Ver Suplemento Temático...


Seguridad Pública y Protección Civil.

 

Revista de Prensa: Noticias

Martes, 18 de octubre de 2011

La cruz de la subinspectora Mendoza

Es la primera policía local de Extremadura que logra esta distinción. Se le concede por su trayectoria profesional de veintinueve años

 


La subinspectora Mendoza posa, ayer, con la
cruz concedida

1982 fue el año del mundial de España, de la primera victoria electoral de Felipe González, de la guerra de las Malvinas, de la matanza de Sabra y Shatila y de la presa de Tous. Ese mismo año se producía otro hecho en Cáceres, no de la relevancia ni de la importancia de los anteriores, pero sí significativo del cambio que poco a poco experimentaba la sociedad cacereña, ya que en 1982 se incorporaron al cuerpo de la policía local las primeras seis mujeres.

Una de ellas era Isabel Mendoza Barroso, actual subinspectora de las unidades de Protección del Medio Ambiente y del Grupo Especial de Seguridad de la Policía Local de Cáceres. Veintinueve años después vuelve a abrir el camino a otras agentes, ya que ha sido la primera policía local de Extremadura en recibir la Cruz al Mérito Policial con distintivo blanco, condecoración que ha concedido el Ministerio del Interior a propuesta de la comisaría de Cáceres.

"Un orgullo impresionante", contestaba ayer la subinspectora a la pregunta de qué supone para ella este premio. La cruz se le concede como reconocimiento a una trayectoria profesional que ella tenía clara desde un principio. "Entré en la policía local por vocación, tenía la diplomatura en Magisterio, pude haber ejercicio como maestra, pero me gusta ser policía", asegura.

Los comienzos fueron "muy difíciles" y cuando fue ascendiendo resultó "complicado estar al frente de grupos de hombres que tenían que estar al mando de una mujer". Ahora es distinto porque "las mentalidades y los cuerpos y fuerzas de seguridad han cambiado".

La consecución de la cruz no la hará ni mejor ni peor agente de policía, "el trabajo va a ser el mismo, de cara al ciudadano", pero sí lo desempañará con "la satisfacción de que tu trabajo se ha reconocido".

El ayuntamiento resumió ayer su trayectoria en la policía. Ingresa en 1982. En 1988 asciende a cabo. En los años noventa trabaja en la atención y la prevención de la violencia de genero. En 2001 se pone al frente de la Unidad de Mediación Social y en 2008 es la subinspectora de la Unidad de Protección de Medio Ambiente, función a la que suma en 2010 la de subinspectora jefe del Grupo Especial. El recuerdo que más le marcó fue la explosión que se produjo en la residencia sanitaria en 1997.


 

Fuente: El Periódico Extremadura
08/10/11

Suplemento Temático: Mujer y Seguridad

Esta noticia ha sido vista por 1077 personas.