Ver Suplemento Temático...


Seguridad Pública y Protección Civil.

 

Revista de Prensa: Noticias

Martes, 20 de septiembre de 2011

Robos en apenas 30 segundos

El refuerzo policial proseguirá pese a la detención de uno de los chicos más reincidentes de la supuesta banda. La Policía atribuye los asaltos en dos barrios de Oviedo a los mismos menores

 


En Casa Fausto, en Colloto, han robado tres veces este año

Ya entrada la noche, cuando las calles quedan desiertas, más aún en barrios del extrarradio de la ciudad, un grupo de jóvenes se desplaza hasta la localidad de Colloto. Controlan que nadie les vigila y buscan la alcantarilla más cercana. Entre varios cogen la tapa del desagüe y el cronómetro comienza a correr. La maniobra debe ser rápida: lanzan el pesado metal contra la luna del establecimiento, entran, cogen el cajón de la caja registradora y huyen. Han pasado apenas 30 segundos y aunque la alarma ha comenzado a sonar, la patrulla de la Policía Nacional llega tarde.

El relato es real, lo que recogieron hace una semana las cámaras de videovigilancia de la sidrería El Calderu, en Colloto, uno de los establecimientos escogidos por la banda de menores que ha vuelto a actuar. Ha regresado a los actos delictivos, porque, según informó la Policía Nacional, se trata de los mismos jóvenes que desde abril han robado, presuntamente, en una decena de comercios del cercano barrio de La Corredoria. «Se nota que tenían el sistema controlado. Quedó grabado en el circuito de cámaras y se fueron en 30 segundos. A mí me han robado tres veces en 15 días», explica Enrique Álvarez, propietario de la sidrería.
 
En Colloto, una zona tranquila donde los vecinos aún se conocen por el nombre, los robos se han incrementado desde mediados de agosto. Ya a principios del año se registró algún asalto, pero nada que ver con la asiduidad de las últimas semanas. «En lo que va de año me han entrado tres veces. Son peores los desperfectos que causan que lo que se llevan», comenta José Manuel Suárez, dueño de la sidrería Casa Fausto. Hace justo una semana reventaron la persiana del local y se llevaron el cambio de la caja, un jamón y un lomo. «El equipo de limpieza lo descubrió. Actúan en un abrir y cerrar de ojos», describe Suárez.
 
Tatiana Fonoage, empleada de la cafetería Steel, comparte la opinión. En su caso, los asaltantes lograron acceder al local en el segundo intento. En mayo, cuando la presunta banda de menores iniciaba su actividad delictiva en la ciudad, intentaron reventar una puerta trasera. De hecho, era también el sistema que usaban en La Corredoria, según la descripción que la Policía realizó antes del verano: «Esa primera vez no consiguieron entrar. En julio lo lograron. Reventaron las cerraduras de la puerta principal y se llevaron el cambio de la caja. En total, unos 200 euros», detalla.
 
Más patrullas
 
El 'modus operandi' de los atracos denunciados en La Corredoria y en Colloto era el mismo. Entre los vecinos y hosteleros se comentaba que podía tratarse de los mismos, una afirmación corroborada la pasada semana por el delegado del Gobierno, Antonio Trevín. «La rotura de cristales con una alcantarilla puede ser habitual en algunas zonas del Mediterráneo, pero aquí es inusual. En este caso, se trata de un problema de personas que son menores de edad, que ya tuvieron varias detenciones y que tienen un tratamiento singular que está en nuestro propio régimen jurídico», afirmó Trevín, quien garantizó un incremento de la presencia policial en los barrios.
 
En Colloto dicen que lo notan. «Yo no tengo ninguna queja de la Policía Nacional. Se han implicado mucho en la investigación y se ven más patrullas. Como actúan tan rápido es muy difícil pillarles», valora el hostelero Enrique Álvarez.
 
No obstante, menos de 24 horas después de las palabras de Trevín, los agentes detuvieron a dos chicos de 15 y 17 años cuando intentaban perpetrar un nuevo robo en La Corredoria.
Tras el arresto pasaron a disposición del Fiscal de Menores. El pasado sábado, los agentes arrestaron a uno de los presuntos autores de los robos. Acaba de cumplir 18 años y, con 14 detenciones a sus espaldas por robos en comercios, ha sido enviado por el juez a la cárcel de Villabona. Los hosteleros esperan que con estas detenciones cesen los asaltos.

Fuente: El Comercio
05/09/11

Suplemento Temático: Seguridad en Centros Comerciales

Esta noticia ha sido vista por 1412 personas.