Ver Suplemento Temático...

Seguridad Corporativa y Protección del Patrimonio.
Seguridad de la Información y Protección de Datos.

 

Revista de Prensa: Noticias

Miércoles, 27 de octubre de 2010

Colombia es subcampeón mundial en fraudes empresariales

El hurto de datos electrónicos superó los fraudes tradicionales, según un estudio de Kroll.

 

En Colombia, 94% de los negocios fue víctima de la delincuencia y 21%, de fraude informático.

La reputación empresarial de Colombia, que ha mejorado en los últimos años, sufrió un revés esta mañana. A la lista de problemas que agobian al país, se suma que ahora se clasifica como el segundo en todo el mundo en fraudes empresariales. Esto refleja refleja un pésimo nivel de la seguridad en las empresas, tanto física como informática.

De acuerdo con el más reciente estudio (inglés) realizado por The Economist Intelligence Unit para Kroll -una empresa de inteligencia empresarial­­­­-, titulado Global Fraud Report, Colombia ocupa el segundo puesto en los países más victimizados por el fraude, sólo detrás de China y por delante de Brasil. Eso no es lo peor: lo más preocupante de todo el panorama es que, según el estudio, ya ha causado que compañías nacionales dejen de crecer. Para rematar, el estudio prevé que las cosas empeoren.

El estudio de Kroll establece que el fraude y el hurto de información por primera vez en la historia han superado los otros tipos de fraude en el mundo, y dice que "el 94% de los negocios colombianos sufrió algún fraude en el último año, en comparación con el 88% global". El 21% está en la categoría de fraudes electrónicos, que incluyen hurto de información y ciberataques (a sitios web e infraestructura de las empresas), y el porcentaje podría crecer en los próximos años.

Las cifras de fraudes electrónicos en Colombia y Latinoamérica son un poco menores que en China y otros países de Oriente, pero no dejan de ser preocupantes y superan el 20% de las empresas, una cifra importante si se tiene en cuenta que sólo 30 de cada 100 latinoamericanos tiene acceso a Internet. Carlos Álvarez, abogado especializado en propiedad intelectual y nuevas tecnologías, cree sin embargo que los números reales del fraude electrónico pueden ser muy superiores. "En relación con Latinoamérica es muy complicado establecer si el fraude electrónico ha superado el fraude tradicional, porque no hay cifras oficiales, las empresas y las personas no denuncia porque no creen que esto les sirva, y por lo tanto no sabemos cuántas son las víctimas, con qué frecuencia ocurren los delitos ni a cuánto ascienden los montos de los fraudes".

Adicionalmente, el 88% de los empresarios nacionales que participaron en el sondeo realizado por Kroll dijo haber visto aumentar sus vulnerabilidades, lo cual también se encuentra por encima del promedio mundial, de 73%. El 52% de los ejecutivos dijo que han dejado de expandir sus negocios a otros países por culpa de los fraudes, incluidos los electrónicos.

Las causas del problema también son alarmantes. A diferencia de lo que ocurre en todo el mundo, en Colombia -y en América Latina en general- los principales actores detrás del fraude los propios vendedores o compradores de las empresas. Cuando las víctimas colombianas del fraude lograron identificar quién las atacaba, el 21% de las veces el vendedor era el actor clave, una cifra 3 veces mayor que el promedio mundial.

Otra gran fuente de fraudes viene de mandos medios o altos que dejan su trabajo en las empresas víctimas. El 42% de las encuestadas dijo que había sufrido fraudes a manos de antiguos empleados.

Por otro lado, en las 10 estrategias que Kroll recomienda para evitar el fraude informático, Colombia también se raja. En 8 de las 10, los negocios colombianos han invertido menos de la mitad del promedio mundial en protección, lo cual lleva a los investigadores a concluir que el problema seguramente empeorará antes de que mejore.

La única conclusión positiva que sacó el informe apunta a que los ejecutivos colombianos están enterados del problema y ya tienen planeado invertir en soluciones. Durante los próximos 12 meses, las empresas nacionales invertirán entre 25% y 40% más que el resto del mundo en las 10 estrategias que Kroll recomienda para evitar mejorar la seguridad general e informática, entre las que se destacan sistemas de gestión de riesgos, entrenamiento del personal, controles financieros y herramientas de seguridad informática.

Según Carlos Álvarez, si bien se está viendo una mejoría en la seguridad informática de las personas y las empresas, ésta no es suficiente porque los delincuentes también se están profesionalizando. "En general, las grandes empresas al igual que las pymes saben que hay riesgos informáticos, pero no saben ni cómo reaccionar ante un ataque ni mucho menos cómo prevenir los fraudes y otras amenazas en línea".



 

Fuente: El Tiempo.com
19/10/10

Suplemento Temático: Los nuevos retos del Director de Seguridad

Esta noticia ha sido vista por 1548 personas.