Ver Suplemento Temático...


Seguridad Colectiva y Defensa Nacional.

 

Revista de Prensa: Noticias

Martes, 1 de marzo de 2011

Valladolid, Toledo y Segovia se movilizan contra el cierre de sus Academias Militares

 

El PSOE negocia con Defensa la conversión de las instalaciones de Caballería en un parador. Diputados por las tres circunscripciones exigen al Gobierno que rectifique. En Valladolid se forman desde 1852 los oficiales de Caballería del Ejército. El PP pide que Chacón sea persona non grata en Toledo.

Las ciudades de Toledo, Segovia y Valladolid rechazan la decisión del Ministerio de Defensa de clausurar como centros superiores de enseñanza las Academias Militares de Infantería, Artillería y Caballería que acogen desde los siglos XVIII o XIX. Los grupos municipales del PP en los tres ayuntamientos y los diputados del Grupo Popular por las tres circunscripciones se movilizan para que el Gobierno rectifique en una reforma –obligada por la falta de fondos–, que consideran contraria a los intereses de sus ciudades y de la formación de los militares.

El consistorio vallisoletano debate mañana una moción para exigir a Defensa que se replantee el cierre de la Academia de Caballería, y el PSOE propone convertir el edificio principal de las instalaciones castrenses en un parador.

Gran malestar

Las protestas municipales han sido hasta ahora de rango menor, pues en los ayuntamientos de Toledo (Academia de Infantería) y de Segovia (Academia de Artillería) hay alcaldes socialistas (Emiliano García-Page y Pedro Arahuetes); pero en Valladolid la mayoría del PP, con el alcalde Javier León de la Riva al frente, convertirá el malestar de las ciudades afectadas en choque institucional.

En la capital castellana se forman desde 1852 los oficiales de Caballería del Ejército y mientras los populares rechazan la decisión de Defensa de que la academia pierda la condición de centro de enseñanza superior, los socialistas ya tienen planes para el cierre total del centro, instalaciones incluidas.

Con la puesta en marcha en septiembre pasado del nuevo modelo de enseñanza militar, que agrupa en la Academia General de Zaragoza toda la formación y titulación de los oficiales del Ejército en detrimento de la especialización que se desarrollaba en las de las Armas, el PSOE adelantó en Valladolid sus planes. Óscar Puente, candidato a la Alcaldía, aseguró que estaba en conversaciones con el Ministerio de Defensa para convertir el edificio de la Academia de Caballería en un parador de turismo con locales anejos para la celebrar congresos.
“Nos pidieron una propuesta y ya la tienen”, dijo el dirigente socialista al presentar su iniciativa de cambio para la capital ante las próximas elecciones municipales, además de sentenciar que “las instalaciones militares están abocadas a salir de la ciudad”. El candidato del PSOE cifró en 50 millones de euros el coste de la operación y la condicionó a que el PSOE se haga con la mayoría en el ayuntamiento y Zapatero siga en La Moncloa.

Parte de la ciudad

Por el contrario, en el PP consideran un agravio que el Gobierno prive a Valladolid de “su” Academia de Caballería, que consideran una institución más de la ciudad y un vínculo directo de sus ciudadanos con el Ejército, según explica la diputada Ana Torme. Tampoco entienden en el Grupo Popular que, pese a los recortes presupuestarios acometidos en Defensa, en la época de la especialización educativa y los másteres se reduzca la formación especializada de los oficiales y se rebaje un centro superior como es la Academia de Valladolid.

En el caso de Segovia, la preocupación por el futuro de la Academia de Artillería no es menor. “Es como si quisieran cerrar West Point”, opina el diputado Javier Gómez Darmendrail, que ha remitido una pregunta al Gobierno pidiendo explicaciones sobre la clausura de la Academia de Artillería como centro de enseñanza superior del Ejército.

Fundada por Carlos III en 1764, fruto y exponente del avance científico y militar de la España de la Ilustración, es un orgullo para la ciudad castellana y una de sus referencias históricas. También está entre las academias con más tradición. Cuando se abrió West Point al norte de Nueva York, los artilleros españoles llevaban 38 años graduándose en la capital castellana. El parlamentario del PP también considera necesario buscar fórmulas para que la Academia de Artillería siga como centro de enseñanza superior.

Estrategia común

Paloma Barredo, concejal y aspirante a la alcaldía de Toledo por el PP, ha ido más lejos que los dirigentes nacionales de su partido al promover una moción en el ayuntamiento para proclamar persona non grata a Carme Chacón por su decisión de poner fin a 171 años de historia de la Academia de Infantería. No salió adelante porque el PP carece de mayoría, pero la defensa de la Academia estará en los debates.

Arturo García-Tizón, diputado por Toledo y miembro de la dirección del Grupo Popular, reunirá en los próximos días a los parlamentarios y representantes de las ciudades afectadas para plantear una alternativa común que permita la supervivencia de las academias militares como centros superiores de enseñanza. La reunión estaba ya convocada para el pasado jueves pero el accidente de los artificieros en Hoyo de Manzanares hizo que el Grupo Popular retrasara la cita. 

Suplemento Temático: Formación y Seguridad

Esta noticia ha sido vista por 1324 personas.