Ver Suplemento Temático...


Seguridad Colectiva y Defensa Nacional.

 

Revista de Prensa: Noticias

Viernes, 26 de mayo de 2006

Los extranjeros que entren en el Ejército tendrán que aprender historia de España

La Ley de la Carrera Militar fija que para ser oficial habrá que tener un título universitario - La norma introduce los permisos de paternidad

 

El primer reto del ministro de Defensa, José Antonio Alonso, será llevar a buen puerto la Ley de la Carrera Militar, encarrilada ya por el equipo de su predecesor, José Bono. Esta norma, fundamental para los militares en cuestiones como la integración de escalas, la enseñanza o las reglas de comportamiento, es una de las cuatro patas legislativas planteadas por Bono para la transformación y la actualización de las Fuerzas Armadas. Tras esta, que llegará al Congreso de los Diputados en junio previsiblemente, Alonso tendrá que meterse en faena con la Ley de Derechos y Deberes de los militares, que completará la «mesa» normativa ideada por su antecesor.

Por de pronto, el anteproyecto de Ley de la Carrera Militar, al que ha tenido acceso LA RAZÓN, ya incluye una buena dosis de novedades sobre los esquemas de enseñanza y de ascensos de los profesionales de las Fuerzas Armadas. La ya anunciada creación de la Universidad Nacional de la Defensa es uno de los pilares básicos de esta ley. Estructurada en facultades y escuelas, integrará a las academias de oficiales, la Academia General Militar, la Escuela Naval Militar, la Academia General del Aire, las Escuelas de los Cuerpos Comunes, la Escuela Superior de las Fuerzas Armadas y la Academia de oficiales de la Guardia Civil.

En un principio, la Universidad constará de la Escuela de Tecnología y Ciencias Experimentales, la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales y la de Ciencias Económicas y Empresariales. Tras muchos debates internos, el campus en el que se congregarán los alumnos de los tres ejércitos sólo impartirá un curso común en cada carrera, en el mismo campus. Tras ese año, los alumnos proseguirán con su formación, tanto militar como universitaria en las respectivas academias de la Armada, de Tierra y del Aire.

El acceso a la Universidad se producirá en las academias de oficiales, lo que supondrá que al tiempo que uno entra en las citadas academias, forma parte también de la Universidad. Por tanto, un militar que aspire a ser oficial deberá ingresar en su academia correspondiente, momento en el que iniciará los estudios universitarios, de modo que al concluir los cinco años será teniente y tendrá un título universitario del sistema educativo general.

En el caso de los suboficiales y la tropa y marinería, la Ley especifica que los centros en los que se formen tendrán la homologación y el reconocimiento para otorgar títulos del sistema educativo general. Para ser suboficial, por tanto, habrá que tener una titulación de técnico superior. Respecto a los soldados y marineros, la ley pero fija el objetivo de conseguir que estos militares, a lo largo de su carrera, obtengan el título de técnico de formación profesional de grado medio.

El concepto de Universidad Nacional de la Defensa es más abstracto que el una universidad «civil». Esta nueva institución la integrarán los diversos centros educativos de las Fuerzas Armadas aunando una enseñanza militar con una puramente universitaria pero manteniendo la situación geográfica que en este momento tienen esos centros.

En cuanto a los extranjeros que ingresen en las Fuerzas Armadas, cuya aceptación ya está regulada e incluye sólo a los que provengan de países de habla hispana y Guinea Ecuatorial, la nueva norma incluye un apartado específico referente a su formación. De hecho, el anteproyecto de la ley señala que «la enseñanza en la etapa de formación de los extranjeros para su acceso a la condición de militar de tropa y marinería tendrá como una de sus finalidades la de transmitir los conocimientos esenciales sobre la Constitución, historia y cultura de España».

Derechos y deberes. Aunque el ministro de Defensa deberá llevar al Congreso una Ley centrada exclusivamente en este aspecto, regulado hasta el momento en cuanto a los derechos y deberes fundamentales por la Constitución y las Reales Ordenanzas, la nueva norma de la Carrera Militar ya apunta algunas cuestiones al respecto. Por ejemplo, la Ley hace hincapié en que se deben redoblar los esfuerzos para alcanzar una verdadera igualdad de trato entre hombres y mujeres.

Éstas representan el trece por ciento de los militares españoles. Asimismo, introduce permisos en los supuestos de parto o adopción, tanto para las madres como para los padres, equiparando éstos a los que gozan los funcionarios de la Administración General del Estado. Y pretende equiparar, igualmente, las retribuciones de los militares con las de los funcionarios civiles, adaptando, eso sí, los sueldos a las características de las Fuerzas Armadas. Como deber, entre otros, señala que los militares profesionales estarán en disponibilidad permanente para el servicio, «materializada de forma adecuada al destino que se ocupe y a las circunstancias de la situación». El hecho es que esta disposición podría chocar con un aspecto regulado para la nueva Unidad Militar de Emergencias, ya que los efectivos que presten servicio en ésta recibirán un sueldo mayor que el resto por tener una disponibilidad permanente, algo que ha recibido las críticas de no pocos militares. Por último, en este apartado se regula también el servicio de asistencia religiosa a los militares. Para los miembros católicos de las Fuerzas Armadas ya existe el arzobispado castrense, que provee sacerdotes para el servicio en las unidades. Pero en el caso de que el militar sea evangélico, judío o musulmán, también podrá recibir asistencia religiosa.

Claves
  • Creación de la Universidad Nacional de la Defensa, que contará con la Escuela de Tecnología y Ciencias Experimentales, la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales y la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales.
  • La formación de los extranjeros incluirá conocimientos esenciales sobre la Constitución e historia y cultura de España.
  • Para el ascenso a teniente coronel se exigirán titulaciones obtenidas en el ámbito del perfeccionamiento.


 
Fuente: La Razón
23.05.06

Noticias relacionadas:

* El Ministerio de Defensa espera reclutar a 2.000 militares extranjeros a lo largo del 2005 (01.06.05)
* La futura ley de suboficiales recogerá un aumento de sueldo para 30.000 militares (11.05.05)
* Los años en el Ejército puntuarán como mérito para acceder a la Función Pública (04.05.05)
* La Ley de Soldados prevé reservar plazas para militares en las policías autonómicas y locales (21.04.05)
*
El Ministerio de Defensa pide más presupuesto para subir el sueldo a los soldados y los guardias civiles (20.04.05)
* El Ministerio de Defensa prima con tres pagas triples a los soldados de unidades críticas  (07.01.05)
*
El Ministerio de Defensa abrirá el acceso de extranjeros a la Flota para remediar la falta de marineros (18.11.04)
* Las Fuerzas Armadas pierden 2.500 soldados profesionales en el primer año sin mili forzosa (22.01.03)

Suplemento Temático: Formación y Seguridad

Esta noticia ha sido vista por 4535 personas.