Ver Suplemento Temático...

Seguridad Corporativa y Protección del Patrimonio.
 

Revista de Prensa: Noticias

Viernes, 4 de febrero de 2011

El gran golpe de la "banda araña"

Revientan dos cajas fuertes de un almacén de alta relojería y se llevan 6.000 piezas, cuyo valor de venta al público alcanza 12 millones de euros

 


La "banda araña" da el golpe en el barrio de Salamanca

El butrón más importante de los últimos tiempos. Este es uno de los casos que con más celo se sigue en la Jefatura Superior de Policía de Madrid. El robo millonario de miles de relojes de primeras marcas en un taller-almacén del distrito de Salamanca, hace apenas unas semanas. En total, tres millones de euros en miles de piezas que, según calcularon los denunciantes, podrían alcanzar entre los diez y los doce millones de euros si se tiene en cuenta su precio de venta al público.

Los hechos tuvieron lugar el pasado 10 de enero, de madrugada. Un grupo de delincuentes, no se sabe el número total de la organización, se presentaron en el número 42 de la calle de Francisco Silvela, en el distrito de Salamanca. Se trata de un edificio de altura escalonada, ubicado entre las calles de Eraso y de Ferrer del Río. Los dos vértices, desde una vista en altura, conforman una zona interior bastante amplia, con una fachada central y dos laterales.

Los ladrones, a diferencia de otros robos recientes, parece que sabían muy bien lo que buscaban. Incluso conocían las medidas de seguridad de ese edificio. Tanto es así, que llegaron a deshabilitar el sistema de alarmas que protegía al almacén, de la empresa LVMH, Relojería y Joyería Española, S. A., ubicado en la tercera planta. Según fuentes del caso, forzaron la puerta de entrada y llegaron hasta la azotea del inmueble. Desde allí, aprovechando el patio, se descolgaron hasta alcanzar la altura necesaria para penetrar en el edificio. Una vez lo consiguieron, practicaron un butrón y, por fin, se encontraron en el almacén de relojes.

Con sierras radiales

Se encontraron lo que allí esperaban: dos cajas fuertes repletas de relojes de primeras marcas: Louis Vuitton, TAG Heuer, Vacheron & Constantin... Utilizaron sierras radiales para destripar las dos cajas y se apoderaron de alrededor de 6.000 piezas, indicaron las fuentes consultadas por ABC, quienes apuntaron que algunos de los relojes sustraídos podrían ascender, en su precio de venta al público, a los 12.000 euros. Los ladrones huyeron con el botín. Uno de los elementos que se investiga es si alguien con algún tipo de relación con la empresa víctima del robo pudo haber pasado información a la banda, lo que en el argot se conoce como «santeros».

Lo que parece que pierde fuerza es la hipótesis de que los ladrones actuaran por encargo o «a la carta»; es decir, para un tercero que les contratara. Resultaría bastante difícil encontrar hueco para tantísimos relojes y de tan alta calidad en el mercado, según explicaron a este periódico fuentes del caso.

El responsable del taller víctima de este robo cuantificó el valor de lo sustraído en unos 12 millones de euros. De cualquier modo, hay que distinguir entre el lucro cesante —es decir, lo que han perdido los distribuidores de estas marcas al desaparecer los relojes del mercado— y el valor real de las piezas, que los expertos sitúan en unos 3 millones de euros. La Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta de la Brigada Provincial de Policía Judicial (UDEV) es quien ha tomado las riendas de esta investigación.

Una de las claves para que este «palo» terminase con éxito estaría en la pericia del grupo delictivo en burlar el sistema de seguridad privado contratado.

Trece robos en enero

El Gremio de Joyeros, Plateros y Relojeros de Madrid habla de 13 incidencias de seguridad en su ámbito en este mes de enero pasado. El año pasado no fue nada bueno para el sector. Según sus estadísticas, sufrieron 178 siniestros en toda la región. De ellos, 70 se correspondieron, precisamente, a robos con fuerza, entre los cuales se contabilizan también los butrones. Más de medio centenar (concretamente, 51) se produjeron en Madrid ciudad, según la mencionada estadística. En cambio, los robos con violencia o intimidación, lo que vulgarmente se conocen como atracos, sumaron «sólo» 32: la legislación es menos blandas en estos casos.


 

Fuente: ABC
03/02/11

Suplemento Temático: Seguridad en Centros Comerciales

Esta noticia ha sido vista por 1287 personas.