Ver Suplemento Temático...


Seguridad Colectiva y Defensa Nacional.

 

Revista de Prensa: Noticias

Sábado, 3 de septiembre de 2011

Gadafi sigue en Libia y está rodeado, según uno de sus más viejos enemigos

El Hariri afirma que el dictador "es tan tozudo que aún cree que puede gobernar" | El ex dictador, al parecer, sólo puede estar en Beni Ualid o Sirte, su ciudad natal | "Puedo garantizar que no hay ninguna negociación con Gadafi", dice Hariri

 

Soldados del CNT vigilan la plegaria en la plaza de los Mártires de Trípoli AFP / Patrick Baz

"Muamar el Gadafi está en Libia y rodeado, pero no estoy seguro de dónde", dijo ayer a La Vanguardia el general Omar el Hariri, el militar represaliado por el ex dictador y que, sin embargo, consiguió sobrevivir y mantenerse en el ejército. El Hariri pasó quince años en la cárcel por un intento de golpe contra Gadafi en 1975, y cuando estalló la revuelta en febrero pasado se hallaba en arresto domiciliario. Entre marzo y mayo dirigió el Ejército Nacional de Liberación, que suministró armas a las milicias y acabó por fundirse con ellas.

"Aunque todo esto lo llevan los políticos, puedo garantizar que no hay ninguna negociación con Gadafi". Según el general, que ya no es ministro de Defensa de los rebeldes pero sigue siendo miembro del Consejo Nacional de Transición (CNT), "Gadafi es tozudo y todavía cree que va a poder gobernar Libia", razón por la que no habría huido a Argelia con parte de su familia.

Si Gadafi está rodeado, sólo puede ser en dos sitios, Bani Ualid o Sirte. "Quizá esté en Bani Ualid", afirma el militar más antiguo en la cúpula del CNT. Con él sólo quedarían, dice, "dos o tres generales". "Los hijos de Gadafi, Saif al Islam y Saadi, han hablado según la conveniencia del momento, y están desesperados buscando atención". El Hariri no quiso contestar a la pregunta de si Saif el Islam está en Sirte, donde afirmó tener una fuerza de 20.000 hombres. La tregua declarada por el CNT acababa dentro de una semana. Al parecer, se pretende un asedio de la ciudad en toda regla, el tiempo suficiente para que se agoten los víveres y el agua. El Hariri afirmó que "se sigue intentando negociar" con los notables de la ciudad.

"No quisiéramos atacar, salvo si nos vemos forzados, pero creo que se van a rendir, en Sirte, Bani Ualid y Sebha, y se unirán a nosotros", dijo respondiendo a la pregunta de si las milicias van a lanzar una ofensiva sobre Bani Ualid. "Las cosas pueden cambiar, hay que esperar y ver, pero yo creo que se rendirán. Lo que no habrá es otra tregua de una semana. Si das una oportunidad a una ciudad habría que dársela a otras", manifestó un minuto después de afirmar que "la tregua es la misma para los dos sitios". Bani Ualid y Sirte podrían ser las batallas finales de la guerra de Libia pero la que se puede librar en la tierra natal de Gadafi, en una ciudad de más de cien mil habitantes bien fortificada –aunque castigada por los bombardeos de la OTAN– se prevé sangrienta.

Según otras fuentes rebeldes, las brigadas milicianas –de Misrata, de Zintan...– ya se han puesto en marcha hacia Bani Ualid, a unos 120 kilómetros al sudeste de Trípoli, territorio de la gran tribu warfala, aliada tradicional de Gadafi. Aparentemente, Bani Ualid no estaría defendido por fuerzas importantes. Mientras, otras tropas milicianas siguen avanzando hacia Sirte para cerrar el cerco. Algunas brigadas se encuentran en Uadi Hauarah, a sólo 50 kilómetros, informa Ap.

En cuanto a la lejana ciudad de Sabha, en el sur, no parece haber prisa. Sabha es la ruta hacia la frontera de Argelia. Otros pasos fronterizos están cerrados pero éste, por el que escaparon la esposa, la hija y dos hijos de Gadafi con sus familias, sigue abierto. Omar el Hariri no quiso comentar los rumores sobre una negociación con Argel –que no ha reconocido aún al CNT– para que devuelva a Libia a los huidos.

La jefatura del Consejo Nacional de Transición, con su presidente Mustafa Abdel Yalil, llegará pronto a Trípoli, según miembros del CNT de la capital. Abdulatil Eltik pidió comprensión ante problemas como el suministro de agua y electricidad. "Hay problemas, pero la ciudad ha sido liberada hace tan sólo siete días, y no tenemos –señaló– el panorama que se decía que tendríamos". El momento en que pueda declararse la capital completamente tranquila y en orden será cuando se puedan reabrir las escuelas, y eso ocurrirá, dijo Eltik, "a finales de septiembre o comienzos de octubre". Un aspecto que no hay que olvidar es que, como dijo el general El Hariri, "estamos en situación de guerra". "Gadafi ha dejado minas y armas por todas partes, pero ya tenemos equipos de desminado y sólo es cuestión de días retirar las minas y encontrar las armas".

Otro signo de normalidad será, dentro de poco, la puesta en circulación del equivalente en dinares libios de cien millones de dólares en efectivo, que han sido liberados de los fondos retenidos en Turquía y han llegado ya a Trípoli, según confirmó el ministro de Finanzas, Ali Tarhuni. Este dinero será distribuido, dijo, a través de créditos blandos, especialmente entre la amplia clase funcionarial.

 

Fuente: La Vanguardia

03.09.11

 

 

Especial: Foro para la Paz en el Mediterráneo

Esta noticia ha sido vista por 904 personas.