Ver Suplemento Temático...


Seguridad Colectiva y Defensa Nacional.

 

Revista de Prensa: Noticias

Viernes, 26 de agosto de 2011

Chacón deja la enseñanza militar sumida en una crisis y con suspensos masivos

El 40% de los cadetes no consigue aprobar en junio los estudios de ingeniería. La ministra concluirá su etapa sin desarrollar ningún plan original de modernización.

 

La etapa de Carme Chacón al frente del Ministerio de Defensa pasará a la historia como la época de los mayores recortes presupuestarios que han sufrido las Fuerzas Armadas desde la Transición, la única en que no se aprobó plan original alguno de modernización, y como la de la crisis de la enseñanza militar. Chacón deja empantanada la reforma de la formación de los militares.

El primer curso del sistema de doble titulación de los oficiales impulsado por el Gobierno socialista –ingeniería civil más formación castrense– tiene más asignaturas pendientes que aprobados. En la Academia General Militar, los cadetes atraídos por el título civil pero sin vocación militar –un 22%– dejaron los estudios en el primer trimestre. Los demás, que querían ser militares, han tenido muchos problemas con las asignaturas de ingeniería de organización: el 40% suspendió en junio, según reconoce el propio ministerio. Amenaza con ser la promoción de oficiales del Ejército más corta y con más repetidores en toda la trayectoria de la academia.

En la Armada y en el Ejército del Aire, la reforma de la enseñanza ha supuesto un cambio menos traumático. En el primer caso, los aspirantes tenían mucho más claro a lo que iban y las bajas por desconocimiento de la dureza de la vida militar y falta de vocación fueron similares a las de otros años en la Escuela Naval ubicada en Marín. El problema para los cadetes de la Academia del Aire situada en San Javier es muy distinto: el Centro Universitario de la Defensa les ofrece un título de Ingeniero Industrial en cuyo plan de estudios falta casi el 40% de las materias específicas que se imparten en la Universidad civil correspondiente.

En resumen, los estudios no son homologables en la práctica, según han denunciado los colegios y asociaciones de ingenieros. Además, se exige menos formación específica y tienen menos asignaturas técnicas los cadetes del Ejército del Aire que los de Tierra, pese a que vayan a compartir el título civil agregado de Ingenieros en “Organización Industrial”.

En el Centro Universitario de la Defensa, adscrito a Academia General Militar, la media de suspensos en las 10 asignaturas de ingeniería impartidas a los cadetes este curso ha estado en un 40%, según ha reconocido su director, Antonio Elipe. Para la doble titulación de los oficiales, Defensa suprimió las oposiciones para entrar en las Academias y la Escuela Naval. Hubo el doble de aspirantes, pero al suprimirse el primer filtro formativo y vocacional aumentan las bajas de entrada y los suspensos a final de curso.

Además, durante todo el año se han desarrollado conversaciones entre las autoridades del Ministerio de Defensa y los representantes de los ingenieros para solucionar el problema de las homologaciones de los títulos y ni siquiera hay acuerdo todavía sobre la denominación de aquellos. El Gobierno ofrece una ingeniería civil a los futuros oficiales que, según los profesionales de la ingeniería, no sirve para el desempeño de su trabajo. No están dispuestos a colegiarlos en un futuro por considerar que carecerán de la formación necesaria para trabajar como ingenieros.

Pese a la contundencia de los datos comparativos entre los planes de estudios del Centro Universitario de la Defensa en Murcia (correspondiente al Ejército del Aire) y los propios de las universidades civiles que han aportado los ingenieros, Defensa no cede e insiste en mantener su oferta de título en Ingeniero de Organización Industrial para el próximo curso. Sólo se plantea incluir más clases de inglés y se resiste incluso a retirar la palabra “industrial”.

Doble titulación

Para completar la crisis que deja Chacón en el Ministerio de Defensa con la reforma de la enseñanza militar, el próximo curso se impondrá para los suboficiales el mismo sistema de doble titulación civil y militar que no acaba de arrancar en el caso de los oficiales. Los futuros sargentos serán también “técnicos superiores de formación profesional”. Los centros de formación impartirán estudios para otorgar hasta 17 títulos distintos que pretenden que sean homologables a los civiles. De los tres cursos académicos impartidos a los suboficiales, uno se dedicará a la formación militar y dos a la obtención del título superior.

Fuente: La Gaceta
20/06/11

Suplemento Temático: Formación y Seguridad

Esta noticia ha sido vista por 1162 personas.