es improbable que se produzca una explosión.

Estas capacidades se pueden aplicar durante las inspecciones de cargas y en las misiones que se desempeñan en los puntos de control de vehículos, principalmente.

Los investigadores predicen que esta tecnología podría llegar a abrir una puerta, lo que siempre ha sido una meta difícil de alcanzar para la robótica, pues altos grados de articulación del manipulador podrían ser muy efectivos para agarrar y rotar diferentes tipos de abridores.

El material en desarrollo incluye un PC portátil con una gran pantalla y un interfaz muy sencillo. Cada tentáculo de 24 cm está dirigido por un sistema de control principal que se comunica con los motores que están embutidos en cada uno de los tentáculos. El motor dirige el movimiento de cada tentáculo individual y el controlador principal dirige a todo el conjunto.

En conjunto es un sistema de inteligencia distribuido que permite que algoritmos avanzados de manipulación controlen una plataforma compleja pero asequible.

 

Fuente: Revista Atenea

Suplemento Temático: Nuevas Tecnologías aplicadas a la Seguridad

Esta noticia ha sido vista por 608 personas.