Ver Suplemento Temático...


Seguridad de la Información y Protección de Datos.

 

Revista de Prensa: Noticias

Viernes, 11 de noviembre de 2011

El lado 'friki' disuade a las chicas de entrar en ciberseguridad

No había colas en el baño de mujeres. Eso era poco común para un acto con miles de asistentes, pero normal en el campo de la ciberseguridad, donde la imagen futurista choca con una brecha de género 'a la antigua'.

 

No había colas en el baño de mujeres. Eso era poco común para un acto con miles de asistentes, pero normal en el campo de la ciberseguridad, donde la imagen futurista choca con una brecha de género 'a la antigua'.

En las convenciones y congresos de ciberseguridad y 'hackers', las mujeres son una clara minoría en el mar de hombres que llenan las escaleras, los grandes salones de hotel y que hacen negocios en los pasillos. Algunos hombres se quejan de que en las fiestas del sector faltan mujeres.

Mientras el Gobierno de EEUU y el sector privado intentan reforzar con urgencia sus sistemas de seguridad informática, este campo de las tecnologías de la información sigue siendo de mayoría masculina.

Los expertos dicen que la falta de mujeres no es tanto un asunto de discriminación como el hecho de que las jóvenes no piensan en este campo como en una opción profesional. Lo atribuyen en parte a una poco atractiva imagen 'friki' ofrecida por las películas, y a la falta de habilidades informáticas en las chicas jóvenes que los chicos desarrollan jugando a los videojuegos.

El personaje del empollón solitario que muestran el cine y la televisión, con sus gruesas gafas y soldando circuitos en una habitación similar a una mazmorra, rodeado de ordenadores y comiendo pizza, puede ser disuasorio.

Phyllis Schneck, jefa de tecnología para el sector público en McAfee, dice que ella era una de las pocas mujeres que estudiaba informática en su clase de la Universidad Johns Hopkins y que sus amigas solían hacer bromas de 'frikis'.

"Pero cuando llegaba la hora de arreglar sus ordenadores porque se habían comido su trabajo de fin de curso, era a mí a quien pedían ayuda", dijo.

Lucinda Sanders, cofundadora del Centro Nacional para Mujeres y Tecnologías de la Información, también estaba en la minoría.

"A menudo era la única mujer en la habitación, y a menudo la única jefa en la habitación", comentó esta ex ejecutiva de AT&T Bell Labs.

Una vez, cuando era jefa de tecnología, acudió a una reunión a informar a unos clientes, y Sanders recuerda que querían saber dónde estaba su jefe, el jefe de tecnología.

Declive informático

Aunque son aproximadamente la mitad de la fuerza de trabajo cualificado, las mujeres sólo suponen el 25 por ciento de los empleos en tecnología, según estadísticas de la página web del NCWIT.

En 1985, cuando el campo era relativamente nuevo, las mujeres llegaron al 37 por ciento de los títulos en informática. Ése fue el máximo, y en 2009 la cifra era del 18 por ciento, y del 11 en universidades de investigación.

El Gobierno y el sector privado quieren atraer más mujeres a la seguridad informática por motivos muy prácticos: la necesidad de una base mayor de talento y la innovación que viene con la diversidad.

Richard 'Dickie' George, que se retiró hace poco de su puesto como máximo responsable de la Agencia de Seguridad Nacional, señaló que el asunto de la seguridad informática es importante y es difícil superar en número al personal que se dedica a ello en países como india en China.

"Así que tenemos que ser más creativos y más innovadores. Y sencillamente no vas a conseguirlo si no reclutas de la mitad de la población".

Tanto George como Sanders esperan que el cambio hacia un equilibrio mayor llevará una década o más.

Sanders dijo que le gustaría que las mujeres alcanzaran un tercio del personal de tecnologías de la información.

"Es (la cifra) en la que el género ya no es la conversación. Es cuando ves gente suficiente en el entorno para no sentirte peculiar".

Pero dado que los hombres ocupan la mayoría de las posiciones de poder, son los que tienen que impulsar el giro para atraer más mujeres a la informática.

Schneck dijo que, dado que ahora la gente está rodeada de tecnología con ordenadores, teléfonos y tabletas, puede haber llegado la hora de retirar la imagen 'friki' que se popularizó durante el auge de las 'puntocom' y ver la profesión tan corriente como la de médico o abogado.

"Creo que ahora ya es cuestión de tiempo quitarle el elemento 'friki'", aseguró.

 

Fuente: Qué
27/10/11

Suplemento Temático: Mujer y Seguridad

Esta noticia ha sido vista por 282 personas.