Ver Suplemento Temático...


Dirección y Gestión de la Seguridad Global.

 

Revista de Prensa: Noticias

Miércoles, 23 de marzo de 2011

El 80% de las pymes tienen como meta en 2011 sobrevivir

Según el estudio anual “Radiografía de la pyme 2011” realizado por Sage en España.

 

Por segundo año consecutivo Sage presenta el estudio “Radiografía de la pyme 2011” que refleja la situación actual de autónomos y pymes en términos de necesidades, demandas, opiniones sobre el entorno socioeconómico y la administración pública, retos, el papel de las TIC y las perspectivas de crecimiento de negocio para el futuro. La conclusión definitiva que arroja el estudio es que la gran mayoría de las pymes y los autónomos consideran que no será hasta 2014 cuando se empiece a salir de la crisis económica debido a que 2010 fue un año más duro de lo que se esperaba y las previsiones se han tenido que ajustar a la realidad.

Sólo un 12% de los encuestados piensa de forma optimista que la situación puede mejorar en 2011 pero no se planifican inversiones en hardware, software, TI, inmuebles, contrataciones, ni tampoco se contempla la expansión geográfica. La excepción se encuentra en la formación y la innovación, áreas en las que más de la mitad de los encuestados sí piensa realizar inversiones.

Este exhaustivo análisis, que ha contado con una participación de 6.000 pymes de la península, Ceuta, Melilla, Baleares y Canarias, presenta unos resultados muy significativos e independientes que representan el 96% del tejido empresarial (3,3 millones) y por tanto, conocer su opinión es fundamental como motor absoluto de la economía del país. El estudio se articula en nueve bloques fundamentales que analizan las infraestructuras tecnológicas de la pyme y su evolución en términos de nuevas tecnologías, los diferentes canales de comunicación para llegar a sus clientes, el uso de internet, las pymes y la Administración, los entornos sociopolítico y socioeconómico de la pyme, las previsiones para 2011, etc.

En palabras de Rosa Díaz, Directora General de la división de Pymes, Autónomos y Formación de SAGE: “Esta radiografía que realizamos sobre las pymes y autónomos revela con exactitud la situación que están viviendo. Por nuestra continua apuesta por la innovación y nuestra experiencia sabemos que las pymes pueden alcanzar notables ventajas competitivas y favorecen un mercado más localizado, lo que fomenta un modelo de negocio a escala humana y por definición más sostenible y fundamental para el crecimiento de nuestra economía, de ahí que su opinión sea una herramienta tan valiosa”.

Sage cuenta con más de 6,3 millones de clientes en todo el mundo pertenecientes a empresas de todos los tamaños, además de Administraciones Públicas y Asesorías, por lo que su visión de negocio es totalmente global y exhaustiva. En consonancia con esta particularidad ha puesto en marcha también por primera vez a nivel mundial el “Sage Business Index”, un barómetro internacional que mide el comportamiento de las pymes y estudia las tendencias, afinidades y diferencias en diversos aspectos relacionados con la gestión y adopción de nuevas tecnologías. Abarca los resultados de EE.UU., Canadá y países europeos como Francia, Reino Unido, Alemania y España.

Las pymes y las nuevas tecnologías

El estudio presenta un panorama de la pyme y las nuevas tecnologías que todavía se encuentra dando sus primeros pasos. Del estudio se extrae que un 46’5% posee web corporativa y sólo un 9’1% la utiliza con fines comerciales, incorporando tienda on-line. En cuanto a los dispositivos móviles, un 65’6% utiliza el móvil tradicional y la Blackberry un 14’8%. De ellos un 71’2% lo utiliza solamente para realizar llamadas y un 16% para envío y recepción de emails.

Las redes sociales siguen siendo un segmento desconocido para hacer negocio. De hecho, un 73’65% no las utilizan y del 26’35% de las que sí lo hacen, sólo un 29% lo usa sólo en el ámbito profesional. Entre las más famosas, Facebook acapara una utilización del 70’22%, seguida de LinkedIn, con un 12’36% y Twitter con un 10,11%.

Además, del estudio se desprende que la mayoría de ellas (53’21%) todavía no utiliza ninguna herramienta para comunicarse y fidelizar a sus clientes. Las empresas que cuentan con este tipo de aplicaciones, el (46,79%), suelen ser sistemas tradicionales (un 27% emplea teléfono, un 26% el correo electrónico, un 20% las visitas presenciales, y un 14% el correo postal).

Las herramientas tecnológicas específicas como el CRM cuentan aún con poca implantación en las pymes, siendo utilizadas sólo por un 1,48% de los empresarios. La mayoría no está interesada en vender por Internet y tampoco utilizan el teléfono como canal principal de venta y sigue confiando en la venta presencial.

Sin embargo, el dato positivo es que demuestran una predisposición a tener aplicaciones de gestión relacionadas con sus negocios a través de Internet. Más de un 50% respondió afirmativamente, valorando sobre todo el acceso a los datos a través de la web y tener un único proveedor para las comunicaciones y las soluciones integrales de gestión. Otro dato significativo es que el uso de la factura electrónica todavía no está extendido, un 47’43% no la utiliza porque sus clientes y proveedores tampoco lo hacen (según un 53%) aunque un 38’28% sí se plantea utilizarla en el futuro. En este mismo ámbito, el 65’6% de las pymes y autónomos no disponen aún de DNI electrónico y del porcentaje que sí lo tiene lo emplea sobre todo para los trámites con la administración (casi un 50%). De hecho, un 48’27% presenta los modelos oficiales a la administración telemáticamente y un 42’44% a través de un asesor externo.

En términos de soluciones de gestión empresarial, las áreas que cuentan con ellas se distribuyen de la siguiente forma: un 34’35% son de gestión contable, mientras que un 21,73% se centran en la gestión de facturas.

Del 1 al 10, la pyme valora que las soluciones tecnológicas son imprescindibles para su negocio con un 6’9, y con un 6’2 que ha aumentado su relevancia respecto a años anteriores. El principal beneficio del uso de las TI es que ahorran tiempo/dinero, además de que permiten tener una información fiable y tiempo para la toma de decisiones, mejoran la relación con los clientes actuales y permiten captar nuevos para incrementar el negocio.

Las pymes y la Administración

La mayoría de pymes y autónomos considera que los requerimientos administrativos para la creación de una empresa siguen siendo muy complicados, cifra que sustentan el 68’41% de los encuestados. Como principales barreras para el emprendimiento destacan la falta de financiación con un 64’58% y un 15’74% aludió al miedo al fracaso.

Otro de los puntos que conviene resaltar, es que un 53’75% de las pymes desconocen la existencia de subvenciones y un 78’53% no la ha solicitado ni una sola vez. Por otra parte, un 83% de las pymes nunca han obtenido una subvención para adquirir productos y servicios.

A los que se les ha concedido alguna subvención, en el 51’6% era de procedencia autonómica, mientras que un 33’61% correspondió a la estatal y un 13’11% vino de fondos de la Unión Europea.

Al no contar con estas ayudas, es lógico pensar que el 56% de las pymes no realizó ninguna inversión informática. De los que sí lo hicieron, el PC fue la principal adquisición (un 45’39%), seguido de los portátiles (un 33’48%) y nuevos servidores (10’34%). En cuanto a las soluciones de gestión, un 60’81% no compró ninguna y el resto invirtió en la adquisición de aplicaciones de gestión contable (34’9%), seguridad (24’323%) y gestión de facturas (16,86%).

Es importante, por tanto, que las pymes y autónomos reciban más información sobre las ayudas a las que pueden optar, ya que se pierden muchas subvenciones por desconocimiento, que pueden servir de acicate para fomentar la creación y modernización de este segmento.

Impacto de la crisis

Muchas veces se considera que una crisis económica puede generar oportunidad en algunos sectores de negocio. No es el caso de la pyme, que en un porcentaje del 64% considera que no es una oportunidad, muy al contrario, un 88% manifiesta que la crisis les ha afectado considerablemente. En lo que se refiere a ventas, un 72’89% expresa que éstas han bajado frente a un 7,92% que ha conseguido crecer. En materia de beneficios, también descendieron considerablemente, un 76’75% y sólo un 6’8% aumentaron.

También descendió el número de clientes para un 60,5% de los encuestados. Un 50,79% de las pymes y autónomos están especialmente preocupados por la morosidad en sus negocios, mientras que el segundo nivel de preocupación es el pago de las nóminas, para el 15’53%.

Previsiones para 2011

La salida de la crisis sigue siendo la preocupación máxima del tejido empresarial que conforman pymes y autónomos. Un 32’39% sitúa la salida y superación de la crisis entre 2015 y 2020, mientras que un 17,46% piensa que será en 2014. El 22’34% opina que saldremos en 2013 y finalmente, un 18’17% en 2012.

Si comparamos las cifras con el año pasado, las pymes tenían mucha confianza en salir pronto de la crisis pero la economía general ha vivido un año más duro de lo esperado. Las empresas, por lo tanto, han reducido su optimismo en este tema y se ha apegado más a la realidad, apostando por una salida de la crisis más a largo plazo.

Con la vista puesta en 2011, la situación económica actual se mantendrá según un 36% y empeorará de acuerdo con un 29’6%. Sólo un optimista 12% piensa que puede mejorar. De hecho, un 80% tiene la supervivencia fijada su como única meta de negocio y sólo un 9,8% piensa en la expansión geográfica. Tampoco prevén solicitar un crédito bancario, el 77% se manifiesta contrario a hacerlo.

De cara a 2011, el 79,57% de los consultados manifiestan que no realizarán ninguna inversión en hardware y TI. El software tampoco es un mercado en el que se vaya a invertir, un 77’8% no lo tiene entre sus previsiones.

La innovación para un 59% no estará entre sus inversiones y la formación es el único ámbito en el que hay un equilibrio entre quienes van a invertir y quienes no lo harán. Un 46,6% sí llevarán a cabo formación en sus empresas, frente al 53’4% que no lo hará. Lo que sí parece claro para la mayoría, es que más del 83% de las empresas no realizará contrataciones en 2011.

La pyme, en un 39’5%, opina que a nivel mundial la economía se recupera levemente, mientras que para el 19,9% permanecerá igual. En España el panorama es muy diferente debido a que piensan que empeora significativamente un 46,7%, un 25’3% cree que empeora levemente, y permanece igual para un 16’6%.

El porqué de estas cifras tan poco alentadoras hay que buscarlo en la pérdida de competitividad de España por la crisis económica respecto a los países de la UE. Para el 85’71% de los participantes la inversión en I+D+i es insuficiente y según el 25’2% también se ha perdido competitividad por la baja productividad de los trabajadores (23,5%) y la falta de formación y especialización en el trabajo (18,9%).

Fuente: Boletín Dintel

Suplemento Temático: Los nuevos retos del Director de Seguridad

Esta noticia ha sido vista por 663 personas.