Ver Suplemento Temático...


Seguridad Pública y Protección Civil.

 

Revista de Prensa: Noticias

Lunes, 4 de julio de 2011

Un aliado contra la violencia de género

Nadie duda de la cercanía y el apoyo que pueden brindar los perros a las personas. Ese pequeño amigo también puede llegar a ser la salvación para muchas mujeres que por desgracia son víctimas de la violencia machista

 


En el entrenamiento suele oscilar entre uno y tres meses y es necesaria la
presencia del perro y su dueña para obtener resultados eficaces

Fernando Soleto, director de la Escuela Canina de Solcan, lleva más de dos años trabajando en el proyecto Escan, donde el perro se convierte en el principal «compañero» de una mujer que está rota por dentro. «La base se encuentra en establecer un buen entrenamiento de los perros para detectar agresores y crear un fuerte vínculo de unión con su dueña» afirma Soleto.

Desde 2008 un amplio equipo de profesionales entre los que se encuentran psicólogos, pedagogos y antropólogos trabajan a diario para hacer que las víctimas de esta lacra vuelvan a sonreír y pierdan el miedo que muchas veces sienten al salir a la calle y pensar que en cualquier momento la que es, o era, su pareja podrá agredirla.

«El trabajo comienza cuando la víctima nos enseña una denuncia real de malos tratos. A partir de aquí el equipo de psicólogos estudia su caso y su aptitud para ver si es apta en el entrenamiento. Si es así, empezará una fase que durará entre uno y tres meses donde el perro y ella crearán una fuerte conexión a través de una preparación basada en la defensa de su dueña ante situaciones violentas», explica el director de Solcan.

Segunda oportunidad

Hay que destacar que no vale cualquier tipo de perro para defender como es adecuado a su dueña. «Sobre todo hay que mirar el valor, carácter y estructura ósea del animal, ya que el can tiene que estar predispuesto desde un principio a la obediencia». El cariño que este grupo siente hacia los animales les hace buscar en muchas ocasiones a sus perros fuera de los criaderos. «Las perreras tienen una gran cantidad de perros con unas características muy adecuadas para la defensa de la mujer contra la violencia de género. Por eso y antes de que muchos de ellos fallezcan allí porque nadie los adoptara preferimos rescatarlos y darles una segunda oportunidad», asegura el director de Solcan.

Por ahora el principal objetivo de este equipo es seguir en su lucha contra el maltrato de una forma diferente a la vez que esperan que su propuesta sea algún día estudiada a conciencia por el Ministerio de Igualdad. «Es deplorable que el número de mujeres que sufren malos tratos aumente a pasos agigantados día tras día y que no se dé con una medida eficaz para frenar esta lacra que azota a nuestra sociedad. Hay que buscar alternativas, ya que las pulseras y medios mecánicos no son del todo eficaces», confiesa indignado Soleto.

Ya son muchas las mujeres que se han beneficiado del gran apoyo que les ha brindado en su defensa el que es sin duda el mejor amigo del hombre. «Por ellas y por lo satisfactorio de los resultados que estamos teniendo seguiremos ofreciendo lo mejor de nuestro trabajo», concluye.



 

 

Fuente: La Razón
17/06/11

Suplemento Temático: Mujer y Seguridad

Esta noticia ha sido vista por 349 personas.